miércoles 18 de mayo de 2022
COLUMNISTAS democracia, pandemia e inflación
25-03-2022 23:55

24 de marzo y ¿después?

25-03-2022 23:55

Quienes tuvimos la desgracia de vivir el golpe de estado de 1976 podemos emocionarnos en como miles de jóvenes se movilizan en la reivindicación de un nunca más. Por suerte, gran parte de la sociedad aunque no lo haya vivido asume como propio el dolor y el rechazo a la  dictadura. También la mayoría de las fuerzas democráticas se expresaron contra el golpe de Estado. Un golpe que interrumpió la precaria democracia que se había conseguido en 1973 que, fue violenta, destruyó la economía, generó miedo, pobreza y desaparecidos.  

Pasaron muchos años  desde que vimos a la Junta Militar tomar el poder y luego de la movilización del último jueves  podríamos tener la sensación de que todos los Argentinos preferimos la democracia a cualquier otro sistema de gobierno.

Por desgracia, ello no es así. Y no estamos solos en ello es un fenómeno de toda América Latina. Si nos apoyamos en los estudios que viene realizando Latinbarómetro, durante los últimos 25 años  de su informe de  2021 podemos extraer interesantes datos para comprender el difícil momento que vive la democracia en todo el continente.

Los Argentinos entre 1995 y 2020 disminuyeron su preferencia por la democracia sobre cualquier otro sistema de gobierno en 21 puntos. Desde un 76%  en 1975 para bajar hasta  55% en 2020. El resto o es indiferente y  le da lo mismo, o  no tiene opinión,   mientras  una minoría de 13% contesto que prefiere un sistema autoritario  de gobierno.

Como dijimos  este fenómeno de disminución en la valoración de la democracia  sucedió en todo el continente. Y la caída se detuvo al comenzar la pandemia. Como si todo quedara en suspenso hasta que esta terminara. Si miramos el costado positivo nuestro país ocupa el quinto lugar entre los que prefieren la democracia de los 18  evaluados.

Por encima de nosotros se ubican los uruguayos, los chilenos y los costarriquenses. Al tiempo que  hay una larga lista de países entre los que se encuentran  Brasil, México, Perú Ecuador y Paraguay por nombrar solo alguno de ellos en donde la preferencia por la democracia esta debajo de 46%.

Como vemos más allá de quienes gobiernan menos de la mitad de sus poblaciones prefieren la democracia. Volviendo a Argentina, el que la preferencia por la democracia sea levemente mayoritaria no quiere decir que haya satisfacción con la misma. Solo un 20% declaró sentirse satisfecho  con la misma mientras un 35% la 'prefiere, pero se declara insatisfecho'.

La democracia claramente tiene sus debes y cada vez es mas necesario que la dirigencia política lo asuma.  Decíamos que la caída en valorar a la democracia se había detenido en 2020 a comienzo de la pandemia, pero la pandemia prácticamente terminó.

No tenemos mediciones propias que nos permitan dar un porcentual de como están las cosas al día de la fecha pero debemos estar atentos a que no crezca la insatisfacción ni la valoración del sistema.

Los últimos datos del Indec mostrando que continúa la recuperación económica de algunos sectores y una disminución de la desocupación son indicadores positivos. Pero la inflación atenta contra la calidad de vida, y a la salida de la pandemia, la sociedad demanda más y más calidad de vida.

Que el desempleo haya disminuido a favor de la informalidad  no es buena noticia  El de la informalidad es el  sector el que  tiene más problemas con el ingreso.

Las discusiones públicas dentro del Frente de Todos no hacen más que generar problemas de gobernabilidad en un momento en que el Ejecutivo necesita afinar su gestión, resolver el problema de alza de precios y generar expectativas positivas a una sociedad. Tampoco las peleas dentro de la oposición por posicionamiento político contribuyen a generar tranquilidad. Como venimos advirtiendo la sociedad empieza a mira a los críticos del  sistema.

La pregunta que nos surge es si después de este 24 ¿encontraremos madurez en los dirigentes para aprovechar las coincidencia democrática y darle un camino de esperanza a la población?

*Consultor y analista político.