BLOOMBERG
A UN AÑO DEL ATAQUE

Toma del Capitolio: Biden culpó directamente a Trump por la insurrección

El presidente Joe Biden culpó a Donald Trump directamente por la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos hace un año, diciendo que el expresidente recurrió a la violencia para tratar de revertir las elecciones que perdió.

President Biden Meets With White House Covid-19 Response Team
President Biden Meets With White House Covid-19 Response Team | Bloomberg

El presidente Joe Biden culpó a Donald Trump directamente por la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos hace un año, diciendo que el expresidente recurrió a la violencia para tratar de revertir las elecciones que perdió.

“Por primera vez en nuestra historia, un presidente no solo perdió una elección, sino que trató de evitar la transferencia pacífica del poder cuando una turba violenta irrumpió en el Capitolio”, dijo Biden en un discurso el jueves en conmemoración del primer aniversario de la insurrección.

El presidente también pedirá a los legisladores que aprueben una legislación sobre derecho al voto destinada a refutar los cambios buscados por los leales a Trump en los Gobiernos estatales de todo el país que limitarían el acceso al voto en ausencia y fortalecerían los requisitos de identificación.

El día que la mayor democracia tembló: a un año del asedio al Capitolio de EEUU

Biden dijo que después de que Trump alentó el ataque al Capitolio, se sentó “en el comedor privado de la Oficina Oval de la Casa Blanca, viéndolo todo en televisión y sin hacer nada.

El discurso es parte de un día de conmemoración, con comentarios de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, junto con otros demócratas, y discusiones sobre democracia. Trump canceló una conferencia de prensa originalmente programada para el jueves en su propiedad en Palm Beach, Florida, a instancias de sus aliados.

La vicepresidenta, Kamala Harris, dijo en el Capitolio el jueves, antes de los comentarios de Biden, que la democracia estadounidense sigue en riesgo. Aplaudió a los legisladores por regresar al Capitolio después de los disturbios para terminar de contar los votos del colegio electoral, certificando la victoria de Biden.

El discurso de Biden desde un lugar que fue invadido hace un año por partidarios de Trump que buscaban bloquear la certificación de su elección es una oportunidad retórica para reorientar su presidencia lejos del resurgimiento del coronavirus, la lucha dentro de su partido y la inflación persistente. Biden, quien rara vez ha mencionado a su predecesor por su nombre desde que asumió el cargo, tiene la intención de centrarse en temas más importantes, como la “batalla por el alma de la nación” que describió en la campaña electoral.

A un año del asalto al Capitolio, Biden culpará a Trump como "responsable" de los hechos

Será crucial para Biden recuperar el impulso político y el apoyo de los votantes moderados horrorizados por el duro partidismo y la retórica extremista que culminó el 6 de enero. El nuevo año será políticamente decisivo con las elecciones de mitad de período que se acercan.

La forma más sencilla de que Biden revierta sus débiles índices de aprobación puede ser volver a comprometerse con Trump como un obstáculo político. La aprobación del presidente cayó a solo el 40% de los estadounidenses en una encuesta de USA Today/Suffolk publicada la semana pasada, impulsada por independientes inconformes con su desempeño.

El presidente y otros líderes demócratas tienen particular esperanza de que el aniversario pueda reforzar las perspectivas de su proyecto de ley de derecho al voto. 

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, dijo que volverá a intentar aprobar la medida en los próximos días e impulsaría cambios en las reglas del Senado que facilitarían la superación de la oposición republicana si los legisladores republicanos utilizan procedimientos obstruccionistas para detener la aprobación.

El asalto al Capitolio se coordinó desde un lujoso hotel de Washington

Pero funcionarios de la Administración también han dicho que Biden se sintió personalmente ofendido tanto por el papel que desempeñó Trump para alentar a los partidarios que luego marcharon hacia el Capitolio, como por los intentos posteriores de los legisladores republicanos de restar importancia o eludir los eventos de ese día. Biden aprovechará la ocasión para emitir una seria advertencia sobre los coqueteos con el comportamiento antidemocrático.

Un portavoz de Trump dijo que las críticas de Biden fueron un esfuerzo del actual presidente para desviar la atención de problemas como el aumento de la inflación.

“Biden no ha logrado unificar a su propio partido en torno a su agenda radical, y mucho menos unificar al país en torno a soluciones reales”, dijo el portavoz de Trump, Taylor Budowich, en un comunicado . “Por lo tanto, no es de extrañar que vaya a pasar el 6 de enero tratando de dividir aún más a nuestro país”.