domingo 03 de julio de 2022
CóRDOBA HACEMOS POR CÓRDOBA

Con Llamosas, Schiaretti prepara la gran interna para pelear por su sucesión en 2023

El intendente de Río Cuarto blanqueó sus aspiraciones a la gobernación y se suma a la carrera interna con Manuel Calvo, Martín Llaryora y un abanico de posibles anotados.

30-01-2022 00:59

A más de un año para la elección más importante de la Provincia en más de dos décadas, se empiezan a observar los candidatos a competir dentro de Hacemos por Córdoba. Juan Manuel Llamosas, intendente de Río Cuarto, bastión primitivo de la ex-Unión Por Córdoba, blanqueó sus aspiraciones a continuar su carrera política en El Panal y se suma a Manuel Calvo, Martín Llaryora y otros nombres.

El jefe comunal capitalino es, hasta el momento, el mejor posicionado en una competencia donde la estructura del Partido Justicialista será fundamental. Tan es así que Juan Schiaretti ya movió fichas para ser elegido presidente del PJ provincial el 27 de marzo próximo. En esa contienda se renovarán una gran cantidad de cargos y se definirán los mecanismos necesarios para evitar fugas. Se especula que, aunque no se llegue a los niveles
de exposición de Juntos por el Cambio, los candidatos del ‘partido cordobés’ bautizado por el actual gobernador, arriben a una interna ante la falta de consensos.

“Los mecanismos de selección van a surgir de las propias instancias partidarias. Si hay acuerdo es un camino. Si no, nunca hay que descartar la interna. Si no hay consenso, es la manera de dirimir”, indicó Llamosas al portal Letra P. Quien desde principios de diciembre ya sembró su posible candidatura es el vicegobernador, Manuel Calvo. A través de allegados, fue el primero en mostrarse dispuesto a encabezar la boleta de HxC, aunque hasta el momento no lo dijo públicamente.

PERFIL CÓRDOBA intentó comunicarse con el exsecretario de Gobierno, quien no quiso dar declaraciones y se mantiene en silencio respecto al anuncio que deslizó semanas atrás. “Si no es adentro del PJ, hay un número importante de nuevos dirigentes de distintos ámbitos dispuestos a acompañar”, fue la frase que destacaron en aquella oportunidad los allegados a Calvo, en un clásico movimiento político buscando mover el avispero “hacia adentro y hacia afuera”, para luego no hacer declaraciones.

El problema está en el apuntalamiento que desarrolla la Provincia hacia la intendencia de Llaryora. El último gesto fue el anuncio de un enorme espacio verde cercano al estadio Mario Kempes, que será inaugurado a principios del 2023, ya con el candidato peronista ungido por Schiaretti y Vigo. Una espada de la senadora, Paulo Cassinerio, asumió previamente en el nuevo Ministerio de Vinculación Comunitaria, Comunicación y Protocolo, quitándole
puestos de influencia al calvismo y, dicen en El Panal, recortándole poder a días del rumor que echó a rodar.

Llaryora y Calvo ya compitieron en el departamento San Justo y no son pocos los que afirman que la relación entre ambos es puramente institucional. Asimismo, el vice se bajó del debate por la legalización del juego online en Córdoba y un día después, el intendente se encargó de aclarar que esa práctica “no está habilitada” en la ciudad.

La futura inauguración del Parque Bustos tiene similitudes con lo ocurrido en 2019 con el otro espacio verde de la zona: el Parque del Kempes. En aquella ocasión, se presentaron las fórmulas encabezadas por Schiaretti y Llaryora para la Provincia y la capital provincial. Es que el sanfrancisqueño apunta a ser el principal competidor a romper con el binomio que gobierna Córdoba desde finales del siglo pasado. Bien posicionado en las encuestas, tiene por delante un año clave en materia de gestión con nuevos nombres en su gabinete y línea directa con Vigo.

En la presentación del pasado martes, el intendente y el gobernador encabezaron la foto que da el puntapié al tramo final de sus gobiernos. Y aunque Llaryora tampoco oficializó sus pretensiones, un hombre de Adriana Nazario y el Frente Renovador Córdoba ya trabaja para su candidatura: Edgar Bruno, intendente de Canals.

Ese espacio buscará rearmarse dentro del schiarettismo para sumar peso político emulando el acuerdo que en 2015 llevaron adelante Sergio Massa, hoy referente del Frente de Todos, y José Manuel De la Sota. De hecho, podría ser uno de los puentes trazados entre el Gobierno nacional y la Provincia con el intendente como ‘figura de unidad’. No es menor aclarar que, de ser electo titular del PJ Córdoba, Schiaretti se sentará en el Consejo Nacional Justicialista presidido por Alberto Fernández e integrado por, entre otros, Máximo Kirchner.

Más nombres. Otro que se proyecta es Martín Gill, quien al rechazar su banca como diputado nacional por el FdT reasumió como intendente de Villa María. Él y Llamosas no pueden ser reelectos y ambos sueñan con lograr los consensos que les permitan aspirar a El Panal. En cambio, desde el entorno de Llaryora algunos anticipan que, si se recrudece la disputa intestina, se bajará de la carrera y buscará su segundo período en el Palacio 6 de Julio.

“La gran interna, con Juan como árbitro y nuevos protagonistas que se sumen, es la forma más sana de llegar al 2023”, razonó un viejo dirigente a este medio.