lunes 16 de mayo de 2022
CóRDOBA TERCERA EDICIÓN DEL PROGRAMA
24-04-2022 00:42

El PreViaje 3 será para estimular las temporadas bajas y media-bajas

Abarca de agosto a noviembre. Los resultados del verano, relevados por Mintur y Came, demuestran que se hicieron 66,8 millones de viajes y se desembolsaron más de $635.000 millones.

24-04-2022 00:42

Que el programa PreViaje fue un éxito ya nadie lo duda, ni desde los estamentos oficiales ni desde los operadores privados que vieron ‘reverdecer’ algunos brotes. Y los números, tanto del Ministerio de Turismo como de Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), así parecen demostrarlo: en los dos meses y medio del verano, se hicieron 66,8 millones de viajes, con un desembolso total de $635.920 millones (ver cuadro).

Con ese antecedente y consolidando la idea del sector privado en su reclamo de que se convierta en una “política de Estado”, el Mintur anunció la puesta en marcha del PreViaje III, la tercera versión de este programa de promoción del turismo nacional. El lanzamiento oficial sería en mayo.

Esta nueva versión va a ser para impulsar la temporada baja y media-baja y permitirá comprar viajes para usar después de las vacaciones de invierno y antes de la temporada de verano, es decir, no incluirá las temporadas altas. Comprenderá desde agosto hasta noviembre y, “si el presupuesto lo permite” advierten desde la cartera de Turismo, se sumaría diciembre.

El sistema va a ser el mismo que en las anteriores ediciones: devolución del 50% para los compradores en general y del 70% para jubilados afiliados al Pami, créditos que se reflejarán en la tarjeta del Banco Nación (Nativa Previaje). Los usuarios que ya la utilizaron no deben gestionar otro plástico, sino que podrán utilizar el mismo que ya emplearon.

El ministro Matías Lammens explicó a PERFIL CÓRDOBA que “la idea es ‘estirar’ las temporadas para todos los destinos, sobre todo en los meses que son los más bajos para el turismo”.

Y sobre la versión anterior del PreViaje, cuyo plazo final para registrarse fue el 31 de diciembre de 2021, precisó: “El grueso de la gente compró viajes para el verano 2022, pero hubo una cantidad importante que eligió marzo/abril –incluida Semana Santa–, meses durante los cuales viajaron 750.000 personas, y otro número importante, de alrededor de 300.000 turistas, van a viajar en las vacaciones de invierno de este año. O sea, la segunda edición del PreViaje cubrió no solo la temporada verano, desde noviembre y diciembre de 2021, sino también la primera mitad de este año, por eso el PreViaje III se proyecta para aplicar desde agosto en adelante”.

 

Resultados de Came.

Desde la entidad, que nuclea a medianas empresas, evaluaron que “el cierre de temporada confirmó los excelentes resultados que se venían dando desde mediados de diciembre. El gasto a precios constantes, es decir, quitando el efecto inflación, fue casi el doble que en el verano pasado y 20% mayor que en 2020. Si se suman además los excursionistas, en los dos meses y medio del verano, se hicieron 66,8 millones de viajes, con un desembolso total de $635.920 millones. Solo en el feriado de Carnaval viajaron 6,2 millones de ambas categorías (turistas y excursionistas) que gastaron $53.100 millones”.

El relevamiento indica, además, que viajaron 32,3 millones de turistas por el país que, con una estadía media de 4,6 días, dejaron un impacto económico directo de $ 584,619 millones y hubo 44,1% más de turistas que en el verano de 2021, mientras que el gasto, a precios constantes, fue 92,7% mayor. Ese incremento –dice Came– se explica tanto porque viajaron 10 millones más de personas que el año pasado, como también porque la estadía media fue sustancialmente mayor (pasó de 3,8 días a 4,6).

 

Comparada con 2020.

Según el análisis, la relevancia de los números se visualiza cuando se compara contra 2020, la temporada previa a la pandemia y hasta ese momento considerada récord. La cantidad de turistas creció 2,4% frente a esa fecha y la estadía media subió 10% (de 4,2 a 4,6 días). En tanto, el gasto total a precios constantes arrojó un crecimiento bianual de 20%.

 

Excursionistas.

El balance completo de la temporada arroja muchos más datos: si a los turistas se le suman los excursionistas, es decir, quienes visitaron pero no pernoctaron en el destino, se hicieron en total 66,8 millones de viajes y el impacto económico directo total ascendió a $ 635.920 millones (casi US$ 6.000 millones al tipo de cambio oficial).

El mayor gasto diario se observó en febrero, con $4.200 por persona. Esto se debe al aumento en los precios de la gastronomía y algunos servicios recreativos, y, por otro lado, al feriado de Carnaval, que incrementó la proporción de personas que abonaron entradas a las celebraciones.

 

Por destinos.

Bariloche fue la ciudad más elegida con $16.000 millones en comprobantes cargados en esta temporada. Todavía queda mucho por usar, pero más de tres millones de personas habrían viajado por esta modalidad en el verano. El 34% de los turistas, unos 11 millones, se dirigieron a destinos de la Provincia de Buenos Aires, especialmente a la costa argentina y otro 18,4% eligió la Provincia de Córdoba, con casi seis millones de visitantes. 

Por destinos, Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell, Bariloche, Mendoza, Villa Carlos Paz, Monte Hermoso, San Martín de los Andes, Merlo, Iguazú, Salta, Federación, Gualeguaychú, la zona de Quebrada de Jujuy, los valles de Tucumán, fueron algunas de las ciudades con mayor movimiento en el verano.

El estudio de Came finaliza asumiendo que “en materia de precios, el tipo de cambio hizo que la Argentina fuera competitiva frente a opciones como Uruguay, Brasil y Chile. Y el PreViaje acentuó esas diferencias, especialmente en los sectores de ingresos medios que fueron los grandes usuarios de ese programa”.