jueves 01 de diciembre de 2022
CóRDOBA FRANCO MORRA

“Estoy ajeno a la rosca política”

Con apenas 33 años está transitando su segundo mandato como intendente de General Deheza, uno de los polos productivos más importantes de la provincia.

02-01-2022 00:33

En septiembre de 2015 Franco Morra ganó las elecciones municipales de General Deheza con apenas 26 años, transformándose en el intendente más joven de la provincia de Córdoba. Actualmente, con 33 años, transita su segundo período en ese cargo y en el ambiente político se dice que es uno de los jóvenes con mayor futuro en la función pública.

Sin embargo, deja en claro que en diciembre del 2023, cuando concluya su mandato, se retirará para trabajar en el ámbito privado y darle prioridad a su familia.

Morra llegó a la función pública con 23 años cuando la –en ese momento– intendenta Elma Scattolini lo invitó a participar como secretario de gobierno en la Municipalidad. Por entonces, todavía estudiaba abogacía en Río Cuarto y fue todo un desafío.

Morra dice que le gusta buscar herramientas que puedan transformar la realidad, que se siente cómodo armando equipos y que lo apasiona la gestión. “Mi vocación es de servicio. Estoy ajeno a la rosca política”, señala en diálogo con PERFIL CÓRDOBA.

—¿Cómo convive con la crítica constante y los prejuicios hacia los políticos?

—Lo reconozco, es complicado. Pero trato de tomar las críticas constructivas. Sé que no son hacia mí, sino hacia mi función. Y lo trabajo en equipo. Hay críticas que no tienen fundamento, pero a aquellos que tienen sus argumentos y que vale la pena estudiar, las tomo y después ejecuto. Mi verdadero equipo está en el vecino. Me encanta interactuar con los vecinos, porque me abre puertas. Interactúo mucho en redes sociales, pregunto, respondo personalmente.

—¿Alguna vez la edad lo perjudicó o favoreció, para tomar alguna decisión o enfrentar alguna acción?

—El manejo de los empleados al inicio fue difícil. La Municipalidad tiene 170 empleados y cuando entré, con 23 años, me costó. Tenía formación en Derecho y no en Recursos Humanos, pero fue un aprendizaje y hoy ya lo tomo diferente. La edad me benefició en el sentido de las ganas, la voluntad y el ímpetu que normalmente tienen los jóvenes. Una batería que no se agota.

—¿Cómo ve la política de hoy?

—Estamos atravesando una enorme crisis política, primero en los par tidos y segundo como dirigentes. La agenda de la política está muy alejada de la gente y eso enoja. No hay soluciones para los vecinos, lo que genera bronca y decepción. Claramente hay que dar vuelta la página en todo sentido en la política argentina. Hay que generar una agenda de trabajo transversal.

Horizonte. Morra está casado con Ornella, a quien conoció cuando estudiaba en Río Cuarto, y tiene dos hijos: Pedro, de 4 años, y Guillermina, de un año y medio. “Son mis motores, son lo más lindo que me pasó en la vida”, asegura.

“Tengo mi estudio, que no es una cuestión menor. Me interesa mucho sostener mi actividad privada, porque mi futuro lo veo ahí, en esa área. No es mi caso mantenerme por muchos años viviendo de la función pública. Creo que los cambios se deben hacer desde adentro. Llevo 12 años de gestión y para la salud de General Deheza entiendo que cuando concluya mi mandato debo dar un paso al costado y darles lugar a otras personas. Debo darle prioridad a mi familia”, confiesa.

Morra proyecta y en esa proyección exclama: “No me veo en otro lugar que no sea en General Deheza”.

El intendente sostiene que su sueño como profesional es desarrollarse en una carrera centrada en soluciones hacia el sector empresario. Está cursando una maestría en ese sentido. Cuando habla parece un torbellino de palabras. Entonces, asegura: “Como funcionario, mi sueño es finalizar la intendencia cumpliendo con los proyectos propuestos en la plataforma de campaña. Poder salir a la calle y decirles a los vecinos que lo que prometí lo pude cumplir, o al menos lo intenté. También que podamos encontrar referentes que representen la agenda de la gente”.

VISION POLÍTICA

—¿Cuál es su opinión sobre el Gobierno nacional?

—Creo que la pandemia lo atravesó de una manera increíble y sorprendente y, en ese sentido, con errores propios, no ha podido concretar un plan de gobierno o por lo menos no se ha visibilizado y eso le está costando bastante caro a los argentinos, en todo sentido: en desarrollo económico, empresarial, la inflación. No hay un norte económico que se pueda vislumbrar.

—¿Y del Gobierno provincial?

—Hay una gran capacidad de gestión del gobernador Juan Schiaretti, del cual copié y aprendí mucho. Hay una necesidad de recambio generacional, que se va a dar con la finalización del mandato, algo natural que será muy bueno para la provincia.

—¿Cómo es ser intendente de una ciudad que es un polo productivo fuerte?

—En ese sentido es más fácil la tarea, porque tenemos políticas de Estado que se han logrado implementar a través de las gestiones municipales y que han dado grandes beneficios. Por ejemplo, una política sostenida en inversión en infraestructura: sea quien sea el in-
tendente se sostiene y se defiende. Es un municipio referente en lo productivo y el desafío es que también lo sea en el ámbito de la sustentabilidad y la modernización.

 

En esta Nota