sábado 26 de noviembre de 2022
CóRDOBA RUMBO AL 2023

De Loredo, la UCR y Juntos mostraron una fuerte señal de unidad ante el PJ

El sector que lidera Rodrigo de Loredo logró aglutinar a todo el aparato partidario del radicalismo cordobés y a sus socios de Juntos por el Cambio. Fue una demostración de unidad bajo un mismo desafío en el 2023: poner fin a más de dos décadas de gobierno peronista en la provincia.

02-10-2022 00:55

El Comedor Universitario fue escenario en el mediodía del sábado de un masivo acto político convocado por el espacio de Rodrigo De Loredo que superó los obstáculos del internismo radical local y congregó a referentes nacionales de la UCR y a la plana mayor de la dirigencia provincial de Juntos por el Cambio.

El deloredismo jugó todas sus fichas en una jugada de alto riesgo que implicó un encuentro cargado de simbología radical, aunque no fue un cónclave partidario, y que, a su vez, reunió a los socios políticos de la coalición opositora.

La foto de conjunto representó una fuerte señal de unidad puertas adentro del radicalismo y hacia el frente aliancista opositor que le retribuyó con creces la apuesta a De Loredo. También fue un claro mensaje al peronismo que seguirá fogoneando la división para retener el poder en 2023.

No hubo mención a candidaturas; sí el llamado a “administrar los egos”, superar los intentos de “división” del peronismo, y diseñar una propuesta del frente opositor que “enamore a los cordobeses”.

De la gran metrópolis bajaron a territorio mediterráneo para respaldar al referente evolucionista y a la UCR de Córdoba, los senadores Martín Lousteau y el mendocino Alfredo Cornejo, y se sumaron los diputados Facundo Manes, Martín Tetaz, Carla Carrizo y Emiliano Yacobitti. También se lo pudo divisar al influyente dirigente radical Enrique “Coti” Nosiglia. El gobernador Gerardo Morales no pudo estar presente, pero dejó su mensaje de apoyo a través de un video.

De Loredo sintió, además, el acompañamiento de Luis Juez -su potencial rival en la interna de JxC, aunque ambos muestran una sólida alianza-, Mario Negri y Oscar Aguad, sumado a los titulares de los distintos núcleos internos de la UCR. Ramón Mestre se ausentó, pero envió un video con su saludo y una comitiva encabezada por su hermano, Diego.

A su vez, hubo un nutrido grupo de 90 intendentes, legisladores provinciales y concejales, quienes junto a la militancia y la Juventud Radical de Capital e interior aportaron volumen político al cónclave.

El dato central del encuentro radical fue la participación de los dirigentes del Frente Cívico, Pro, Coalición Cívica, Partido Liberal, Republicanos y Primero la Gente que sumaron señal de fortaleza en la unidad.

Voces.  El cuidar la unidad de la coalición y la apuesta firme en torno al proyecto de provincia y un modelo de país para el 2023 fueron puntos neurálgicos de los nueve discursos que se escucharon desde el escenario central. Hubo duras críticas al kirchnerismo y al PJ cordobés.

“Qué lindo es estar en la república de la resistencia al kirchnerismo”, lanzó Tetaz en su mensaje que siguió a las expresiones de la titular de la Juventud Radical, Coty Córdoba, quien abrió la ronda de oradores. El diputado cargó contra el schiarettismo que se muestra como opositor, pero “le vota todas las leyes al kirchnerismo”, acentuó.

Su par, Soledad Carrizo, valoró la “unidad” de la UCR y de la coalición como “fortaleza” y envió su mensaje crítico al PJ: “No van a poder meter la cola para que JxC se divida”. Habló de una UCR “liderando” para gobernar Córdoba.

Luego llegó el turno de Negri. El referente parlamentario dejó en claro que este acto de De Loredo fue “un acto para todos”. “Estamos juntos. Tienen que acostumbrarse (por el peronismo) a vernos juntos”, resaltó. Negri se refirió al cónclave como “un punto de partida” rumbo al 2023 y pidió “superar las diferencias” y “cultivar la unidad”. A su vez, llamó a trabajar por “un programa” para gobernar Córdoba ante “un desafío de todos. Todos hacen falta”, sentenció.

“Este acto marca la bisagra de la unidad del radicalismo de Córdoba”, subrayó Cornejo al tiempo que acentuó: “La unidad de la UCR se completa con la unidad de Juntos por el Cambio”. El mendocino habló de una confluencia que se potencia entre el “empuje” de Rodrigo y la “experiencia” de Juez. “Están haciendo lo que hay que hacer”, apuntó ante los pasos en unidad para proponer “el cambio en la provincia” tras 24 años de peronismo.

Al tomar la palabra, Lousteau arengó a la tropa cordobesa con su mensaje. “Este es un acto de todos y para todos. Y sobre todo para gobernar Córdoba”, mientras se escuchaba de forma reiterada el canto de a la militancia “volveremos a ser gobierno como en el 83”.

Tras sostener la fortaleza de la multiplicidad de candidatos dentro de la coalición, el senador expresó su fuerte respaldo a De Loredo. “Es joven, es tenaz, tiene ideas y tiene capacidad para llevar adelante otro proyecto”, aseveró. Ante una fuerte crítica al “populismo” -encarnado en el kirchnerismo- que “nos desordenó la vida”, el referente nacional pidió aprender del “coraje” de los “próceres” del radicalismo. “Vamos a transformar la Argentina”, remarcó.

El diputado Manes también sumó su respaldo a De Loredo, quien es un fiel “representante del radicalismo”, sostuvo. El neurocientífico aseguró que “tras 40 años la Argentina vuelve a darle otra oportunidad a la UCR para encarar una nueva epopeya” y cerró: “Vamos a ganar la Argentina”.

Gigante de pie.  Metidos de lleno en el escenario 2023, De Loredo trazó el rumbo del proyecto provincial para ganar Córdoba, sin hablar de candidaturas, como lo viene sosteniendo en sus expresiones públicas.

En la previa de pisar el escenario y durante su discurso de casi 40 minutos, el referente evolucionista emitió señales para todos lados. Hubo gestos y mensajes para sus correligionarios y los socios políticos. Hasta saludó con el gesto de Alfonsín en la campaña del 83.

Los mensajes que más aglutinaron a propios y extraños fue su dura embestida contra el kirchnerismo y el PJ cordobés, y la convocatoria a construir “una propuesta que enamore a los cordobeses”.

“Nos enfrentamos a un modelo que gobierna esta provincia hace más de 20 años y que no tiene diferencia conceptual ni moral con el kirchnerismo”, advirtió el radical al tiempo que apuntó duro contra los graves problemas que aquejan a los cordobeses en materia de salud, seguridad y educación. “El peronismo (luego de 24 años) nos deja una provincia con 40% de pobreza y en el podio a nivel país del desempleo”, cuestionó De Loredo al advertir a la tropa que “no va a alcanzar” con contarles las costillas a la gestión peronista.

En el armado de la propuesta alternativa para Córdoba, el radical habló de pensar en “futuro” para lo que hay que hacer en la provincia. Y fue contundente en su definición: “Lo que está en juego en las próximas elecciones en Córdoba es el pasado versus el futuro”. En este plano, advirtió con dureza que la disputa electoral es contra “un sistema” que construyó el peronismo en más de dos décadas en el poder “con la colonización de la justicia y siendo dueños de las empresas que proveen al Estado”.

“Van a inclinar la cancha, van a comprar al árbitro”, lanzó De Loredo sobre el accionar del PJ en las elecciones provinciales. Por ello, llamó a “cuidar la coalición”. “Vamos a necesitar cuidar la coalición, diseñar reglas claras para que los candidatos sean quienes puedan ganar y ofrecerles a los cordobeses una propuesta de cambio y de oxigenación para la provincia”, acentuó. Y a los radicales les dijo: “Este gigante se pone de pie para volver a gobernar”.

En esta Nota