sábado 23 de octubre de 2021
BLOOMBERG “inminente catástrofe”
06-04-2021 05:00
06-04-2021 05:00

El cambio climático frenó la producción de alimentos en todo el mundo

El cambio climático ha frenando la producción de alimentos durante décadas. Un nuevo estudio revela que aproximadamente el 21% del crecimiento de la producción agrícola se perdió desde la década de 1960.

06-04-2021 05:00

El cambio climático ha frenando la producción de alimentos durante décadas. Un nuevo estudio revela que aproximadamente el 21% del crecimiento de la producción agrícola se perdió desde la década de 1960.

Eso equivale a perder los últimos siete años de crecimiento de la productividad, según una investigación dirigida por Cornell University y publicada en la revista Nature Climate Change. El estudio fue financiado por una unidad del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

La revelación se produce a la par de la advertencia del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas sobre una “inminente catástrofe” en la que cerca de 34 millones de personas en el mundo estarían al borde de la hambruna.

El grupo citó el cambio climático como un factor importante que contribuye al fuerte aumento de la escasez de alimentos en todo el mundo. La inflación de los alimentos también está al alza a medida que los agricultores lidian con el impacto de climas extremos en un momento de fuerte demanda.

Este es el primer estudio que analiza cómo el cambio climático ha afectado históricamente la producción agrícola a escala mundial, utilizando modelos econométricos y del clima para determinar qué parte de la productividad total del sector se ha visto afectada, a través de cultivos y ganado.

La pérdida de productividad se produce incluso cuando se han invertido miles de millones en mejorar la producción agrícola a través del desarrollo de nuevas semillas, maquinaria agrícola sofisticada y otros avances tecnológicos.

“A pesar de que la agricultura a nivel mundial es más productiva, esa mayor productividad en promedio no se traduce en una mayor resiliencia climática”, dijo Ariel Ortiz-Bobea, un autor del artículo y profesor asociado de la Facultad de Economía y Gestión Aplicada Charles H. Dyson de Cornell.

Los daños al crecimiento de la productividad no se distribuyen de manera uniforme entre las regiones. Las áreas más cálidas, especialmente aquellas en los trópicos, se ven afectadas de manera más perjudicial. Ortiz-Bobea dijo que coincide con muchos países donde la agricultura representa una mayor participación de la economía.

También advirtió que la investigación actual para mejorar la producción puede no tener en cuenta el ritmo del cambio climático: “Me preocupa que nos estemos reproduciendo o preparando para el clima que tenemos ahora, no lo que vendrá en las próximas dos décadas”.