jueves 30 de junio de 2022
BLOOMBERG INDUSTRIA AERONÁUTICA

Auge de viajes toma desprevenidas a las aerolíneas en quiebra

Las aerolíneas colectivamente perdieron miles de millones en ingresos que forzaron drásticos recortes de empleos y rescates orquestados por el Gobierno para algunas de ellas.

10-06-2022 01:30

El tan esperado repunte de los viajes posterior a los confinamientos se está convirtiendo rápidamente en un fiasco para los turistas, a medida que la industria de la aviación europea lucha por superar la escasez de personal y los conflictos laborales, lo que obliga a las aerolíneas a cancelar cientos de vuelos antes del verano.

Deutsche Lufthansa AG se unió esta semana a otras aerolíneas que redujeron sus operaciones porque la aerolínea alemana no cuenta con el personal necesario para hacer frente a la demanda. Lufthansa eliminó cerca de 900 vuelos en julio, o el 5% de su capacidad típica de fin de semana, lo que se suma a los inconvenientes de las aerolíneas desde Air France-KLM hasta Ryanair Holdings Plc y British Airways, quienes han tenido problemas para mantener el ritmo.

Las escenas caóticas que se desarrollan en los aeropuertos desde Irlanda hasta Alemania y Turquía se han convertido en un gran revés para una industria golpeada particularmente fuerte en los últimos dos años de la pandemia. Las aerolíneas colectivamente perdieron miles de millones en ingresos que forzaron drásticos recortes de empleos y rescates orquestados por el Gobierno para algunas de ellas. A la agitación se suman las huelgas que arrasan el sector de los viajes, en tanto que los líderes corporativos se muestran cautelosos a la hora de ceder a las demandas de salarios más altos a pesar del aumento de la inflación.

Más de veinte vuelos afectados por la niebla en Ezeiza y Aeroparque

“Tenemos que mirar sombríamente lo que nos depara el verano y cómo vamos a afrontarlo”, dijo esta semana Johan Lundgren, director ejecutivo de EasyJet Plc en una conferencia de aviación en París. “Tendremos que unirnos y hacer lo mejor que podamos”.

Las interrupciones han sido particularmente malas en el Reino Unido, aunque los centros europeos como Ámsterdam , Fráncfort y París también se han visto afectados por retrasos y las consecuencias de las huelgas. Otros aeropuertos también se han visto afectados: Toronto Pearson International, el aeropuerto más transitado de Canadá, ha experimentado tiempos de espera vertiginosos y cancelaciones de vuelos debido a la escasez de mano de obra.

Air France-KLM se vio obligada a cancelar 85 vuelos en un día debido a una huelga en el aeropuerto de París-Charles de Gaulle, y unas tres veces ese número debido a problemas en Schiphol. Las escenas de turistas enojados atrapados en largas filas en el aeropuerto o que no pueden regresar a casa porque sus vuelos se cancelaron con poca antelación representan un gran revés para un sector que ha visto la próxima temporada de vacaciones de verano como una oportunidad para cosechar los beneficios de la creciente demanda de los consumidores.

Aerolíneas Argentinas asegura que los vuelos internacionales volverían en diciembre

Algunos de los peores cuellos de botella se produjeron durante las celebraciones del Jubileo de Platino la semana pasada, que provocaron un éxodo de personas que buscaban vacaciones y pusieron a prueba la capacidad de los aeropuertos para procesar las llegadas. Ryanair pidió ayuda al personal militar británico para ayudar a lidiar con las interrupciones. Gatwick y los aeropuertos de Mánchester fueron los más afectados por las cancelaciones de vuelos antes del fin de semana largo.

La perspectiva de más caos se avecina para los viajeros, ya que el sindicato RMT dijo que planea encabezar una huelga de tres días de 50.000 trabajadores ferroviarios a finales de este mes después de no poder llegar a un acuerdo con los empleadores sobre los salarios. La huelga se llevará a cabo el 21, 23 y 25 de junio, dijo el grupo.

Recursos humanos faltantes

Para la industria en general, la gran pregunta ahora es si un sector que despidió a cientos de miles de trabajadores en el punto álgido de la pandemia podrá traerlos de vuelta para hacer frente al fuerte aumento en la demanda de los consumidores. Dadas las exigencias de los puestos de trabajo que se ofrecen, atraer talento no será necesariamente fácil, dijo Olivier Jankovec, el jefe del lobby de aeropuertos de ACI Europa.

“La gente no se siente tan atraída por algunos de los trabajos que ofrecemos, especialmente en seguridad y manejo en tierra”, dijo Jankovec. “Los salarios ya no son lo suficientemente atractivos porque las condiciones laborales son las que son, la gente tiene que trabajar por turnos y los fines de semana”.

Muchos de los que abandonaron la industria y encontraron trabajo en otros lugares no tienen prisa por regresar. Una feria de empleos reciente que fue organizada por un importante aeropuerto esperaba atraer a 800 candidatos. Solo recibió cuatro, dijo Jankovec.

Y si bien la venta de boletos ha vuelto a crecer, los ejecutivos de la aviación se muestran ansiosos por lo que esto significa para los aeropuertos y cómo podrán hacer frente a la afluencia de viajeros. Entre ellos se encuentra el CEO de Air France-KLM, Ben Smith, que encontró pocos motivos para regocijarse por la venta casi récord de boletos que la aerolínea reservó recientemente.

“Estamos bastante preocupados por la capacidad de los aeropuertos”, dijo.