martes 27 de septiembre de 2022
CóRDOBA EN ABRE GALERÍA

La cueva de los sueños olvidados de Roger Mantegani

El artista cordobés inauguró el pasado miércoles una muestra con sus últimas obras, bajo la curaduría de Luz Novillo Corvalán. ‘Cueva, carbón y visiones’ es el nombre de la exhibición en la que las piezas –hechas ad hoc para la galería intimista ubicada en pleno corazón de Nueva Córdoba– arrastran al espectador al universo de Mantegani. Una puesta consistente e inmersiva que tiene su correlato en una versión virtual de la mano de la empresa Bircle.

18-09-2022 00:33

Con una sucinta paleta de colores –que va del negro del carbón y los ocres y blancos a distintas variaciones de rojos– y el contraste entre la pequeñez del espacio y el gran formato de las obras, Roger Mantegani recreó en ABRE Galería de Arte su propio universo de visiones y sueños.

La idea entre el artista y la curadora, Luz Novillo Corvalán, había surgido cuando ella lo visitó en su atelier en Buenos Aires y vio las obras monumentales en las que Mantegani venía trabajando. Pensando en eso y en la pequeñez del espacio que dirige junto a Lourdes Carranza, recordó aquella cueva de pinturas descubierta en Francia y que tan bien documentó Werner Herzog en ‘La cueva de los sueños olvidados’: Se trata de la cueva francesa Chauvet, descubierta accidentalmente en 1994 por un derrumbe y que es una verdadera galería de
arte natural, con más de 400 pinturas rupestres que datan de 32.000 años.

“El día en que Roger Mantegani me comentó exaltado su idea de cubrir las paredes de las salas de la galería con papel madera, algo quedó resonando en mi cabeza, aunque no supe en ese momento establecer ninguna conexión. Estábamos en su taller en Buenos Aires rodeados por los monumentales dibujos realizados especialmente para la exposición. El material central y herramienta para el dibujo era el carbón. Había restos de polvo negro por todos lados. Roger había dejado que los papeles cayeran al piso, evité con cuidado pisar sobre la obra que observaba fascinada”, dice Novillo Corvalán en el texto curatorial de la muestra. 

Lo primero que apareció fue la idea de empapelar con papel madera las salas; probaron cómo funcionaba y en ese momento la curadora se dio cuenta de que Roger Mantegani estaba construyendo su propia cueva. “El trabajo de Roger tiene, de alguna manera, esa representación figurativa y naturalista, con el gran virtuosismo que caracteriza su trabajo, además. En estas obras hay una búsqueda de su espacio íntimo y atemporal. Ahí se genera una cierta analogía con esas primeras figuraciones. Fue muy interesante trazar este paralelo y sin forzar nada porque hasta sus materiales, sus herramientas, el carbón, los colores blancos, negros, tintes de rojos son exactamente los mismos de las pinturas rupestres”, explica la curadora.

“Yo visité varias veces la galería de Luz y en mi taller en Buenos Aires empecé a trabajar pensando permanentemente en los espacios. Eso fue lo primero: ante un espacio más íntimo y más pequeño, creí en la contraposición, obras lo más grandes posible para que incomoden y a la vez sean atractivas. Me parecía demasiado simple y obvio poner obras en pequeño formato, entonces decidí jugar con lo grande, lo chico y con la intimidad de este espacio que finalmente termina siendo como la cueva, la entraña más íntima”, cuenta el artista.

Así, ‘Cueva, carbón y visiones’ –un nombre sin demasiada discursividad, consistente y concreto– funciona como una experiencia que se corre de la mera contemplación para transformarse en algo más activo: el espacio se ha vuelto inmersivo.

Al respecto, Novillo Corvalán dirá que lo que buscaron fue justamente escapar de las lógicas museográficas de exhibición. “Lo que más nos interesa es la experiencia que puede tener el espectador junto con la obra. Por eso en una de las salas puede verse que las obras se despegan de las paredes, nos interesaba jugar con eso. Además, en estas obras a gran escala, se puede sospechar la acción del  artista en el dibujo, poniendo su cuerpo para cada uno de los trabajos”.

Mantegani en el metaverso

Obra Mantegani

MANTEGANI. Obras suyas han sido subastadas en las reconocidas firmas Sotheby’s y Christie's de Nueva York.

Alejado de los preconceptos que puedan generar las nuevas tecnologías en el arte, Mantegani se muestra entusiasmado con que sus obras traspasen las barreras del mundo físico. “Me parece maravilloso, yo soy de una generación a la que le cuesta un poco, pero estoy totalmente abierto y con ganas de ser parte porque esto permite que el arte se vea de otra forma”. 

A través de una alianza con Bircle, obras del artista pueden disfrutarse en el metaverso, a través de un Oculus. “Es una sala virtual, que complementa esta galería física donde se exhibe la obra de Roger. En este momento tenemos dos obras y estamos explorando la posibilidad de sumar más”, explicó José Romero Victorica, al frente de la empresa.
 

Para ver

La muestra podrá visitarse hasta el 10 de noviembre en Independencia 828, PB. De miércoles a viernes de 17 a 20, sin cita previa.