Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 09 de diciembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / LÓGICA O SORPRESA
domingo 6 octubre, 2019

¿Las elecciones generales pueden cambiar los resultados de las PASO?

Los datos de elecciones anteriores marcan continuidad en los resultados. El oficialismo apuesta a forzar un balotaje. Fernández busca aumentar lo obtenido y ganar en primera vuelta.

Nicolás Gerchunoff

EL ÚLTIMO VOTO. Alberto Fernández cuando emitió su sufragio en las primarias Foto: Cedoc_Perfil
domingo 6 octubre, 2019

A tres semanas de la elección presidencial del próximo 27 de octubre, tanto la lectura que realizan algunos politólogos como el análisis comparativo de los resultados de elecciones anteriores, indican que Alberto Fernández tiene las mayores chances de ser elegido como el próximo presidente.

Sin embargo, desde Juntos por el Cambio, creen que la fuerte polarización que hay en el electorado, sumado a las últimas medidas anunciadas por el Gobierno y la posibilidad de que haya mayor participación de votantes, todavía le dan margen al presidente Mauricio Macri para acortar la brecha por la que perdió en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y forzar una segunda vuelta electoral para noviembre.

Primarias que marcan el rumbo

Desde la incorporación de las PASO en 2009, el análisis de los resultados indica que no hay demasiado margen para sorpresas entre ambas instancias de votación. Cuando una fuerza política ganó la elección primaria con diferencias porcentuales de peso en los comicios generales se ratificó ese resultado.

En 2011 el Frente para la Victoria obtuvo el 50,04% de los votos en las PASO y luego terminó imponiéndose en las presidenciales con el 54,11%. En ambos casos la diferencia con el segundo frente más votado –que en esta ocasión fue de casi 40 puntos- se mantuvo de una elección a otra.

En 2015 el Frente para la Victoria ganó en ambas elecciones y terminó perdiendo en el balotaje contra Cambiemos, pero en un contexto distinto: el peronismo compitió dividido y permitió configurar un escenario de “tercios” partiendo su electorado, lo que favoreció a Cambiemos.

Por entonces, el porcentaje de votos cosechados por el triunfador fue sensiblemente menor tanto en las Paso (36,69%) como en las generales (37,08%) y además, la diferencia entre el primero y el segundo fue menor a 10 puntos (varió de 8 a 3 de una elección a otra).

El resultado del pasado 11 de agosto muestra un panorama similar al de 2011, ya que Alberto Fernández no solo sacó una distancia de 18 puntos sobre Macri sino que además hay un contexto desfavorable para el oficialismo signado por la crisis económica y social, el desgaste de la gestión, un peronismo que compite unido y una marcada polarización entre las fuerzas principales que dejan a la tercera opción no sea competitiva (Consenso Federal obtuvo sólo el 8% de los votos).

El reflejo de las encuestas

La politóloga Sofia Chini, asegura que el rumbo que marcan los sondeos de opinión es que en los comicios del 27 de octubre no va a haber grandes cambios respecto a los resultados de las PASO. Aunque advierte que hay que prestar especial atención a los indecisos, que definen su voto a último momento, ya que pueden tener una incidencia importante en el resultado final.

“Estamos frente a un escenario socio- económico y político que golpea a las clases medias y bajas, los sondeos de opinión nos revelan cada vez más una sensación de hartazgo de la gente ante la crisis y un reclamo de estabilidad y previsibilidad a los gobernantes”, explicó la docente universitaria e integrante de la consultora política In focus.

En el mismo sentido, el analista político Gustavo Córdoba considera que la sociedad argentina expresó una clara señal con su voto el 11 de agosto y cambió el liderazgo para salir de la crisis poniéndole muchas expectativas a la posibilidad de que Alberto Fernández sea elegido presidente.

 “Vemos que para el 27 de octubre, como mínimo, se mantiene el mismo escenario de las PASO en cuanto a la distancia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Incluso se está ampliando la diferencia entre 4 y 5 puntos a favor de Fernández, fundamentalmente en los grandes centros urbanos del país como Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba”, precisó el consultor.

Campaña

Chini considera que en Córdoba, debido a la “hiperpolarización que define al electorado, la utilización del llamado “voto útil” marcará un escenario en el que las dos opciones políticas mayoritarias cosecharán una mayor cantidad de sufragios.

En cuanto al último tramo de la campaña, la politóloga piensa que la estrategia de Macri será la de profundizar acciones de tono y corte emotivo y emocional, buscando reconciliarse con parte de la clase media que lo apoyó en 2015, que hoy se ve  afectada por el rumbo de la economía.

En el caso de Alberto Fernández, entiende que utilizará estrategias de contención de los votos obtenidos en agosto. “Fernández realiza discursos amplios y generales con propuestas centradas en lo económico y apariciones multisectoriales tratando de evitar que tomen relevancia las expresiones de aquellos sectores más radicalizados que integran el Frente de Todos”, señaló Chini.

En tanto, Córdoba sostiene que en términos conceptuales las campañas se presentan con escaso contenido de propuestas y que los roles de los principales candidatos son confusos.

“Ver a Alberto Fernández casi en un rol de presidente, pidiéndole al gremio de aeronáuticos que suspendan las medidas de fuerza y, por otra parte, ver a Mauricio Macri de caravana en distintos puntos del país, como si no tuviera funciones del Ejecutivo a su cargo, hacen pensar que hay roles invertidos entre ambos”, explicó el analista.

El consultor considera que en nuestra provincia es muy probable que Juntos por el Cambio vuelva a ganar la elección general, pero con un margen menor al obtenido en las PASO.

“En las primarias Macri obtuvo una diferencia de 18 puntos y es probable que en las generales esa diferencia se achique a 10 ó 12. El Gobierno está intentando mantener, al menos, su núcleo duro de votantes en torno al 32% del electorado aunque esto no le alcance para que el presidente sea reelecto”, concluyó.

Los argumentos de cada lado

Soher El Sukaria – Candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio

  •  “A pocas semanas de la elección veo que el escenario sigue estando muy polarizado con dos visiones muy distintas del país y aún con posibilidades para ambos”.
  • “En Córdoba creo volveremos a ganar porque la sociedad va a acompañar de manera muy significativa a Mauricio Macri, que volverá a ser el gran elector”.
  • “Los principales argumentos y fortalezas que tenemos para poder revertir el resultado de las PASO o llegar a un ballotage, son que Mauricio Macri ha transitado todo su gobierno diciendo la verdad. Ha corregido muchas falencias que heredó de administraciones anteriores, como por ejemplo la matriz energética. También ha puesto todo el equipo de gobierno a trabajar en la gestión y ha realizado muchas obras que la gente realmente necesita. Además hemos terminado con la corrupción y nuestro gobierno ha profundizado la lucha contra el narcotráfico. Hemos demostrado un profundo federalismo y somos el primer gobierno que ha respetado de verdad la división de poderes respetando la autonomía del Poder Judicial”.

Gabriela Estévez – Candidata a diputada nacional del Frente de Todos

  • “Creo que la ciudadanía ya tomó una decisión en las elecciones de agosto. Sin caer en triunfalismos anticipados, veo un escenario electoral bastante definido en el que el Frente de Todos va a ganar principalmente por la difícil situación económica que viven la mayoría de las familias argentinas, por nuestras propuestas y por el fuerte descontento que se percibe hacia el gobierno”.
  • “En Córdoba hubo una expresión de descontento muy grande hacia el actual rumbo que ha tomado el gobierno. Nuestra fuerza y nuestras propuestas hicieron que dupliquemos nuestro caudal electoral en la provincia. Creo que en las generales vamos a tener un nuevo repunte, aún cuando en Córdoba siempre ha habido una mirada crítica hacia el kirchnerismo”.
  • “Las principales fortalezas de Alberto Fernández y sus propuestas tiene que ver con que él sabe perfectamente que decisiones hay que tomar para modificar el rumbo de la economía y la gente confía en la experiencia previa que tiene. Tiene mucha claridad en su propuesta y un equipo de colaboradores muy amplio y heterogéneo que le da pluralidad y representatividad a todos los sectores. Tiene una mirada verdaderamente federal de la política y el país y por lo tanto su proyecto incluye a todos los ciudadanos, todas las economías regionales y a todos los gobernadores.

 

Resultados de elecciones PASO y Generales.

PASO 2011:

1. Frente para la Victoria (Fernández – Boudou) 50,24%

2. Unión Desarrollo Social (Alfonsín – G. Fraga) 12,20%

3. Unión Popular (Duhalde – Das Neves) 12,12%

GENERALES 2011:

1. Frente para la Victoria 54,11%

2. Frente Amplio Progresista 16,80%

3. Unión Desarrollo Social 11,41%

PASO 2015:

1. Frente para la Victoria (Scioli – Zannini) 36,69%

2. Cambiemos (Macri – Michetti) 28,57%

3. Unidos Nueva Alternativa (Massa – Sáenz) 19,52%

GENERALES 2015:

1. Frente para la Victoria 37,08%

2. Cambiemos 34,15%

3. Unidos Nueva Alternativa 21,39%

PASO 2019:

1. Frente de Todos (Fernández – Fernández) 47,78%

2. Junto por el Cambio (Macri – Pichetto) 31,79%

3. Consenso Federal (Lavagna – Urtubey) 8,23%

--

 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4838

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.