28th de February de 2021
BLOOMBERG El club de países desarrollados
06-05-2020 19:18

Candidatura de Brasil a OCDE en duda por acusación a Bolsonaro

Las denuncias de Sergio Moro hacen que grupo de trabajo anti-sobornos del organismo ponga el foco en el presidente brasileño por corrupción.

Samy Adghirni
06-05-2020 19:18

La candidatura de Brasil para unirse a la OCDE ha sido objeto de mayor escrutinio desde que surgieron las acusaciones de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, trató de interferir con la policía federal, según el zar antisoborno del club de países más ricos.

Drago Kos, presidente del grupo de trabajo sobre el soborno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, instó a los funcionarios brasileños a investigar las acusaciones hechas por el exministro de Justicia Sergio Moro, quien renunció en abril a modo de protesta después de que Bolsonaro despidiera al jefe de la policía federal.

“Nuestros Estados miembros son muy, muy rigurosos cuando se habla de la adhesión a la OCDE, por lo que espero que Brasil aproveche esto como una oportunidad. Pero si no es así, nuestros Estados miembros sabrán cómo lidiar con eso”, dijo Kos en una entrevista. Su equipo, agregó, es conocido por ser la rama más dura de la OCDE al evaluar las solicitudes para unirse al grupo. “Tenemos que estar absolutamente seguros de que Brasil no está retrocediendo”.

Estados Unidos prioriza a Brasil y relega a Argentina para ingresar a la OCDE

Bolsonaro ha estado impaciente de que Brasil se una a la OCDE, ya que eso sería una medalla de honor para el país y su gobierno. Mientras presiona al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que respalde la candidatura de Brasil, las autoridades brasileñas han estado trabajando duro para asegurarse de que la nación cumpla con los estándares políticos y económicos del grupo.

La oficina de prensa de Bolsonaro no respondió a una solicitud de comentarios para este artículo. El Ministerio del Exterior declinó hacer comentarios.

Credenciales anticorrupción. Kos dijo que le llamó la atención la partida de Moro, que saltó a la fama como juez a cargo de la llamada investigación Lava Jato que envió a docenas de políticos y líderes empresariales tras las rejas. El año pasado, ambos se reunieron en Brasilia para discutir los esfuerzos de Brasil para cumplir con los estándares anticorrupción de la OCDE.

La abrupta renuncia de Moro mancilló las credenciales anticorrupción de Bolsonaro, uno de los pilares de su gobierno. El caso provocó una tormenta política en Brasil, al tiempo que la policía federal llevaba a cabo una serie de investigaciones con potencial para implicar a la familia de Bolsonaro, incluida una investigación sobre la difusión de noticias falsas y otra sobre lavado de dinero y desvío de fondos. La familia ha negado reiteradamente cualquier conducta indebida.

El exministro de Bolsonaro que podría convertirse en su némesis

Kos informó que ambas partes celebrarán una videoconferencia en junio para discutir este y otros asuntos relacionados con la candidatura de Brasil, que se presentó en 2017. Y sugirió que Brasil investigue las acusaciones de Moro para demostrar que sigue tan comprometido a luchar contra la corrupción como lo estuvo durante la investigación Lava Jato. Los fiscales, la policía y los investigadores deberían poder hacer su trabajo, dijo.

“Cuando ves a una persona como Moro saliendo del Ministerio de Justicia, sabes que algo podría estar terriblemente mal”, dijo. “En Brasil conocí a oficiales de policía, fiscales y grandes expertos muy calificados para tratar casos de corrupción. La pregunta ahora es cuán libres serán para hacer su trabajo ”.