viernes 07 de octubre de 2022
BLOOMBERG CRISIS ECONÓMICA

Los países pobres son los más afectados por el costo récord de los alimentos

Los precios de la comida han subido a su nivel más alto en una década. La amenaza del hambre se incrementa, especialmente en los estados más pobres.

11-11-2021 17:03

El gasto en importaciones de comida a nivel mundial aumentará aún más de lo esperado este año a un nivel récord, lo que incrementa la amenaza del hambre, especialmente en las naciones más pobres.

Es probable que las mayores tarifas de envío y los precios de los productos alimenticios, desde granos hasta vegetales, eleven el costo de importación de alimentos en un 14% a US$1,75 billones, dijo Naciones Unidas. También advirtió sobre mayores costos a medida que los insumos agrícolas se encarecen.

Los precios de la comida han subido a su nivel más alto en una década, presionando aún más los presupuestos familiares afectados por la pandemia y el aumento de las facturas de energía. Una preocupación particular es que los costos de importación de alimentos en los países pobres están aumentando más rápido que los de las economías desarrolladas, algo que se está convirtiendo en un problema cada vez mayor en las regiones que dependen del envío de suministros.

Los precios de los cereales repuntaron el año pasado debido a que el mal tiempo dañó las cosechas, subieron los fletes y la escasez de mano de obra perjudicó las cadenas de suministro. Eso sucedió cuando el hambre mundial alcanzaba un máximo de varios años, mientras que la crisis energética también tuvo un efecto dominó al aumentar los precios de los fertilizantes, lo que dio a los agricultores otro dolor de cabeza.

“Los precios de los alimentos suben inevitablemente junto con mayores costos de producción, y lo harán sin retrasos significativos”, dijo este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un informe.

Precios mundiales de los alimentos alcanzaron su nivel más alto en 10 años

El documento señala que se espera que el gasto de importación de alimentos suba un 11% este año para los países desarrollados y casi un 20% para las regiones en desarrollo. Esta cifra global es más alta que la proyectada en junio y se produce cuando algunos estados compraron más de lo previsto en el segundo y tercer trimestre.

Sin embargo, el aumento del gasto de importación no necesariamente equivale a más entradas de alimentos para los países vulnerables, debido a los mayores costos de los suministros y los fletes. Los productos alimenticios básicos están elevando los costos de importación en las economías en desarrollo, mientras que en los países desarrollados gran parte del incremento se debe a productos de alto valor, como el pescado y las bebidas.