2nd de March de 2021
CóRDOBA NEGOCIACIÓN DE LA DEUDA
17-01-2021 00:54

Mario Negri: “Es un mal acuerdo que compromete a las futuras gestiones”

El parlamentario de Juntos por el Cambio criticó la renegociación de la deuda provincial. Aseguró que será impagable y que el arreglo le hizo perder U$S200 millones a la Provincia.

17-01-2021 00:54

A lo largo de todo el proceso de renegociación de la deuda provincial, dirigentes del arco opositor fueron marcando el pulso de los cuestionamientos en torno al momento y al modo en el que se llevó adelante el proceso.

Cuando finalmente se informó el acuerdo, también hubo críticas respecto de los términos que el propio gobernador Juan Schiaretti se encargó de dar a conocer, al anunciar que Córdoba dejará de erogar U$S700 millones que tenía por las condiciones originales de los contratos en concepto de capital e interés, que la tasa de interés promedio se bajará de 7,23% a 6,08% y que los pagos de la deuda empezarán a vencer recién en el año 2023.

El legislador nacional Mario Negri, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de diputados, es uno de los que más cuestionó el acuerdo.

_ ¿Cómo fue el proceso de negociación que encaró el Gobierno provincial?

Se sabe poco de cómo fue el proceso, nos enterábamos a medida que iban rechazando las ofertas a pesar de que por ley debían informar a la Legislatura el avance que iba teniendo la negociación.

El apuro del Gobernador por cerrar un acuerdo para evitar un titular desfavorable en los diarios lo llevó a cerrar en condiciones desfavorables para la provincia. Hasta en el Gobierno Nacional coinciden con eso, lo que es indicativo de se trata de un mal arreglo.

A pesar de que lo nieguen, sí hubo un default. Técnicamente los plazos estaban vencidos y no se cumplieron los compromisos.

_ ¿Cómo cree que terminó siendo el acuerdo final?

El gobierno todavía no ha cerrado el arreglo, pero han informado los principales grupos acreedores que aceptarían la última propuesta.

Es un mal acuerdo porque si bien hay una reducción sobre la tasa de interés respecto de la que regía para la deuda original, es muy superior a la que acordaron otras provincias, como Mendoza, y la Nación, que reestructuró a valores mucho más bajos.

Además, si bien pospone los pagos hasta 2023, compromete seriamente las gestiones de los próximos ocho años. La deuda sigue siendo impagable, habrá que volver a renegociar y será más caro. El gobierno se sacó de encima parte del problema que él mismo generó y se lo traslada a quien vaya a gobernar en los próximos años. Eso es lo que verdaderamente festejan.

_ ¿Cómo queda la situación financiera de la provincia a mediano y largo plazo con este acuerdo y con la deuda?

En primer lugar, no es cierto que se hayan ahorrado U$S250 millones, eso es un relato. Si bien los intereses sobre la deuda reestructurada son menores a los pactados originalmente, ya se habían abonado más de U$S450 millones con anterioridad, por lo tanto, el acuerdo termina siendo unos U$S200 millones más caro. A eso se lo esconde, pero es la realidad.

Y si le sumamos el déficit de la Caja de Jubilaciones, de la Empresa Provincial de Energía (EPEC), de las agencias y de los demás organismos descentralizados caemos en la dura realidad; son casi $100.000 millones lo que se debe. Por eso creemos que Córdoba está totalmente desfinanciada y ha perdido su autonomía. Para seguir funcionado va a tener que tomar más deuda y someterse a los condicionamientos políticos que le imponga el kirchnerismo.

_ ¿Cómo analiza las obras e inversiones que se realizaron en los últimos años con el dinero que se obtuvo con estos préstamos?

Hay obras que están muy bien, como el cierre de la avenida de circunvalación de Córdoba y los gasoductos troncales, pero hay otras como la nueva legislatura y la Casa de Gobierno que podían esperar, no eran urgentes. Se debió invertir en Salud y no se hizo, y hoy se ven las consecuencias. Priorizaron el marketing.

Por otro lado, aunque el Gobierno lo niegue, parte de la deuda que se contrajo se utilizó para pagar gastos corrientes porque a pesar de la insoportable presión impositiva que tienen los cordobeses los ingresos no alcanzan para pagar los gastos de funcionamiento del Estado provincial.

_ Desde el oficialismo hubo fuertes cuestionamientos al rol que jugó la oposición por las críticas públicas que manifestaron durante el proceso de reestructuración.

Son chicanas, en realidad a los acreedores los eligieron ellos no nosotros. Tampoco tienen sentido ni lógica los disparates en torno a supuestos intentos desestabilizadores que buscan desviar el eje de la discusión para que no se hable de lo mal que está la provincia.

Hace 22 años que gobiernan y Córdoba tiene los indicadores sociales de pobreza y marginalidad más altos del país. También tenemos un nivel de desempleo récord y tarifas e impuestos impagables para la mayoría de los cordobeses. Si Córdoba se atrasó fue por las políticas que implementaron desde Hacemos por Córdoba, no por las críticas de la oposición.

Haber llevado el gasto, el déficit y la deuda a niveles siderales, les sirvió para ganar elecciones, pero ahora hay que pagarlo; lo que hacen es “kirchnerismo de manual”.

Nicolás Gerchunoff