domingo 13 de junio de 2021
CóRDOBA Alerta Sanitario
16-05-2021 01:01

“Córdoba debería hacer un cierre corto, estricto, muy radical”

El infectólogo Omar Sued consideró que en la situación que atraviesa Córdoba deberían intentarse medidas contundentes para erradicar el virus.

16-05-2021 01:01

Ante un panorama mayor de casos que en el pico de casos de la primera ola, Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y uno de los asesores del presidente Alberto Fernández, consideró que en la situación que atraviesa Córdoba deberían intentarse medidas contundentes para erradicar el virus.

“A una pandemia hay dos formas de abordarla. Una es la mitigación, que busca frenar los efectos devastadores. Todo el mundo ha intentado mitigar porque la actividad comercial debe seguir funcionando y eso no ha dado resultado. La otra es la erradicación. Los países que fueron hacia la erradicación, han tenido una mejor respuesta que también resultó en una mejoría económica. Invierten mucha plata en un cierre temprano, muchos testeos y eso se les ha facilitado”, explica Sued.

“El problema es que somos un país abierto y Córdoba no puede hacer nada solo, sin cerrar las fronteras, porque los casos podrían llegar de otro lado”, describe. “Pensar que se puede eliminar el virus es difícil por cuestiones más comunicacionales, políticas y económicas más que sanitarias”, agrega el profesional.

“Ahora, si estamos en riesgo de que los pacientes no se puedan atender, en terapias intensivas al borde del colapso porque no hay camas u oxígeno, tenés que hacer algo más agresivo. Si no cortás la tendencia, en algún momento esas camas se van a llenar y las personas se van a morir de manera miserable y con poca dignidad”, completa con dureza Sued.

De cara al futuro y ante un aumento importante de casos, el infectólogo considera que “la única acción que podés hacer es separar a los contagiados de los sanos y para eso tenés que frenar la circulación”. “Un distrito como Córdoba debería hacer un cierre corto, estricto, muy radical, con un objetivo claro en donde la gente sepa que va a tener que estar guardada y que después va a poder salir. Eso redujo la circulación en la mayoría de las ciudades de Europa o en Santiago de Chile. Esa caída violenta de la circulación se asocia después con una fuerte caída de la incidencia de casos”, analiza. “Es muy poco probable que los casos se extingan espontáneamente. Claramente se ve que hay una tensión estable o a la subida de casos”, cierra Sued.

En esta Nota