domingo 25 de julio de 2021
CóRDOBA De la pelota al soccer
28-03-2021 00:31

El sueño americano

“Wanchope” Ábila será el sexto cordobés en la MLS. Se suma a Reynoso, Zelarayán, Bajamich, Jara y Carranza en la millonaria liga de Estados Unidos.

28-03-2021 00:31

De Unión Florida al Minnesota United, pasando por Instituto, Sarmiento de Junín, Deportivo Morón, Huracán, Cruzeiro de Brasil y Boca Juniors. La carrera de Ramón “Wanchope” Ábila tendrá como nuevo destino la Major League Soccer (MLS), el millonario mega-emprendimiento con el que Estados Unidos busca reposicionarse en el mapa del fútbol mundial.

El delantero da vuelta la página tras un capítulo importante como jugador xeneize: 83 partidos, 36 goles y cuatro vueltas olímpicas en tres años. En el país del norte lo espera una liga en crecimiento con 27 equipos (incluidos tres de Canadá) que, bajo la modalidad de franquicias al estilo de la NBA, pagan un canon anual de US$ 350 millones para entrar a la cancha.

Ningún problema para billeteras abultadas como las del exfutbolista inglés David Beckham, el exboxeador Oscar de la Hoya, el exbasquetbolista Earvin “Magic” Johnson o el director de cine Joe Roth (“Alicia en el país de las maravillas”), o clubes en plan de expansión territorial, como Inter de Italia y Manchester City de Inglaterra.

Seis para triunfar

También aguarda a “Wanchope” un conocido de sus tiempos de Boca: Emanuel Reynoso, quien en el último torneo llevó a Minnesota United hasta la final de la Conferencia Oeste.

El exTalleres es uno de los cinco cordobeses que continuará en la MLS, junto a Lucas Zelarayán (campeón con Columbus Crew en diciembre pasado), Diego Jara (FC Dallas), Mateo Bajamich (Houston Dynamo) y Julián Carranza (Inter Miami). Ya no estarán Pablo Piatti, transferido del Toronto FC al Elche de España, y Cristian Pavón, de regreso a Boca tras su paso por Los Ángeles Galaxy.

“El que más sobresalió fue ‘Bebelo’ Reynoso. Zelarayán también anduvo bien y Pavón alternó buenas y malas. Carranza y Bajamich jugaron poco”, cuenta José Luis Villarreal, quien dirige al Miami Beach FC en el ascenso estadounidense y es comentarista de la cadena Bein Sports.

“A Wanchope le va a sobrar para jugar en la MLS, sobre todo teniendo un asistidor como ‘Bebelo’. Seguro hará diferencia por sus características de juego y porque aquí las defensas son un poco distraídas”, dice “Villita”.

“No es la liga más competitiva del mundo. Tienen dinero e infraestructura, pero les falta entender mejor lo que es el fútbol. De todos modos, Estados Unidos es un país al que todo el mundo quiere venir a vivir, porque aquí no se altera nada”, apunta el exjugador de Belgrano, Boca, River, Atlético de Madrid, Montpellier, Pachuca y Estudiantes de La Plata.

Esperando a Messi

Tomás Pochettino, Erik Godoy y Maximiliano Urruti son otros jugadores con pasado en las canchas cordobesas que integran la embajada futbolística argentina en Estados Unidos. La nómina de casi 40 compatriotas incluye a tres DT: Gabriel Heinze, Matías Almeyda y Hernán Losada. Entre las figuras de la liga sobresalen el argentino Gonzalo Higuaín, el portugués Nani y el francés Blaise Matuidi, campeón del mundo en Rusia 2018.

David Beckham, propietario de Inter Miami, deslizó la posibilidad de que Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar puedan integrarse a su equipo en un futuro no muy lejano. Un eventual desembarco de “la Pulga” en Estados Unidos, a partir de la inserción del FC Barcelona en la MLS, también forma parte del plan que Joan Laporta, flamante mandamás del club catalán, elabora para seducir al capitán del seleccionado argentino.

El proyecto de expansión de la MLS contempla para 2022 la incorporación de una nueva franquicia de St.Louis, cuyo grupo inversor está integrado en su totalidad por mujeres y es liderado por la empresaria Carolyn Kindle.

Un objetivo Mundial

El fútbol de Estados Unidos ya no es aquel exilio dorado de los ‘70/’80, donde mostraron sus últimos destellos figuras como el brasileño Pelé, el alemán Franz Beckenbauer o el holandés Johan Cruyff.

“Se fue cambiando aquella modalidad de traer sólo a grandes nombres que cobraban fortunas y, en muchos casos, venían a hacer ‘la planchita’. Hoy buscan jugadores vigentes y con proyección, y miran mucho a Sudamérica”, señala José Luis Villareal.

“La apuesta de la MLS es posicionarse como una de las 10 ligas más importantes del planeta antes del Mundial 2026 que Estados Unidos compartirá con México y Canadá”, remarca el exseleccionado argentino.

“Tienen claro que el fútbol no es el deporte número uno en el país y quieren mejorar eso. Antes de la pandemia hubo partidos con 40 mil personas a la cancha, pero aún no es una liga muy difundida”, apunta. “Villita” cita como ejemplo la TV de Miami: “En la cadena donde trabajo (Bein Sports) se ven los torneos de España Francia y Turquía; ‘Telemundo’ pasa la Premier League y el fuerte de ‘Univisión’ es el certamen mejicano”.