martes 07 de febrero de 2023
COLUMNISTAS enfrentamientos

Nueva temporada de la “grieta” comienza...

30-12-2022 23:55

Terminó el Mundial,  termina el año y terminó la fiesta popular. Una fiesta que no se trasladó a la política. Y tal como suponíamos, mientras el clima social no tuvo modificaciones sustantivas, todos los dirigentes políticos cayeron en la estima pública y tienen balance de imagen negativo. No se salva ninguno de los aspirantes presidenciales ni, mucho menos, los dos referentes de los principales espacios políticos.   

Terminados los festejos, apareció el fallo de la Corte por los fondos de CABA, y la grieta política emergió con toda la fuerza que tenía antes del Mundial, un hecho mas que continúa las series “Procesando a Cristina”, “Visita de jueces, funcionarios y espías a Lago Escondido” y  otros títulos similares.

Como los episodios pasaron al próximo año y se le sumarán estrenos con la lucha por las candidaturas interespacios y extraespacios, tendremos tal saturación de información, que muchos episodios parecerán repetidos.

Es probable que los espectadores decidan dejar de mirar, esperando solamente los últimos capítulos. El  conflicto por los fondos de CABA permite varias lecturas sobre el escenario político institucional. Desde el oficialismo ya sabemos que piensan que es un fallo amañado.

Además, algunos mal  pensados creen fue emitido a propósito sobre el final de la fiesta popular y hasta que es una respuesta al Ejecutivo y a los gobernadores que propusieron ampliar la Corte con 24 miembros que los representen.

Para la oposición, ya sabemos, lo decidido está a derecho, y debe ser cumplido. Podemos mirarlo así o podemos pensar que hubo intencionalidad política, que no nos gusta, pero al ser emitido por una Corte que durante tres años el Ejecutivo no logró modificar en su composición, no hay más remedio que acatar. El conflicto de poderes está.  

Era una obviedad que el Presidente puede quejarse, pero no puede incumplirlo, por eso lo repudio, abriendo  instancias legales para cuestionar tanto al fallo como a los cortesanos al tiempo que   propuso un método de pago que obviamente Larreta rechaza.  

Inflación y competitividad electoral

Mientras el oficialismo intentará hacerle juicio político a la Corte, la oposición declamará un juicio político al Presidente. Ambos saben que no tiene el número y que es solo un escarceo.

Hay otra dimensión a incorporar que es la internacional. Estamos tan enfocados en las reyertas locales, que se pierde de vista que un incumplimiento pone en jaque la ya histórica deteriorada credibilidad del país ante inversores y organismos internacionales. También es algo que Alberto y, sobre todo, Massa saben; por eso actúan con prudencia, más allá de las palabras duras presidenciales. Además, el ministro de Economía, precavido, ya está buscando un mecanismo para pagar con pesos. Distinta es la posición de los gobernadores. Por más que desde el interior se suponga que no se soporta más porteñidad y que el próximo presidente debe venir de un líder provincial, por ahora no es un eje que mueva voluntades. Pero como la mayoría de los gobernadores oficialistas adelantó su fecha electoral, echarles la culpa a los porteños y a la oposición de los problemas económicos  provinciales nunca viene mal. Sin embargo, no todos los gobernadores oficialistas piensan igual; algunos están muy cerca de Cristina, y otros no. Lo dicho por ella en Avellaneda mantiene dentro del oficialismo visiones diferentes. Según la vicepresidenta, ya no se trataría de que decidió no exponer a su fuerza política al desgaste de tener una candidata procesada sin sentencia firme. Según sus palabras, se trataría de que ella es sinónimo de peronismo y que ella y su fuerza política están proscriptos. Además, mantiene sus reproches hacia el Gobierno nacional, entre otras cosas, por haber acordado con el FMI y, obviamente, por no haber producido ningún cambio en la Justicia. Pero hay otro sector del oficialismo que no acuerda con esta descripción, no solo porque defienden el acuerdo con el FMI, sino porque tampoco creen que el peronismo esté proscripto.

La otra grieta, la de la oposición, tendrá capítulo en el Sur entre Macri y Larreta. Mientras, Milei y Patricia miran por su oportunidad. La incorporación de Redrado al Gobierno de la Ciudad, tanto por su origen como por su pensamiento, puede ser leída como una provocación o como un camino. Queda claro que para Patricia es una provocación. Como vemos, la nueva temporada de la grieta tiene títulos tentadores; habrá que ver cuántos seguidores consigue.

 

* Consultor político.