sábado 31 de julio de 2021
CóRDOBA NUEVAS DISPOSICIONES
04-07-2021 00:34

La inviabilidad de los teatros frente a un nuevo aforo del 30%

Las salas independientes podrán abrir sus puertas con una capacidad mínima. Obligados a replantear sus obras y preocupación por la prohibición de talleres y seminarios.

04-07-2021 00:34

A partir del 9 de julio y hasta el 1 de agosto regirán nuevas medidas sanitarias en cines, teatros y museos que suponen —además de un estricto protocolo— un aforo del 30% en estos espacios.

Desde la Agencia Córdoba Cultura señalan que recién a partir de la semana que viene estarán en condiciones de adelantar la programación que tendrá el Teatro Real; aunque por caso, la productora Marina Abulafia que iba a estrenar ‘Te llevo en el alma y cada día te quiero más‘ en esa sala, explica que se hace muy complicado pensar un estreno con una capacidad tan reducida y que prefiere hacerlo más cerca de septiembre u octubre.

Si bien, en términos generales, se celebró la posibilidad de volver a abrir, algunas salas independientes decidieron esperar hasta agosto, otras empezaron a analizar las programaciones que ya tenían previstas para definir qué obras podrán poner en escena y muchas harán funciones esporádicas en lugar de las carteleras programadas con antelación.

Desde la Red de Salas la medida se ve como una forma de retomar la actividad y la posibilidad de ir viendo qué pasa con el público y con las condiciones sanitarias tras las vacaciones.

Al respecto, Julieta Lazzarino de Quinto Deva brinda detalles: “Hay varias salas que estamos en evaluación junto a los grupos que teníamos programados; algunos necesitan estrenar por diversas causas, otros tienen muchas ganas y están a quienes se les hace inviable. Varios van a programar alguna obra aislada y no la programación completa y hay salas que decidieron esperar un poco más”.

En lo que todos coinciden es en que no hay posibilidades de sostener los espacios con un aforo tan reducido. “La Cochera va a abrir a partir del 9 de julio, respetando el aforo permitido del 30%, porque siempre se comprendió la necesidad de preservar la salud y por en- de cumplimos con todo lo que los gobiernos, nacional y provincial, han ido estableciendo como medidas de prevención. Pero es totalmente insostenible una sala de teatro con un aforo de estas características”, dice Daniela Bossio.

Por su parte Sonia Daniel —de María Castaña— confirma que a partir del 10 de julio retomarán sus actividades con la obra ‘Amor en París’, que tuvo mucha concurrencia: “Cuando estábamos al 50% llenábamos y quedó mucha gente con ganas de verla. La idea es retomar y replantear la cantidad de funciones que necesitamos a partir del nuevo aforo”, explica. 

En María Castaña tenían la programación armada hasta fin de año, pero mañana lunes se sentarán a revisar qué se puede hacer y qué no. Y, además, charlar con los distintos grupos de teatro sobre si están dispuestos a subirse a escena en este nuevo marco.

A nivel económico, estas disposiciones complican también la situación, ya que los gastos son los mismos que si se trabajara a sala llena. En este sentido, Daniel señala que la inflación se ‘comió’ mucho de su trabajo porque las entradas no han podido ponerse a la altura de las circunstancias: “La nuestra no es una sala tan pequeña, tenemos 140 butacas y pensamos en recibir hasta 40 personas con este aforo. Pero la realidad es que hay otras salas que a lo mejor tienen 50 butacas. Imaginate lo que es el treinta por ciento”.

En la misma línea, Diego Haas de La nave agrega: “Está claro que el nuevo aforo es insostenible, pero al mismo tiempo creemos que está bien para empezar a volver. Nosotros tenemos 80 localidades, así que podríamos recibir hasta 24 personas. Estuvimos haciendo números y es muy poca plata. Perdemos solo al prender las luces y las consolas”.

De todos modos, Hass explica que tienen un grupo que está muy ansioso por estrenar ‘Llanto de perro’, una obra dirigida por Agustín Bazán, postergada desde antes de mayo y que lo harán el viernes 16 de julio, si logran sortear algunas cuestiones administrativas pendientes.

Complicaciones. Sucede que, además del nuevo aforo, son varias las salas que se encuentran en una situación compleja, vinculada a las habilitaciones. “Muchas salas nos quedamos sin habilitaciones en medio de la pandemia y los trámites están llevando más tiempo del que deberían llevar. Tuvimos una habilitación genérica, pero era para hacer trámites y no para funciones. Estas habilitaciones vencieron ayer (el miércoles pasado) así que esperamos poder destrabar esto lo más pronto posible”, detalla Haas.


Sin talleres ni seminarios

Una de las patas fundamentales para el sostenimiento económico de las salas independientes de Córdoba, son los talleres de capacitación para niños y adultos. Hoy no pueden realizarlos.

“Lo que más esperamos ahora es la habilitación de talleres para adultos. Nadie está respondiendo este tema. Si no se abren va a ser muy duro sostener la segunda mitad del año”, detalla Lazzarino.

En el mismo sentido, Daniel señala que esperan al menos poder habilitar la actividad con adultos y, tras las vacaciones de invierno, pensar en el armado de burbujas con niños y adolescentes. “Los talleres perdieron muchísimos alumnos en la virtualidad; la gente necesita encontrarse con el otro”.

Daniel advierte, además, que el protocolo que implementan las salas funciona y que lo que falta es confianza: “La gente de la cultura hemos sido los más cuidadosos a la hora de seguir los protocolos. Y comprobamos que nuestras medidas sanitarias funcionan, pero de cierta manera hemos estado estigmatizados desde el principio de la pandemia con que somos un foco de contagio”.

 

En esta Nota