martes 29 de noviembre de 2022
CóRDOBA PEPE CIBRIÁN

El señor de los musicales estrena Dorothy en Córdoba

Con veinticuatro artistas locales en escena y vestuario a cargo de Alfredo Miranda, el diseñador de Drácula, Dorian Grey y El Hombre de la Mancha entre otros, el próximo viernes 28 de octubre estrena en Sala de las Américas Dorothy, un mágico musical. La pieza, que en sus inicios estuvo envuelta en rumores sobre un presupuesto millonario a cargo de la Agencia Córdoba Cultura, será financiada íntegramente por productores privados. El dramaturgo apuesta además a la apertura de una escuela en nuestra ciudad.

16-10-2022 00:35

Pepe Cibrián Campoy tiene en su haber más de sesenta musicales, entre los que se cuentan clásicos como El jorobado de París, Las mil y una noches y El fantasma de Canterville. 

Dueño de una obsesión que se refleja en sus puestas en escena, hace más de veinte días que la obra está lista para su estreno. Sin embargo, las pasadas seguirán hasta que los artistas sientan que “han hecho esto toda la vida”, asegura el dramaturgo y director.

En dupla con el compositor y pianista cordobés Fernando Rahe, Cibrián se muestra muy entusiasmado en lo que hace al trabajo con artistas locales: “es un placer trabajar con esta gente, tiene una idiosincrasia tan distinta a la de Buenos Aires, donde todo es tan rápido”. 

Con ensayos que le insumen seis horas diarias y seis días a la semana, el director musical rescata las producciones nacionales y critica la mirada que hay sobre los productos que vienen de afuera: “Ya en 1971, cuando hice Universexus, mi primer musical, tenía un número que se llamaba ‘Importen cosas, no importa qué, que si es de afuera, todo está bien’”.

—¿Es la primera vez que trabajan juntos?
—(Cibrián): Sí, y espero que no sea la última. Yo me encuentro muy feliz con Fernando porque es un gran músico. Le entrego el material y él, sin quitar una coma, compone unas cosas realmente mágicas. Hay todo tipo de canciones, algunas más comprometidas, otras de juegos, pero son de un nivel superior.
Yo tengo el privilegio de cantar tres de las cinco canciones y lo disfruto como un loco.

—(Rahe): Trabajar con Pepe para alguien a quien le gusta componer para teatro musical es una meta. Y estar hoy musicalizando una obra del autor más emblemático del género de teatro musical de Argentina y de Latinoamérica es un logro. Además, que encuentre apropiado el material que yo le proveo de acuerdo a su visión de la obra, es un lujo.

—(Cibrián): Es que todo lo que él me ha dado es de una sensibilidad superior. No me ha pasado de no tener que corregir. Y acá, si hay alguna corrección me la hace él, con mucho respeto por supuesto. Y a mí eso me hace sentir muy seguro.

—(Rahe) Para mí es muy fácil musicalizar Pepe Cibrián porque lo que viene escrito y pensado para una escena está cargado ya de una sensibilidad específica que se transmite en ese texto. Además, Pepe acostumbra a estructurar sus textos muy bien, son música en sí mismos, tienen su cadencia, su fraseo. La letra te va diciendo lo que debería sonar. Entonces nos entendimos desde un primer momento.

—¿Cuál dirían que es la clave para hacer un musical exitoso?
—(Cibrián): No hay clave, mi amor. La clave está en hacer lo que a uno le guste deseando que le guste al otro. Yo escribo lo que siento.

—Estreno en Córdoba, ¿y luego?
—(Cibrián) Vamos a ir al interior de Córdoba y del país. Y luego a Buenos Aires, que es una ciudad muy dura porque lo que viene de afuera es lo mejor y lo que viene de adentro, no. Algo que también les pasa a las provincias: si viene de Buenos Aires es bueno pero si no, no. Artistas talentosos hay en todos lados pero este es un país no federalista siendo federal. Y no solamente en Buenos Aires, que desconoce al país con una pedantería total, Mendoza tampoco sabe qué pasa en Tucumán o Tucumán en Córdoba. No estamos conectados y es una profunda lástima. Pero si viene de Suecia, seguro es bueno. Entonces los jóvenes no saben quién es Alfredo Alcón o Niní Marshall. Y eso es duro porque desconocen su propio ADN. Es como no saber quién es tu padre.

—¿En la música pasa lo mismo?
—( Rahe): Exactamente igual, no hay motivación para investigar, por conocer de dónde vienen las cosas. Hay chicos en esta obra que felizmente ya se pusieron al día pero accedieron a trabajar en una obra de Pepe Cibrián y no conocían ciertas obras suyas. Y sus obras están en Teatrix o en Youtube.

—Poner en escena un musical es muy costoso, ¿cómo lo financiaron finalmente?
—(Cibrián) Son dos productores los que van a poner el dinero. Se llama sponsoreo.

—¿Son locales?
—(Rahe): No. Son empresarios, pero no del rubro musical. Decidieron sumarse y apostar al proyecto; ellos asumen el rol de Productor Financiero.

— ¿Cómo ven la escena local?
—(Cibrián) Hay mucha inquietud y un movimiento interesante, por algo le dicen La Docta.
—(Rahe) Pero pasa esto de que hay pocas funciones de las obras, entonces no podés hacer temporadas. 

—¿Por qué pasa eso?
—(Rahe) Porque la masa crítica de público que va a determinados tipos de obras no es tan grande comparada con el total de la población. Creo que una tarea principal de un área de cultura de una ciudad o de una provincia no es tanto la creación de espectáculos sino la creación de públicos. Si no creás públicos podés hacer mil obras pero la gente prefiere ir a comer un lomito que ir al teatro. Eso es una misión de Estado, me parece. Para que toda la masa de la población tenga aspiraciones culturales, que es lo que en definitiva va a llenar los teatros.
—(Cibrián) Por eso hay que agrandar la masa, dándoles posibilidades de entradas accesibles para que la gente de clase media pueda ir al teatro. Es toda una labor que tienen que cumplir las estructuras culturales del país, no solamente el sector privado.

Fernando Rahe y pepe Cibrián

HACEDORES. Pepe Cibrián junto a Fernando Rahe, de cara al estreno de Dorothy, un mágico musical.  


Dorothy, el musical

Tomando como punto de partida a El mago de Oz, Cibrián vuelve a escena con el personaje de Dorothy, cuarenta años después. Ella es maestra y tiene dos nietos universitarios: “Sus nietos son muy tecnócratas, muy de hoy. Y ella se desespera porque no puede concebir que no quieran leer un cuento. Entonces aparece el fantasma de su hija, que murió en un accidente y por eso ella ha criado a sus nietos y le dice que la necesitan en Oz. Aparece el torbellino, ella agarra sus nietos y llegan a Oz donde no está ni siquiera el camino amarillo porque la bruja verde lo ha convertido todo en un estado fascista, con el pueblo detrás de unas murallas inexpugnables. A partir de allí, Dorothy junto a otros personajes tradicionales de la historia, intentarán restablecer el orden en Oz”, detalla Cibrián.
- ¿Tiene un final feliz?
- Sí, porque también tienen finales felices mis versiones de Calígula o incluso en Drácula porque la felicidad está en que él decide ceder su inmortalidad a cambio del amor para no dañar a la que ama, cosa que en general no pasa en la historia de la humanidad.


Cibrián abrirá una escuela

Si bien aún no hay mayores detalles al respecto, el director teatral y dramaturgo tiene previsto desembarcar en nuestra ciudad con su propia escuela: “El año que viene vamos a armar una escuela de teatro musical en Plaza de la música. La idea es enfocarnos en la formación desde la cultura en general. Hay muchas cosas que existen y que los jóvenes artistas no tienen idea pero cuando las ven, quedan fascinados. El problema es que nadie les muestra nada, las Secretarías de Cultura no muestran nada, ni acá, ni allá ni en ningún lado”, asegura.


Funciones
- 4, 5 y 6 de noviembre en Las Varillas, Río Cuarto y Villa María.
- 12 y 13 de noviembre en Sala de las Américas.
- 19, 20 y 21 de noviembre en Corrientes y Posadas.
- 25, 26 y 27 de noviembre en Tucumán y La Rioja.