lunes 20 de septiembre de 2021
CóRDOBA UN CASO INÉDITO
24-01-2021 00:37

Liberaron al cordobés acusado de traficar más de 7.000 kilos de hachís en Marruecos

El día que se cumplían tres años de su detención, Eduardo Bolzón recuperó la libertad. En un hecho sin antecedentes, lo juzgarán en Argentina por pruebas generadas en el país africano.

24-01-2021 00:37

El cordobés acusado de traficar 7.425 kilogramos de hachís en Marruecos, Eduardo Bolzón, finalmente consiguió la libertad. Dejó la cárcel de Bouwer por una resolución del juez federal Alejandro Sánchez Freytes, quien habilitó la feria de enero para resolver su situación.

Su caso presenta aristas de gran novedad jurídica. Bolzón está acusado en Marruecos, junto a otras siete personas, por tráfico de estupefacientes. Su imputación surgió de un operativo realizado por la gendarmería de aquel país en el puesto de Guerguerat, en el Sahara Occidental, en el límite con Mauritania, el 11 de marzo de 2017. En una carga que él transportaba hallaron 7.425 kilos de hachís camuflados entre fibra de coco. Por eso se lo acusa de tenencia ilegal de estupefacientes, complicidad en su transporte y comercialización, tentativa de exportación sin autorización o declaración y complicidad.

Marruecos había lanzado una orden de captura internacional a partir de aquel episodio. Cuando llegó al aeropuerto Ambrosio Taravella, en nuestra ciudad, el 9 de enero de 2018, fue detenido y desde entonces permaneció en Bouwer. A partir de ahí comenzó una discusión jurídica sobre si debía o no concederse la extradición solicitada por el procurador del Reino de Marruecos, Abdallah Ahmanna.

En una sentencia de mediados de 2018, el juez federal Alejandro Sánchez Freytes resolvió que debía ser juzgado por un tribunal argentino, con la prueba aportada por la justicia marroquí, lo que constituye un hecho inédito. Una de las razones es que entre el Reino de Marruecos y la República Argentina no hay tratado de extradición. Pero además, su defensora oficial, Mercedes Crespi, planteó en aquella oportunidad la situación a la que sería sometido por el sistema penitenciario marroquí, observado por organismos internacionales por las torturas y vejámenes que allí se producen.

2021_01_24_sanchezfreytes_cedocperfil
JUEZ FEDERAL ALEJANDRO SANCHEZ FREYTES

La ley argentina 24.767 de Cooperación Internacional en materia penal establece la opción para los ciudadanos de nuestro país que sean requeridos por otro Estado de ser juzgados por la Justicia local. A esta norma se ajustó el juez Sánchez Freytes para rechazar el pedido de Marruecos ya que apenas inició el proceso, Bolzón expresó que optaba por la posibilidad de ser juzgado aquí.

Hasta la Corte. Sin embargo, la defensa recurrió a instancias superiores y llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación objetando que Bolzón deba ser sometido a juicio. A mediados del año pasado, en plena pandemia y aislamiento social sanitario, desistió del recurso extraordinario por lo quedó firme la sentencia de Sánchez Freytes.

Ahora, en libertad -con una caución de $250 mil- el cordobés acusado por Marruecos deberá cumplir una serie de condiciones, entre las cuales se incluye someterse a la vigilancia del Patronato del Liberado, presentarse cada 10 días en el juzgado y no salir de la ciudad de Córdoba. El juez también ordenó que se le retengan los pasaportes argentino e italiano que posee, documentos que quedarán en resguardo en la Secretaría Penal del tribunal.

El fiscal se opuso. El último día hábil de 2020, el fiscal Casas Nóblega había emitido un dictamen en el cual se manifestó contrario al otorgamiento de la libertad. Analizó que Bolzón está acusado de un grave delito porque la sospecha lo ubica como integrante de una organización dedicada al contrabando de estupefacientes desde Marruecos a Senegal, que implicó el montaje de una logística por la que obtuvieron documentos de exportación de mercadería y despacho de aduanas. Analizó que todas estas conductas son agravantes de un delito de por sí grave.

Opinó que es posible que Marruecos no preste su conformidad para que Bolzón sea juzgado en Argentina por lo que debería ser trasladado, para enfrentar allá el proceso en su contra. Si es liberado podría eludir la acción de la Justicia poniendo en riesgo el trámite de extradición.

“Tanto el argumento de seriedad de la infracción como el de severidad de la pena pueden, en principio, ser tomados en consideración cuando se analiza el riesgo de evasión del detenido, en casos en los que el tiempo de detención cumplido” está dentro de los dos años que fija la ley como el máximo posible de la prisión preventiva, advirtió el juez. Por esa razón, habilitó la feria y dispuso el cese de la prisión preventiva de Bolzón, quien finalmente recuperó la libertad.

Cómo sigue el proceso. La defensora oficial Crespi señaló que el proceso continúa como cualquier otro, pero en Córdoba. Se espera que el Reino de Marruecos envíe los antecedentes para iniciar un proceso nuevo en el cual Bolzón tomará conocimiento de la acusación, de las pruebas, podrá declarar, será o no procesado hasta llegar, eventualmente, a un juicio oral.

En esta Nota