viernes 16 de abril del 2021
BLOOMBERG Según informe de investigadores surcoreanos
28-08-2020 18:50

Coronavirus en niños: por qué es difícil detectarlo

La mayoría desarrollan síntomas muy leves de infecciones por covid que pueden escapar a la detección a menos que se realicen pruebas exhaustivas para encontrar casos.

Jason Gale
28-08-2020 18:50

La mayoría de los niños desarrollan síntomas muy leves de infecciones por SARS-CoV-2 que pueden escapar a la detección a menos que se realicen pruebas exhaustivas para encontrar casos, dijeron investigadores surcoreanos.

El país asiático utilizó pruebas masivas de casos sospechosos de covid-19, aislamiento de pacientes y rastreo de contactos para controlar el virus pandémico. Aun así, cerca de 70% de los niños en riesgo de infección tenían síntomas que no se detectaban, dijeron investigadores el viernes en la revista JAMA Pediatrics. De hecho, 93% de los casos pediátricos se habrían pasado por alto si los médicos se hubieran centrado solo en evaluar a los pacientes sintomáticos, dijeron.

Los hallazgos indican que “no hay otra buena alternativa” a las pruebas extensivas para la detección temprana de casos de covid-19, informaron Jong-Hyun Kim, de la Universidad Católica de Corea, Eun Hwa Choi, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl, y colegas. Eso podría ser difícil en Estados Unidos, donde escuelas y colegios están reabriendo, después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades cambiaran su orientación esta semana para dejar de lado las pruebas a individuos asintomáticos.

“Una estrategia que evalúe solo a niños sintomáticos no identificará a los niños que están diseminando el virus silenciosamente mientras se mueven por su comunidad y escuelas”, escribieron en un editorial adjunto Roberta DeBiasi y Meghan Delaney del Hospital nacional infantil de Washington. En regiones donde los tapabocas no son ampliamente aceptados o utilizados por el público en general, los portadores asintomáticos podrían actuar como un “reservorio importante” que permite la propagación del virus, dijeron.

Asintomáticos ‘alarmantes’

No obstante, las nuevas pruebas de 15 minutos de Abbott Laboratories, que cuestan US$5 cada una, podrían fomentar un seguimiento más generalizado de los estudiantes y otras poblaciones. EE.UU. está gastando cerca de US$750 millones para la compra de 150 millones de diagnósticos, casi todo lo que la compañía producirá este año.

Los investigadores evaluaron y rastrearon a 91 niños menores de 19 años que dieron positivo en la prueba de infección por SARS-CoV-2 y fueron hospitalizados o aislados en 22 centros en Corea del Sur en febrero y marzo. Entre aquellos con infecciones del tracto respiratorio superior, el coronavirus se detectó durante un promedio de 18,7 días. Aquellos con una infección del tracto respiratorio inferior dieron positivo durante un promedio de 19,9 días.

Incluso entre los niños asintomáticos, el virus fue detectable durante una media de 14,1 días, lo que los investigadores calificaron de “alarmante”.

Los científicos no lograron afirmar si una prueba positiva indicaba la presencia de virus infecciosos o “restos” virales no contagiosos. Lo primero indicaría que “el potencial de transmisión del SARS-CoV-2 en los niños y su efecto en la comunidad podría ser mayor de lo esperado”, dijeron.

Entre los 91 niños:

  • 22% era asintomático
  • 41% tenía tos
  • 30% tenía fiebre superior a 38 °C
  • 29% tenía dolor de garganta
  • 27% tenía secreción nasal
  • 12% tenía diarrea
  • 12% perdió el sentido del gusto
  • 51% tenía síntomas “leve”
  • 22% tenía síntomas “moderados”
  • 2% tenía una síntomas “graves”
  • Ninguno requirió cuidados intensivos

Un estudio separado del Reino Unido a 651 jóvenes menores de 19 años confirmó que el covid-19 en los niños es menos grave que en los adultos, y la muerte es excepcionalmente rara y ocurre solo en niños con afecciones subyacentes graves. Los niños de raza negra se vieron afectados de manera desproporcionada y grave, dijeron investigadores de la Universidad de Liverpool en el estudio publicado el viernes en la revista médica BMJ.

 

P.M.

En esta Nota