jueves 15 de abril del 2021
COLUMNISTAS Inseguridad
12-03-2021 11:46

Hasta el fútbol infantil corre peligro en Rosario

El club Valencia denuncia permanente hechos de vandalismo en el predio ubicado en la zona oeste de la ciudad

Santiago Baraldi
12-03-2021 11:46

“No sabemos quién está detrás de esto. Rompen los materiales, nos rompieron 50 metros del paredón de lajas, una saña terrible, sentimos mucha impotencia porque nosotros hacemos todo por los chicos, para contenerlos, para sacarlos de la calle” dice con bronca Claudio Navarro, presidente del Club de Fútbol Infantil Valencia, del barrio Bolatti, en la zona oeste de Rosario. El predio ubicado en Bv Seguí y Solís fue cedido por la Municipalidad y el Arzobispado, hace un año y medio y desde entonces solo han sufrido vandalismo.

“Cuando llegamos pusimos alambrado perimetral y se lo robaron, volvimos a alambrar y otra vez…Sabíamos que en estas canchitas los sábados muchachos mayores armaban torneos por plata. Nosotros tenemos todo en regla, la municipalidad con una ordenanza nos entregó el lugar y se ve que alguno está enojado”, explica Navarro está hace 16 años al frente del Club y hacen, junto a la comisión directiva y profesores, una tarea ciclópea para obtener recursos que les permita competir en la liga como hace 40 años.

vandalismo en un club de Rosario 20210312

Si bien nadie de la Municipalidad se contactó con las autoridades del club Valencia, el concejal de Juntos por el Cambio, Carlos Cardozo estuvo en el lugar para acompañar los reclamos y señaló que “pedimos de manera urgente e inmediata se dispongan los mecanismos de prevención y sanciones por parte del Gobierno de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario, ante los reiterados hechos de vandalismo que sufre el club, en cuyas canchas se derrumban noche a noche los alambrados perimetrales y las placas de cemento que dirigentes y padres levantan con gran esfuerzo, por parte de organizaciones mafiosas.”

El pasado 8 de diciembre, a pocas cuadras de las canchitas, está otro club de fútbol infantil, San Cayetano. Allí un hombre que estaba mirando un partido recibió un tiro en la espalda y falleció cuando un dispararon de una moto. El barrio, como todo Rosario, sufre la inseguridad y los enfrentamientos de sicarios; por ello, los alambrados son reemplazado por paredes levantadas con placas de cemento para dar más tranquilidad a los chicos.

vandalismo en un club de Rosario 20210312

“En la pandemia nos robaron el tejido perimetral, ahora nos destrozan 50 metros de lajas de cemento, necesitamos 200 mil pesos para repararlo. Somos toda gente de trabajo que le dedicamos horas para que los chicos tengan un lugar digno y seguro. Necesitamos seguridad por la noche, incluso tenemos las luminarias para instalar y no queremos ponerlas porque se las roban, solo pudimos poner los cimientos para el vestuario, pero hasta los arcos nos tenemos que llevar”, describe el secretario del club, Cristian Sánchez.

vandalismo en un club de Rosario 20210312

El club tiene más de 40 años y estuvo ubicado en Avenida Godoy y Pedro L. Funes hasta que los terrenos se vendieron, hace un año y medio se mudaron a metros del barrio FONAVI de Bv Seguí y Rouillon, zona populosa de la ciudad. El nombre se debe a que uno de los fundadores era fanático de Mario Kempes que entre 1976 y 1981 jugó en Valencia, España. El fútbol infantil o Baby, del club tiene a más de 220 chicos entre 4 y 13 años, también tres categorías de fútbol femenino con más de 35 niñas.

vandalismo en un club de Rosario 20210312

“Hace varios años que Rosario está muy violenta, pero nosotros apuntamos a que los chicos jueguen y se diviertan, después están los que pintan para crack, De nuestras infantiles salieron, por ejemplo, Franco Escobar y Hernán Villalba, campeones en el Newell’s del Tata Martino. Escobar fue a EEUU y ahora está de nuevo en Rosario, ya se comunicó con nosotros para darnos una mano”, agrega orgulloso el presidente Navarro que a pesar de los avatares, junto a padres y profesores, se pusieron en campaña para conseguir lonas que cubran la cancha y poder, por fin, jugar de local.