domingo 04 de diciembre de 2022
CóRDOBA INTERNA EN TRIBUNALES FEDERALES

El secretario penal sumariado pidió que dos camaristas sean apartados

Facundo Troncoso recusó a Liliana Navarro e Ignacio Vélez Funes. También ingresó un incidente de reconsideración en el trámite disciplinario que se abrió a partir de una denuncia del fiscal federal Enrique Senestrari. El episodio impacta, en paralelo, en el expediente en el que están procesados directivos de Luz y Fuerza.

30-10-2022 00:39

El episodio del ascensor, donde el secretario penal del Juzgado Federal 1 Facundo Troncoso, habría expresado calificaciones agraviantes sobre el fiscal federal Enrique Senestrari y mensajes amenazantes a su abogado, Claudio Orosz, continúa mostrando una interna en los tribunales federales, que se mueve cual juego de ajedrez.

La resolución, por mayoría, de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba de iniciar un sumario administrativo a Troncoso, tuvo la semana pasada dos planteos por parte del funcionario. Presentó un pedido de reconsideración y recusó a dos de los vocales que votaron a favor de abrir la investigación administrativa. Ambas cuestiones deberán ser resueltas por la Cámara.

Si las decisiones no son compartidas, la instancia siguiente es la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

Felix Lopez Amaya
FÉLIX LÓPEZ AMAYA. El abogado asumió la defensa de Facundo Troncoso en el sumario administrativo. 

El planteo de reposición fue confirmado a PERFIL CÓRDOBA por el defensor de Troncoso, el abogado Félix López Amaya. Si bien se excusó de dar detalles por el secreto de sumario vigente, señaló que la resolución de la Cámara no describe los hechos. “Carece de fundamentación fáctica y jurídica”, precisó. Es decir que, si no están claros las conductas que se le objetan, tampoco puede defenderse la persona investigada.

El trámite disciplinario se rige por normas específicas que hacen a la administración del Estado. La posición defensiva sostiene, también, que previo a la apertura de un sumario debe realizarse una investigación preliminar. En cierto modo, en su voto es lo que expresó la vocal Graciela Montesi, la única jueza que votó en contra de la apertura del sumario.

En cuanto a las recusaciones, se habrían planteado situaciones que podrían generar un temor de parcialidad en el funcionario sumariado. Ni el pedido de reconsideración ni los de apartamientos de los jueces interrumpe el trámite del expediente administrativo, que seguirá su curso. El juez federal de Bell Ville, Sergio Pintos, es quien está a cargo del proceso.

Por norma, este tipo de investigaciones administrativas tienen varios pasos. Primero se deben reunir pruebas, precisar cada uno de los hechos denunciados y recién después de eso se da parte al sumariado para que ejerza su defensa.

Efecto colateral. La semana pasada, el abogado Claudio Orosz pidió al juez federal Ricardo Bustos Fierro que aparte al secretario penal Facundo Troncoso de la causa de Luz y Fuerza, por enemistad manifiesta y grave sospecha de falta de objetividad. En ese expediente, Orosz defiende a dos procesados por asociación ilícita, el secretario general, Gabriel Suarez, y al directivo Oscar Fabio Guzmán. Y Troncoso es el que lleva adelante trámites procesales. A la luz de las amenazas que dijo haber recibido en su teléfono celular proferidas por Troncoso, Orosz pidió que no intervenga más.

En esta Nota