sábado 28 de mayo de 2022
CóRDOBA MARCOS CALLIGARIS
13-03-2022 00:40

“De la guerra me impresiona la angustia de los refugiados: no saben qué harán mañana”

El enviado de Cadena 3 a la zona de conflicto entre Ucrania y Rusia cuenta sus vivencias y asegura: “Acá todos dicen lo mismo: nunca estuvimos tan cerca de una tercera guerra mundial”.

13-03-2022 00:40

“Ver llegar a las madres cargadas de bolsos con sus hijos a los centros de refugiados impacta. Pero también cuando hablas con esa gente y notas la incertidumbre, la angustia de que no saben qué van a hacer mañana. Ese es el plazo que se pone la mayoría: saber qué van a comer y dónde van a dormir mañana”. El relato crudo, propio de una guerra, pertenece a Marcos Calligaris, el enviado especial de Cadena 3 a la zona de conflicto entre Rusia y Ucrania. El periodista cordobés llegó a Varsovia apenas dos días después de que el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, decidiera invadir Ucrania.

“Lo que estoy haciendo es seguir el recorrido de los refugiados, inclusive comiendo y viajando con ellos. Empecé en Varsovia, que ya recibió a 1,7 millones de los 2,5 millones de personas que lograron salir de Ucrania. Estuve en la ciudad de Medyka y después en Przemysl, uno de los puntos más calientes de la frontera, ya que por allí pasa la mayoría de la gente y se la distribuye a otras ciudades o países. Y después empecé a recorrer las principales ciudades a los que son derivados los refugiados: Eslovaquia, Dresden y Berlín”, dice Calligaris.

Las imágenes de familias incompletas subiendo a colectivos (los hombres deben permanecer en Ucrania) y la posibilidad siempre latente de una escalada de la guerra, obligan a los corresponsales a estar disponibles 24x7.

“Recién hoy (sábado a la mañana en Córdoba), después de 15 días, pude tomarme un rato y comer en un shopping de Berín”, señala el periodista, añadiendo que el “todo el proceso que estoy viviendo lo voy a terminar de entender y de digerir cuando vuelva a casa”. Cuando baje la guardia.

“Hablando con los refugiados te das cuenta del estado al que te puede llevar una guerra. Cuando llegan a los centros de refugiados los reciben equipos de psicólogos y cuando éstos les marcan el plan el día siguiente, se calman al menos un poco”.

Hablar ruso representó en algunos momentos de la cobertura una ventaja (Calliagris vivió seis años en Rusia, donde fue corresponsal de Cadena 3), “pero uno se las va arreglando como puede: acá tenes que ser hombre orquesta, hacer de todo. Hay canales que mandan a 5 personas. Yo hago todo solo”.

El temor de lo que se puede venir. Para quienes siguen de cerca “Diario de guerra”, el segmento de Cadena 3 dedicado a la cobertura del conflicto, no pasan desapercibidos las pinceladas de historia en las crónicas de Calligaris. “No, no estudié historia, pero siempre me gustó y leí mucho”, dice ante la consulta de PERFIL CÓRDOBA.

“Hace unos 20 años vine a Berlín y el crecimiento que ha tenido es impresionante. Pero al mismo tiempo es una ciudad que siempre está en obra, porque se siguen construyendo lugares icónicos que fueron destruidos en la segunda guerra mundial. Me imagino lo que va a ser ahora, con el estado de destrucción en el que están quedando algunas ciudades de Ucrania”, señala.

En ese sentido, afirma que estar en la zona más caliente de la guerra le permitió dimensionar, a partir de testimonios de analistas, colegas y los propios involucrados en el conflicto bélico, que nunca se estuvo tan latente, como ahora, la posibilidad de que se inicie una tercera guerra mundial. “Nadie sabe cómo sigue esto: puede durar unos días más o semanas. Putin es impredecible porque habla de avances en las negociaciones y al mismo tiempo bombardea lugares cada vez más cercanos a países que son miembros de la OTAN. Se percibe un miedo real de que esto escale”, destaca el periodista.

Pronto a regresar a Córdoba, Calliagris (será padre por segunda vez en un mes) asegura que “se analizará en la radio cómo seguimos. Llevo mucho material y hay que esperar a ver cómo evoluciona toda la situación”.

Testigo privilegiado de una tragedia, Calligaris señala que es consciente del momento que le toca vivir. “Me tocó vivir un momento histórico. Nunca es algo positivo una guerra, pero haber teniendo la posibilidad de estar aquí, a dos días de que se iniciara este conflicto, me pone en un lugar privilegiado”.

En esta Nota