viernes 02 de diciembre de 2022
CóRDOBA DEFINIENDO FÓRMULAS

El PJ cordobés amaga con un vice radical si Luis Juez es candidato a gobernador

Fuentes del peronismo provincial y capitalino también le conceden chances a una figura del PRO, si es que el oficialismo cordobés opta por completar la fórmula con un extra partidario. Se menciona a los intendentes de la UCR, Carlos Briner (Bell Ville) y Myrian Prunotto (Juárez Celman), entre otros, para integrar el binomio de Hacemos por Córdoba.

30-10-2022 01:00

“A esto no hay que darle tantas vueltas: Si Luis Juez es candidato a gobernador, nosotros podemos llevar a un intendente radical para que acompañe en la fórmula a Martín, o a un referente del PRO”. En esos términos se expidió un calificadísimo operador político del peronismo, con llegada al gobernador Juan Schiaretti y conocedor de todos los pasos que da el intendente de Córdoba, Martín Llaryora.

Cuando la fuente aludía a “Martín” se estaba refiriendo a Llaryora obviamente y, de paso, relataba que está todo listo para el lanzamiento del candidato a gobernador de Hacemos por Córdoba, que se realizará mañana a la tarde. (Ver aparte).

El informante fue más allá porque dijo que con Llaryora se comunicaron más de 40 intendentes radicales que están dispuestos a dar el salto si el senador nacional Luis Juez es el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio. De acuerdo con esta versión, los caudillos de la UCR del interior —todos dirigentes territoriales— coinciden en afirmar que no es un trago fácil de digerir que el jefe del centenario partido sea un peronista.

Por eso están dispuestos a saltar el charco, dicen los peronistas al hablar de la actitud que tomarían muchos jefes municipales del radicalismo.

De ese grupo de más de 40 dirigentes, cerca de Llaryora se escucharon dos nombres propios: Carlos Briner, intendente radical de Bell Ville, y Myrian Prunotto, intendenta radical de Juárez Celman.

Eso no quiere decir que el vice del peronismo salga de ese dúo, pero de momento son los mencionados en primer término.

De todas maneras, la fuente fue muy clara cuando dijo: “También podría ser un hombre o una mujer del PRO, que tiene más o menos al 50% de su dirigencia que no comulga con el jefe del Frente Cívico”. Los llaryoristas valoran a los referentes de esa fuerza y no descartan colocar a un hombre o una mujer de ese partido en el segundo lugar de la fórmula.

¿Y De Loredo? Estos razonamientos están más allá de la conformación de una fórmula conjunta entre Juez y el diputado nacional Rodrigo de Loredo.

Si bien desde el entorno del radical reconocieron que su jefe avala esta jugada, estiman que las afirmaciones del senador “están un poco sobre giradas”. Es realidad, este sector de la UCR habla de apresuramiento y sugiere no forzar los pasos.

Por las dudas, De Loredo no da pistas y no se baja de nada. Evidentemente, se trata de un juego de ajedrez en el que los participantes miden cada una de sus jugadas con sorprendente rigor. Es más, en las últimas horas el diputado puso en Twitter un extraño video en el que se habla de un lanzamiento el 14 de noviembre. Se ve una persona de espaldas (De Loredo) con un guante de los que se usan para que se posen las aves de rapiña (halcones). Es posible que, con el correr de los días, aparezcan nuevas pistas.

Los llaryoristas, a su vez, invocan una encuesta realizada en septiembre pasado por la consultora Delfos que indica que el candidato de Hacemos por Córdoba le ganaría a Juez en todos los escenarios, es decir, con De Loredo candidato a gobernador o candidato a intendente de Córdoba.

Todo el arco opositor relativizó este sondeo y en el juecismo consideraron que un estudio de esa naturaleza no tiene demasiado valor cuando faltan muchos meses para los comicios y ni siquiera hay fórmulas lanzadas.

El calendario de la discordia. Mientras tanto, siguen las indefiniciones sobre la fecha de las elecciones y, especialmente, si habrá desdoblamiento de los comicios de intendente de Córdoba de los de gobernador.

Todas las fuentes oficialistas consultadas refieren que no hay ningún apuro y que, por el momento, no habrá ninguna definición.

Supeditan la decisión a la resolución que adopte el Congreso sobre la suspensión de las PASO primero, y luego a que cada una de las fuerzas políticas muestre sus listas de candidatos. Por lo pronto, aliados al oficialismo en el Congreso ya presentaron un proyecto en este sentido.

Esto choca con la idea de Juntos por el Cambio, que sostiene que antes de conocer las listas de candidatos, hay que ver cuándo Schiaretti difundirá el cronograma electoral. Esto pone nerviosos a muchos dirigentes del sector, sobre todo a radicales y del PRO, que se muestran muy ansiosos y quieren conocer el rumbo del diputado De Loredo. Por lo pronto, en el Centro Cívico dicen que nadie sabe la fecha de la convocatoria, pero recuerdan cuando el gobernador hizo el anuncio durante la apertura de un ciclo de sesiones legislativas, el 1 de febrero.

No saber la fecha del cronograma inquieta a los opositores y que el candidato a vice de Llaryora pueda ser un radical, preocupa a los radicales y exaspera al peronista más templado.

El peronismo lo hizo

Hacemos por Córdoba presentará mañana al intendente de Córdoba, Martín Llaryora, como candidato a gobernador, aunque no se anunciará quién será su compañero de fórmula. El acto se realizará en el hotel Quórum a las 17 y el gobernador Juan Schiaretti y Llaryora serán los oradores centrales. 

Al acto fueron invitados los principales referentes del interior, porque los estrategas de la campaña del PJ consideran que en los departamentos es necesario el trabajo más profundo.

También se respaldarán las aspiraciones nacionales de Schiaretti y, desde su entorno, también confirmaron que su aventura nacional es una forma de ordenar la interna del peronismo provincial.

El jefe de la campaña de Llaryora será el vicegobernador Manuel Calvo, quien históricamente mantuvo una relación distante con el designado candidato, aunque en los últimos tiempos acercaron posiciones, según relataron en el peronismo.

En esta Nota