lunes 06 de febrero de 2023
CIENCIA Memoria selectiva

Nostalgia en la NASA: cuadro de honor para "la primera" fotografía de la Tierra

Recuerdan el valor histórico de la primera imagen tomada a la Tierra, desde Apolo 8 en 1968. ¿Por qué se ignoran otras dos anteriores?

La NASA no sólo busca el futuro, también está llena de nostálgicos. Por eso una de las imágenes más promocionadas de esta última semana, en estos días tan sensibles para la humanidad por la inminente llegada del 2023, es la de la primera vez que se vio la Tierra desde la Luna.

Sucedió el 24 de diciembre de 1968 y como suele ser en el universo, los astronautas que tripulaban el Apolo 8 no se lo esperaban.

William “Bill” Anders, Jim Lovell y Frank Borman, los navegantes de la segunda misión tripulada de Apolo, ya estaban pegando la vuelta para regresar a casa, más que contentos con su nuevo récord: eran los primeros humanos que habían logrado orbitar la Luna.

Aunque con eso ya tenían bastante, imprevistamente y fuera de libreto se convirtieron también en los primeros humanos en presenciar la magnífica vista llamada "Salida de la Tierra" y además, fotografiarla.

Mientras su nave espacial estaba rotando, tanto Anders como Lovell lograron tomar varias fotografías de la Tierra vista desde la órbita lunar. Sin embargo, fue una foto en especial, que salió de la cámara que sostenía Anders, la que se convirtió en icónica y “dio la vuelta al mundo”, nuca tan literal.

La primera fotografía de la Tierra

“Hicimos todo este viaje para explorar la Luna y lo más importante es que descubrimos la Tierra, dijo Anders, emocionado.

En 2018, la Unión Astronómica Internacional conmemoró el evento nombrando un cráter de 25 millas de diámetro "Anders' Earthrise".

Contra la oscuridad del espacio, la Tierra se ve “amaneciendo” sobre la superficie lunar gris y repleta de cráteres en primer plano. La parte inferior del globo terráqueo está en sombras, pero el resto es una sinfonía de aguas azules arremolinándose con nubes blancas y algunos parches de tierra marrón. Sencillamente hermosa.

Tierra
Fotografía de la Tierra. Orbitando la Luna, Apolo 8 se posicionó para regresar y la Tierra asomó por la ventanilla; la primera respuesta del capitán fue no tomar esa foto fuera de lo previsto.

Como esas fotos y cartas tan queridas que uno necesita siempre volver a mirar, con los años, la NASA fue revisitando esas fotos y perfeccionando ángulos, definiciones, armándole un contexto a la imagen. Gracias a los nuevos datos del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA (LRO) que provee magníficos mapas lunares globales, combinados con las fotografías históricas que tomaron Anders y Lovell, se puede ver exactamente dónde estaba posicionado el Apolo 8 sobre la Luna, e incluso su orientación precisa en el espacio, en ese momento, cuando los astronautas vieron por primera vez la Tierra elevándose sobre el horizonte estéril de la Luna.

La Tierra desde la Luna

El “fenómento” ocurrió unos minutos después de las 10:30 am hora de Houston, cuando el Apolo 8 se acercaba por cuarta vez desde el otro lado de la Luna.

Frank Borman, comandante de la misión, estaba en el asiento de la izquierda, preparándose para girar la nave espacial a una nueva orientación de acuerdo con el plan de vuelo. Jim Lovell se encontraba en el compartimento inferior de equipos de la nave espacial, listo para hacer avistamientos de puntos de referencia lunares con el sextante a bordo, y Bill Anders estaba en el asiento de la derecha, observando la Luna a través de su ventana lateral y tomando fotografías con una cámara Hasselblad, equipado con un teleobjetivo de 250 mm.

La Tierra el 24 de octubre de 1946 20221226
Primera fotografía de la Tierra. Fue, en realidad, la tomada el 24 de octubre de 1946 por una cámara montada a un viejo cohete de la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, se montó una segunda Hasselblad con una lente de 80 mm en la ventana frontal de Borman, la llamada ventana de encuentro, fotografiando la Luna con un temporizador automático: una nueva imagen cada veinte segundos.

Estas fotografías, combinadas con los mapas de terreno de alta resolución de LRO, muestran que Borman todavía estaba girando el Apolo 8 cuando apareció la Tierra. Fue solo debido al momento de esta rotación que el Earthrise, que había ocurrido en las tres órbitas anteriores del Apolo 8, pero que los astronautas no vieron, ahora apareció en la ventana lateral de Bill Anders.

En 2018, la Unión Astronómica Internacional conmemoró el evento nombrando un cráter de 25 millas de diámetro "Anders' Earthrise". A un cráter más pequeño se le dio el nombre de "Ocho de regreso a casa". Ambos cráteres son visibles en la icónica fotografía de Earthrise.

Apolo 8 había dado tres vueltas a la Luna, pero recién en la cuarta, la Tierra apareció por la ventana lateral de Bill Anders. 

La "primera" fotografía de la Tierra

Sin embargo, en honor a la verdad, no fue esa la primera fotografía que se obtuvo de la Tierra desde el espacio.

El 24 de octubre de 1946 el Ejército de Estados Unidos tomó la primera fotografía que se tuvo de nuestro planeta y fue registrada a 65 kilómetros de distancia de la Tierra, por una cámara de 35 mm que se había montado en un viejo cohete V2 incautado a los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Las ojivas explosivas del cohete se habían reemplazado por varios instrumentos que hacían mediciones científicas. Entre ellos, una cámara ubicada entre los tanques de combustible, que había sido programada para que tomara una fotografía cada 1.5 segundo.

El cohete había sido lanzado al espacio desde White Sands Missile Range en Nuevo México, EE. UU. y se desplomó cuando alcanzó su altura máxima.

Desde luego, al caer quedó destrozado, pero como la cámara estaba protegida por una caja de acero, la encontró el soldado Fred Rulli, quien alguna vez, recordando lo ocurrido dijo que “los científicos se quedaron sorprendidos y saltaban como niños" cuando vieron las fotos.

Primera entre primeras fotografías

La investigación espacial en Estados Unidos, en realidad comenzó mucho antes, el 11 de noviembre de 1935, cuando científicos del Cuerpo Aéreo del ejército de Estados Unidos y la National Geographic Society lanzaron un globo aerostático propulsado por helio.

Partieron desde Stratobowl, al oeste de Rapid City, en Dakota del Sur, una elevación natural a 1.200 metros de altura, protegida por paredes de granito, en donde ya se habían hecho varios intentos que resultaron desastrosos.

Esa vez, sin embargo, el globo Explorer II alcanzó los 22.000 metros y logró fotografiar la Tierra. Esas imágenes permitieron apreciar la curvatura del globo terráqueo, no mucho más. La misión Explorer II fue enteramente financiada por National Geographic Society, organismo que quiere hacer valer cierto mérito en haber sido "precursor en la investigación espacial".

MM / ED

En esta Nota