miércoles 25 de mayo de 2022
BLOOMBERG GUERRA EN EUROPA
21-03-2022 17:44

La invasión rusa obligó a 10 millones de ucranianos a dejar sus hogares

Los ataques cada vez más brutales de Rusia contra Ucrania han obligado a 10 millones de personas –casi una cuarta parte de la población del país– a abandonar sus hogares, según las Naciones Unidas, y se espera que un creciente número de ellos se dirija a Europa occidental.

21-03-2022 17:44

Los ataques cada vez más brutales de Rusia contra Ucrania han obligado a 10 millones de personas –casi una cuarta parte de la población del país– a abandonar sus hogares, según las Naciones Unidas, y se espera que un creciente número de ellos se dirija a Europa occidental.

Myjailo Podolyak, jefe de gabinete del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, estimó la cifra de personas desplazadas en hasta 12 millones. Si bien la mayoría ha permanecido en Ucrania, alrededor de 3,4 millones –principalmente mujeres, niños y ancianos– han buscado refugio en otros países, incluidos más de 2 millones de personas en Polonia, según datos de la ONU.

La invasión rusa a Ucrania se acerca a cumplir un mes y los ataques contra objetivos civiles no muestran señales de disminuir, lo que aumenta el riesgo de que más personas intenten huir. La asediada ciudad de Mariúpol, en el sur del país, ha sido objeto de intensos bombardeos, y Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de bloquear la ayuda humanitaria.

Ucrania acusó a soldados rusos de "secuestrar" a 2.500 niños y violar a cientos de mujeres

A medida que avanza la guerra, es probable que más personas abandonen los refugios temporales cerca de la frontera. La mayoría de las 500.000 personas que cruzaron a Rumanía se han ido, y solo quedan en el país cerca de 80.000 de ellas.

Alemania ahora se prepara para la llegada de hasta 1 millón de refugiados, cerca del triple de su expectativa anterior de 340.000 personas, señaló en un informe el periódico Bild. Hasta el lunes, más de 225.000 refugiados ucranianos habían llegado a Alemania, según el Ministerio del Interior. El lunes, un portavoz del ministerio declinó a confirmar la cifra.

Si el número de personas se acerca a 1 millón en Alemania, recordaría la crisis de refugiados de 2015, provocada por una guerra civil en Siria, en la que Rusia brindó apoyo militar al Gobierno. Pero habría decisivas diferencias.

El apoyo público a Ucrania es generalizado en Europa, impulsado por la compasión debido a los ataques y la proximidad geográfica y cultural. Países como Hungría y Polonia, que rechazaron a los refugiados principalmente musulmanes provenientes de Siria, han abierto las puertas a sus vecinos ucranianos.

Bombardeo en Ucrania: seis personas murieron en un ataque a un centro comercial de Kiev

La reacción dificulta la posibilidad de que el presidente ruso, Vladímir Putin, utilice a los refugiados como arma. Tras la convulsión política provocada por la crisis siria, los aliados del Kremlin han jugado con el tema.

El año pasado, Alemania acusó al presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, de utilizar a los inmigrantes para tomar represalias contra las sanciones de la Unión Europea dirigiendo a personas de Irak, Siria, Yemen, Irán y Afganistán a su frontera con Polonia y luego a Alemania.

En lugar de temer al ingreso de refugiados ucranianos, existe preocupación por su bienestar y protección. Cientos de voluntarios ayudan a coordinar alimentos y alojamiento para las miles de personas que llegan diariamente desde Ucrania a ciudades como Berlín, Budapest, Varsovia y Bucarest.

En el que solía ser el aeropuerto de Berlín-Tegel, hasta 3.000 personas de Ucrania pueden permanecer hasta tres noches y se estableció un centro de registro para procesar solicitudes de asilo para 10.000 personas al día. Una vez registrados, son distribuidos por toda Alemania para repartir la carga.

La UE está evaluando la creación de una base de talentos para ayudar a conectar a empleadores con ucranianos que buscan trabajo, dijo el lunes la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, en Tallin, Estonia.

La economía más grande de Europa también ha aumentado la presencia policial en las estaciones de tren para proteger a los ucranianos de agresiones sexuales o falsos ofrecimientos de vivienda, según la ministra del Interior alemana, Nancy Faeser.

“Nadie debería abusar del sufrimiento de las personas que huyeron de los bombardeos de Putin”, dijo en Twitter. “Cualquiera que intente aprovecharse de la difícil situación de los refugiados debe saber que reaccionaremos con todo el rigor de la ley”.