BLOOMBERG
Internacional

Estados Unidos debe trabajar más para reducir la inflación

La presidenta del Banco de la Reserva Federal de Boston, Susan Collins, señaló que "las cifras de inflación fueron más o menos como se esperaba". Además, reiteró que todavía hay un camino posible para reducir la suba de precios sin una “recesión significativa”.

Susan Collins
Susan Collins, presidenta del Banco de la Reserva Federal de Boston | El Mundo

La presidenta del Banco de la Reserva Federal de Boston, Susan Collins, dijo que hay “más trabajo por hacer” para reducir la inflación y que aunque “probablemente veamos al menos algo” de restricción crediticia como resultado de la reciente turbulencia bancaria, será importante monitorear los datos.

“Lo que nos ha dicho la historia es que se necesitan condiciones lo suficientemente restrictivas para luego realmente mantener el rumbo” para sofocar la inflación, dijo Collins en una entrevista realizada el viernes en Bloomberg Television con Michael McKee.

La Reserva Federal reconoció fallas de supervisión previas a la quiebra SVB

Habló minutos después de la publicación de la última lectura de inflación de EE.UU. El indicador subyacente preferido de la Fed, que excluye los volátiles costos de los alimentos y la energía, aumentó un 0,3% en febrero frente al mes anterior, ligeramente menos de lo que habían pronosticado los economistas. El índice general subió un 5% en términos interanuales, aún más del doble del objetivo del 2% de la Fed.

Collins dijo que las cifras de inflación fueron más o menos como se esperaba. También reiteró su opinión de que todavía hay un camino posible para reducir la inflación sin una “recesión significativa”.

Los banqueros de la Fed elevaron las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual la semana pasada, continuando su lucha de un año para enfriar las presiones sobre los precios a pesar de las recientes turbulencias en el sistema bancario.

Las tasas hipotecarias en Estados Unidos aumentan por cuarta semana consecutiva

La medida elevó su tasa de política monetaria a un rango objetivo de 4,75% a 5%, desde casi cero un año antes. Los pronósticos publicados al mismo tiempo muestran que los 18 banqueros de la Fed esperan que las tasas alcancen el 5,1% para fin de año, según su proyección mediana, lo que implica un aumento adicional de 25 puntos básicos.

Collins, que este año no tiene derecho a voto sobre las decisiones de política monetaria, dijo el jueves que era necesario hacer más ajustes para reducir la inflación. También señaló que la mediana de las proyecciones presentadas por los miembros de la Fed en marzo fue una buena medida de lo que ella espera para las tasas de interés y la economía.

 

RM