4th de March de 2021
CóRDOBA Distribución en Córdoba
06-12-2020 00:50

La firma Cassaro proveerá hielo seco para la conservación de las vacunas

La empresa se prepara para tener un rol clave en la logística de las vacunas dentro de la provincia. Se utilizarían 200 kilos por semana, capacidad de la que dispone la fábrica.

06-12-2020 00:50

La llegada de la vacuna contra el Covid-19 al país está cada vez más cerca. Por tal motivo, las autoridades sanitarias de la Provincia de Córdoba ultiman detalles para responder de la manera más eficiente, a los desafíos inéditos en materia de logística que presentarán los distintos tipos de vacuna que arriben a este territorio.

En ese marco, la empresa Cassaro, una de las marcas con tradición en el servicio de choperas y matafuegos, se prepara para tener un protagonismo que puede ser decisivo en la distribución de la vacuna.

La firma ubicada en el corazón de barrio General Paz, produce hielo seco, material clave para el mantenimiento correcto de las vacunas mientras son transportadas. Los gerentes de la empresa ya están en contacto con representantes del Ministerio de Salud de la Provincia para ultimar detalles logísticos, con el objetivo de que las futuras vacunas cuenten con la temperatura necesaria para llegar a cada rincón de Córdoba.

La novedad fue confirmada a PERFIL CÓRDOBA por los propios integrantes del Grupo Cassaro, quienes se mostraron ilusionados por participar en la logística de una causa humanitaria tan importante, como la distribución de la vacuna contra el flagelo del Covid-19.

Víctor Cassaro, uno de los titulares de la empresa, contó que “encargados de logística del Ministerio de Salud de Córdoba nos llamaron con la necesidad de adquirir el hielo seco para la vacuna del Covid”.

“Este hielo seco luego se coloca en cajas isotérmicas o conservadoras de telgopor, las cuales serán selladas en Córdoba capital y distribuidas al interior de la provincia”, agregó Cassaro, quien además brindó precisiones respecto a la capacidad de generación de hielo seco: “Tenemos una máquina para producir panes de 800 gramos y de un kilo, que tienen una forma de cilindro. Pero para esta logística especial que necesitan las vacunas, en principio, haríamos una especie de ‘pan’ mucho más grande, el cual tendrá un peso que oscilará entre los 20 y 25 kilos y en este caso tendrá una forma cúbica. Por lo que nos han preguntado, usarían 200 kilos por semana. Esta es una demanda que podríamos cumplir sin problemas”, completó entusiasmado el empresario.

Qué es. El hielo seco es dióxido de carbono congelado o en forma sólida, el cual puede llegar hasta a 75 grados bajo cero. Eliana Cassaro, gerenta de la empresa y nieta de Adolfo Cassaro, fundador de la firma, resaltó que cuentan con una amplia experiencia en la producción de este elemento. “El hielo está en estado gaseoso, lo empezamos a prensar y las partículas empiezan a congelarse”, explicó. “Nuestra empresa desde el principio lo utilizó con un uso medicinal. Incluso actualmente nos llaman para solicitarnos este elemento cuando deben transportar algún órgano”, agregó.

Además del uso medicinal, Eliana Cassaro describió que el hielo seco fue utilizado en un amplio abanico de posibilidades, entre ellas en tratamientos dermatológicos y también en otros totalmente distintos, como por ejemplo, usos decorativos en espectáculos de Flavio Mendoza en el teatro Luxor o para generar “una especie de humo” en desfiles de moda. El hielo seco se evapora en menos de 24 horas por lo que habrá que pulir muchos detalles de logística, cuando se sepa qué vacunas llegarán al país en primera instancia y luego a Córdoba. La empresa líder en la producción de chopp y con fuerte presencia en el mercado de venta de equipos contra incendios, tiene un punto a favor extra que también puede resultar clave cuando las vacunas empiecen a desembarcar: Cassaro cuenta con la capacidad de construir nuevas máquinas que generen hielo seco, en caso de que el mercado lo demande.

Hielo Seco Cassaro

Vacunas en la mira. El Ejecutivo nacional apunta a la vacuna rusa Sputnik V, cuyas primeras dosis llegarían al país en diciembre y con mayor masividad a partir de enero, según lo afirmó el propio presidente Alberto Fernández. Esta vacuna debe conservarse al menos a -18º centígrados. Este fin de semana comenzó a colocarse en Moscú a personal de salud prioritario. Sería la primera en llegar al país de la mano del Gobierno nacional y se suministrarán dos dosis.

Pfizer, la vacuna ultrafría. Otra vacuna con grandes posibilidades de llegar en el corto plazo, aunque no masivamente, es la de Pfizer-BioNtech. Esta vacuna denominada “ultra fría”, necesita almacenamiento a temperaturas cercanas a los -75° centígrados. En Estados Unidos la aerolínea United ya comenzó a diagramar la logística para el transporte dentro de su territorio.

Para ello, incluyó sensores térmicos en los aviones, congeladores de temperatura ultrabaja y contenedores térmicos. En toda la cadena, la presencia del hielo seco es un factor clave. A miles de kilómetros de allí, en Córdoba, la firma Cassaro se prepara para tener un rol importante cuando estas vacunas arriben al país.

En esta Nota