domingo 29 de enero de 2023
BLOOMBERG Proyecciones

Analistas de Brasil ven tasa e inflación más altas a largo plazo

Analistas de Brasil elevaron sus estimaciones para la tasa de interés en 2024 y para la inflación en 2025 mientras el banco central sigue atentamente el multimillonario plan de gasto social del presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva.

19-12-2022 10:06

Analistas de Brasil elevaron sus estimaciones para la tasa de interés en 2024 y para la inflación en 2025 mientras el banco central sigue atentamente el multimillonario plan de gasto social del presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva.

Banco central Brasil vuelve a elevar el pronóstico de crecimiento para 2022

La tasa de referencia Selic alcanzará un 9% en diciembre de 2024, por encima de la estimación anterior de un 8,5%, según una encuesta semanal del banco central publicada el lunes. La inflación anual llegará a un 3,10% a fines de 2025, muy superior a la meta de 3% de la autoridad monetaria para ese año.

Rising Bets | Brazil analysts see higher rates and inflation

El Congreso de Brasil reanuda esta semana la votación sobre la propuesta de Lula de aumentar el tope del gasto público en 145.000 millones de reales (US$27.300 millones) para pagar algunas de sus promesas de campaña, una medida que podría presionar la inflación. La semana pasada, el ministro de Finanzas entrante, Fernando Haddad, trató de calmar a los inversionistas diciendo que propondrá un marco fiscal “responsable”, y que no es el momento de estimular la economía mediante el aumento de los gastos del Gobierno.

La inflación en Brasil aumentó menos de lo previsto en noviembre

El presidente del banco central, Roberto Campos Neto, dijo la semana pasada a la prensa que las estimaciones de inflación a largo plazo están “parcialmente” influenciadas por preocupaciones fiscales. También desaconsejó un aumento del crédito subsidiado, señalando que podría reducir el “poder” de la política monetaria de Brasil.

Las estimaciones de los analistas para la tasa de referencia a fines del próximo año se mantuvieron sin cambios en 11,75%, aunque el pronóstico de inflación aumentó a 5,17%.