jueves 23 de septiembre de 2021
CóRDOBA JUNTOS POR EL CAMBIO
25-07-2021 01:00
25-07-2021 01:00

Con el PRO dividido, Juez y Negri medirán fuerzas en las Paso

La división amarilla dinamitó la coalición y le dio el ultimátum a un acuerdo que ya tambaleaba. Llamados de Macri, incidencia de Bullrich y Rodríguez Larreta; y un gran enojo radical.

25-07-2021 01:00

Como pocas veces en el último tiempo, los socios cordobeses de Juntos por el Cambio pasaron un sábado inmerso en una mezcla de nervios, tensiones, incertidumbre, desconfianza y reproches. Con llamados telefónicos, reuniones, mensajes y órdenes desde Buenos Aires que sólo sirvieron para agrandar las diferencias que ya evidenciaban los cordobeses de la alianza. 

Al cierre de esta edición, Mario Negri estaba decidido a enfrentar en las Paso a la lista de Luis Juez rumbo al Senado; con una disputa que podría dividir al PRO y también al radicalismo. En el caso de los primeros, porque Gustavo Santos aceptó la invitación de Negri para encabezar el tramo a Diputados, decisión que se tomó tras el llamado desde Zúrich del expresidente Mauricio Macri. 

Y la división radical quedó manifiesta porque Rodrigo de Loredo, tras amagar con lanzarse desde su espacio, Sumar, terminó acordando con Juez en horas de la tarde y será el primer candidato a diputado nacional de la boleta que llevará al exintendente como postulante a la Cámara alta. 

En tanto, las dudas en el espacio amarillo pasaban por varios motivos. En primer lugar, porque la senadora Laura Rodríguez Machado, a quien se le vence el mandato en el Congreso este año, estaba escuchando opciones. Del lado del Negri le ofrecían que ocupe el segundo casillero al Senado, algo que no la terminaba de convencer porque en caso de no superar el corte de las Primarias queda afuera. 

Mientras que, desde el búnker de Juez, la oferta pasaba por ir detrás de De Loredo, en un segundo casillero que le permitiría llegar a noviembre con chances de ingresar. Por más que pierda las Paso. 

División radical. El viernes por la noche hubo una reunión de la cúpula del radicalismo que amagaba con abrir la esperanza de la Lista 3. El armado consistía en Negri liderando el tramo al Senado; con De Loredo y Ramón Mestre en el primer y el tercer escalón de la boleta. 

La negociación no prosperó, el concejal y líder de Sumar no aceptó. Lo que terminó inquietando al resto del radicalismo por la postura adoptada por De Loredo. 

Sin embargo, y después de varias idas y vueltas que parecían presagiar un distanciamiento definitivo entre Negri y Mestre, el repliegue al que apeló el diputado en su búnker lo hizo delinear una jugada sorpresiva cuando algunos echaban a correr el rumor de una carta de renuncia que sería presentada por el presidente del partido, el negrista Marcos Carasso. 

Negri contactó a Santos, que abandonó el armado que los orgánicos del partido habían elaborado con Juez, y se acercó al diputado nacional. En el medio, el llamado de Macri a Negri, para limar las diferencias que habían sido evidenciadas con la incursión del expresidente en Córdoba para bendecir a Santos y desairar al líder del interbloque en Diputados. 

Ese contacto, con Mestre revitalizado para ir en el tercer escalón del armado, incomodó al resto del PRO. A los orgánicos y a los que siempre tuvieron diferencias con la estructura del partido. Los primeros, porque vieron cómo Santos se desprendía y los condicionaba con la venia de Macri; y a los segundos, como es el caso de Baldassi, porque lo pusieron entre la espada y la pared para enfrentar o no a quien lo introdujo en esto: el expresidente de Boca. 

“Dejó de atender el teléfono. O está arreglando con Juez para ir tercero o le hizo caso a Macri y se bajó para no ir en un armado que enfrente a Santos, el candidato de Mauricio”, confió una fuente que siguió los movimientos desde la mañana a PERFIL CORDOBA

Horas más tarde se confirmaría que había decidido ser el tercero, detrás de De Loredo y Rodríguez Machado, desestimando la última opción negrista: ser el suplente al Senado. Oferta que llegaba con la propuesta a Pretto para ser el quinto de ese tramo a Diputados. 

La incidencia amarilla. La otra cuestión que quedó en evidencia ayer fue la apuesta dividida de la cúpula del PRO nacional. Macri jugó a fondo para un acuerdo entre Negri y Santos. Sin embargo, tanto Horacio Rodríguez Larreta como Patricia Bullrich, se mostraron más cómodos con las fichas que se acomodaron en el armado de Juez. 

En horas de la tarde, un dirigente del espacio amarillo en Córdoba tomó contacto con el entorno del alcalde porteño para conocer directivas desde Buenos Aires y conseguir un OK para ir en contra de Santos. La respuesta fue “no hay problema, después te van a llamar del lado de Mauricio. Pero por nosotros, no hay inconvenientes”. Mismo aval que consiguieron otros integrantes del PRO de buen diálogo con Patricia Bullrich: “nos pidió que acompañemos donde esté De Loredo”. 

Con esa hoja de ruta, el PRO jugó a la división y repartió las fichas para evitar exponerse a una derrota de repercusión nacional en septiembre. 

El resto. A estos nombres, anoche al cierre de esta edición se sumaban dos listas radicales más. Una encabezada por el legislador Dante Rossi y otra liderada por Javier Bee Sellares. 
 

En esta Nota