lunes 18 de octubre de 2021
CóRDOBA VIOLENCIA DE GENERO
07-06-2020 00:37
07-06-2020 00:37

En la última década se abrieron 53 causas por abortos en Córdoba

Fueron prácticas clandestinas o hechos violentos que provocaron la pérdida de embarazos. Son los casos judiciales tramitados entre 2010 y 2019.

07-06-2020 00:37

El ‘Informe sobre la actividad judicial en causas por delitos de Abortos Punibles entre enero de 2010 y diciembre de 2019’ que acaba de publicar el Centro de Estudios y Proyectos Judiciales que depende del Tribunal Superior de Justicia, es un botón de muestra de las consecuencias que producen los abortos clandestinos.

En toda la década tan solo se tramitaron 53 causas por el delito de ‘aborto’ en la provincia de Córdoba. Pero, aún esa cifra tan exigua, evidencia la violencia que representa este tipo de prácticas sobre las mujeres.

El trabajo fue realizado por el abogado Ricardo Martín Franco y el licenciado en Administración de la UNC, Sebastián Carbone Cruz. Consistió en rastrear, en el Sistema de Administración de Causas (SAC) del Poder Judicial de Córdoba, todos los expedientes donde hubo imputaciones por aborto. Una vez definida la cifra (53 en total) dividieron los casos en los que la práctica se realizó con el consentimiento de la mujer embarazada, de aquellos en los que no existió aprobación de la gestante.

Con consentimiento de las mujeres fueron 24 causas. Y la gran mayoría de estos expedientes se abrió por denuncias de profesionales de la salud que las recibieron en hospitales o sanatorios con complicaciones y hasta riesgo de muerte. En efecto, dos murieron.

Sin consentimiento fueron 20. No hay que pensar demasiado para deducir que este universo de abortos fue producto de la violencia sobre el cuerpo de las mujeres embarazadas. En este caso, dos fueron víctimas de femicidio. Como se verá, hay datos concretos que pudieron ser analizados en 44 expedientes.

No así en otros nueve que se rastrearon en los archivos del Poder Judicial y son causas antiguas, que van desde 2010 a 2012. De las 44 causas, solamente 14 llegaron a tener sentencias firmes. El resto está en instrucción, a juicio o con sentencia pero apelada.

Una de las causas que inició en 2010 sigue en investigación penal preparatoria con una única imputada por el delito de aborto con consentimiento seguido de muerte. El último movimiento registrado fue en junio de 2018. Hay dos rasgos que se repiten: cuatro de cada 10 abortos ocurrieron en la semana 14 de embarazo y las gestantes fueron menores de 29 años.

Abortos clandestinos. Se investigaron 26 hechos (hay más de uno en algunas de las 24 causas), de los cuales en 22 llegó a consumarse la interrupción del embarazo y en cuatro no. En la mitad se utilizaron medicamentos abortivos, mientras que el resto las mujeres acudieron a intervenciones quirúrgicas o aplicaron recetas caseras.

En total, se imputaron a 45 personas por el delito de aborto, de las cuales 17 eran las propias gestantes. El resto son los que participaron en las prácticas o acompañaron e impulsaron a las mujeres a concretar su decisión. En cuanto a la distribución geográfica, exactamente la mitad sucedió en Córdoba y el resto en el interior.

Abortos no deseados. Se encontraron 20 causas judiciales, de las cuales en el 65% de ellas, las mujeres violentadas perdieron su embarazo. El 70% de este universo de casos ocurrió en la vivienda de la víctima; y en el 75% de los hechos los victimarios fueron parejas o exparejas.

Casi la mitad de estos expedientes ya tienen sentencias firmes. Es más que evidente que se trata de situaciones de violencia de género donde la consecuencia fue la pérdida del hijo en gestación.

Uno tuvo lugar en 2018 y fue un femicidio por el que la pareja de la víctima acabó con la vida de la mujer y con el embarazo a término que llevaba. El imputado recibió prisión perpetua.

La otra causa se inició en 2014 con la imputación sobre la pareja de la mujer embarazada, que fue encontrada sin vida en su domicilio. Existían antecedentes de violencia en la relación.

No obstante la prueba demostró que se habría tratado de un suicidio y el imputado fue sobreseído. Se puede observar que la causa más antigua que aún se investiga es de 2015. Mientras, el 50% de las causas en etapa de juicio oral llevan al menos siete años sin sentencia.

 

2020_06_07_maternidad_cedocperfil
MATERNIDAD PROVINCIAL. A la mujer le salvaron la vida. No obstante quedó estéril.

 

"HUBO VIOLENCIA OBSTETRICA"

Una de las últimas condenas fue aplicada al médico Carlos Martínez Cara en un juicio abreviado en el que reconoció que sometió a una mujer a un aborto clandestino provocándole infertilidad. Fue en noviembre del año pasado.

El camarista Martín Bertone, al fundamentar la sentencia, consideró que los hechos constituyeron “violencia obstétrica”. Por los delitos de aborto y lesiones gravísimas fue condenado a tres años de prisión efectiva. En agosto de 2018, la joven (22 años) con un embarazo de 21 semanas lo había contactado para que le realizara un aborto.

El médico cobró $22.000. Luego de sedarla, le realizó la práctica seccionando el feto en varias partes. Las maniobras provocaron un corte en el útero y partes del feto se desplazaron hacia el interior, entre las vísceras de la mujer. En ese estado la envió a su domicilio

A los dos días presentó una complicación e ingresó a la guardia de la Maternidad Provincial de barrio San Vicente donde le diagnosticaron “abdomen agudo ginecológico por aborto séptico”. Los médicos le salvaron la vida. Tuvieron que extraerle el útero y tras la intervención estuvo en estado crítico. La mujer quedó estéril.