viernes 30 de julio de 2021
CóRDOBA Efectos de la pandemia
27-06-2021 00:49

Alertan por la salud mental de los profesionales que atienden casos de Covid

Investigadores aseguran que se agravó la situación. Depresión, ansiedad y agotamiento cognitivo, son algunos de los síntomas que sufre el personal de salud.

27-06-2021 00:49

Un estudio realizado por el Equipo de Investigación GPS Salud (Grupo de Evaluación y Seguimiento del Personal de Salud), formado por científicos del Conicet, de cuatro universidades nacionales y privadas y del hospital Garrahan, advierte que la salud mental del personal de salud se agravó en el último tiempo. El estudio se viene realizando desde 2020 e incluyó a 455 trabajadores de la salud, entre los que se cuentan a médicos, enfermeros y bioquímicos de todo el país, de ambos géneros, tanto del ámbito público como privado, e incluye a personas que trabajan en las distintas áreas de incumbencia dentro de la primera línea de atención.

Los resultados muestran un crecimiento en los indicadores de depresión, ansiedad e intolerancia a la incertidumbre. Además, se detectaron indicadores que registran un macado aumento en los índices de irritabilidad y también se incrementaron los trastornos de sueño.

Esta situación se repite en el mundo entero. El Colegio de Médicos de Barcelona difundió un estudio en el que informó que el agotamiento físico y mental de los médicos tras la primera ola fue de una magnitud tal que una cuarta parte (el 25%) se planteó abandonar la profesión.

La unidad de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío, ubicado en Sevilla, realizó una encuesta a 1.407 sanitaristas de toda España y reveló que una cuarta parte de los consultados reportaron síntomas de estrés agudo.

Panorama local. En Córdoba, diversas instituciones intentan contener y acompañar al personal de salud, como herramienta para preservar la salud mental de los profesionales, principalmente aquellos que atienden pacientes con Covid-19. El programa CuidarNos, perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia, cumplirá el próximo 1 de julio un año de existencia y tiene como objetivo acompañar a personal de salud y a todo el personal esencial y fuerzas de seguridad. “Mediante dispositivos grupales, virtuales, vamos haciendo diagnósticos situacionales”, explicó la doctora Alejandra Rossi. “Nos preocupa la salud mental de los médicos y, por tal motivo, tenemos este dispositivo que está en el marco de la Ley Silvio”, agregó Rossi. Dicha ley, aprobada en abril de 2020, declara de interés nacional la protección de la vida y la salud del personal sanitario durante la epidemia de Covid-19.

Fabiana Crespin es Jefa de Servicio de Salud Mental del Sanatorio Allende Nueva Córdoba. La profesional aseguró que “aparecen índices de angustia, trastornos del sueño y agotamiento cognitivo en el personal de salud, como consecuencia del tiempo prolongado de la pandemia”. Crespin subrayó también que el profesionalismo y la dedicación de los equipos de salud, son la clave para el mantenimiento de los servicios en esta segunda ola. “Los recursos defensivos y resilientes del equipo y el trabajo interdisciplinario sostienen el dispositivo asistencial de los pacientes”, comentó.

Por su parte, Lorena Chávez forma parte de dos dispositivos destinados a efectores y efectoras de Salud. Por un lado, el denominado ‘Cuidando a quienes cuidan’, que lo impulsa la Facultad de Psicología de la UNC. Se trata de un dispositivo que funcionó durante 2020 y que aún continúa en servicio, estuvo enfocado en prestar atención y contener a los equipos profesionales. “A lo largo de este tiempo nos encontramos con problemáticas de índole ansioso y generó toda una movilización afectiva. Hemos identificado situaciones vinculadas a estados ansiosos y emocionales, con características depresivas. Esas son las principales manifestaciones con síntomas ligados a la dificultad en el descanso, ansiedad generalizada y disminución de la eficacia cognitiva, principalmente identificada en la vida cotidiana”, detalló Chávez.

Y añadió: “Vemos que toda esta afectación personal y emocional generalmente está puesta de manifiesto en la vida cotidiana. El esfuerzo que se sostiene para mantener la eficacia de la tarea no afecta la tarea laboral, pero sí la vida cotidiana de ese profesional”. “Otro de los factores que observamos de manera recurrente es la movilización y el impacto emocional frente a las reiteradas pérdidas: fallecimiento de pacientes y movilización emocional frente al dolor de la familia. Esto provocó un impacto muy significativo sobre los equipos de salud. Familias que tuvieron que soportar situaciones muy dolorosas y profesionales que deben sostener a la familia frente a estas dificultades, escenas que generaron un impacto emotivo que se suma a la implicancia de su tarea. Esto es una sobrecarga a la que naturalmente tiene la tarea en sí misma. Además, tenemos la sobre exigencia, producto de jornadas laborales intensas, la cual es una característica histórica en los equipos de salud ya que habitualmente trabajan en más de un lugar”, agregó Chávez. “Además hubo también provocó una reducción en el tiempo de distensión y de cuidado personal”, completó.

Chávez también lleva adelante una intervención de respaldo, acompañamiento y escucha para equipos de Salud de atención Covid en el Hospital de Clínicas.

En esta Nota