Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 22 de octubre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / HACEMOS POR CÓRDOBA
domingo 22 septiembre, 2019

Molesto con algunos intendentes peronistas, Schiaretti afina contactos con radicales del interior

Tras el respaldo de jefes comunales peronistas a Alberto F., el gobernador prepara la estrategia más allá de diciembre. La foto con Caserio que pidió el candidato del Frente de Todos.

por Gabriel Silva

¿TODO OK? Schiaretti, de licencia, retorna y empieza a pensar en la relación con Fernández. Foto: Cedoc Perfil

En los despachos principales del Panal se sigue hablando de lo que dejó el primer arribo de Alberto Fernández antes de las elecciones de octubre. Después de la tensión que anticipó PERFIL CORDOBA con la que se iba a vivir la misa por el recuerdo de José Manuel de la Sota, las aguas entre Alberto Fernández y Juan Schiaretti comienzan a calmarse. 

A decir verdad, comenzaron a distenderse después del encuentro que ambos mantuvieron en la noche del pasado domingo en el hotel que se alojaba el candidato del Frente de Todos. Allí, Fernández expuso su molestia por la decisión del gobernador de mantener su prescindencia y el propio Schiaretti argumentó los motivos de esa postura. 

La cual no cambiará hasta los comicios de octubre. “Después todo se va a empezar a acomodar”, repiten en El Panal. A pesar de las voces del PJ cordobés que indican que no será fácil reconstruir la relación entre ambos. 

El eje Caserio. Uno de los pedidos que surgió en el café de ese convulsionado domingo por la noche tuvo a Carlos Caserio como protagonista. El senador se convirtió desde hace un tiempo en el referente de Alberto F. en Córdoba y así se lo hizo saber el propio candidato a Schiaretti, con quien le pidió que tengan un acercamiento. 

El último llamado entre ambos fue hace dos meses. Después de eso, dos dirigentes cercanos al gobernador le sugirieron al senador limar asperezas y eso no se concretó. Los que conocen a Caserio dicen que hubo dos hechos que lo molestaron y mucho. El primero, cuando Schiaretti recibió a Miguel Pichetto, ya convertido en compañero de fórmula de Mauricio Macri y a horas de que se definiera la presidencia del bloque PJ en el Senado. 

Ahí, Caserio vio una jugada de Schiaretti para bloquear su arribo a esa jefatura de bancada. 

La segunda fue el día que citó a los intendentes hace dos semanas. Hubo contactos para que el senador fuera de la partida y después desistió por intuir que había detrás una intención de insistir con la boleta corta y enviar un mensaje al búnker de San Telmo. 

Caserio, que en la noche del viernes estuvo con los candidatos a diputados del Frente de Todos en el sur provincial, tiene además otro frente abierto dentro del Gobierno provincial y es Carlos Massei. 

El ministro de Gobierno y el senador están confrontados a partir de la relación que el senador empezó a tejer con los intendentes por la candidatura de Fernández. Desde El Panal dicen que mientras exista el compromiso con la boleta corta no hay problemas hacia arriba; pero por lo bajo no ocultan el enojo por la postura radical que tomaron algunos jefes comunales. 

Por eso, habrá un guiño a los intendentes radicales que se quedaron sin referentes en la provincia y están a punto de perder el paraguas nacional. Vínculo al que tampoco le sacaron el jugo que esperaban. 

Los elegidos de Schiaretti. “Si esto sigue así, ‘el Gringo’ va a armar un bloque duro de intendentes peronistas con (Ignacio) García Aresca, de San Francisco; (Juan Manuel) Llamosas que tiene elecciones el año que viene en Río Cuarto; (Facundo) Rufeil en La Calera, Martín Gill y los Torres si ganan en Alta Gracia”, razonó un dirigente peronista. 

A este lote sumará el respaldo a los intendentes radicales y no descartan el arribo de alguno de ellos al futuro gabinete. En una nueva señal de apertura y castigo.  

Por fuera de Caserio, el gobernador quiere además nuevos interlocutores con Fernández. Uno será el propio intendente de Villa María, con lo que podría seguir equilibrando el poder a futuro; y el otro será Jorge “el Zurdo” Montoya, el delasotista que hace tiempo se acercó a Schiaretti y es un viejo conocido de Alberto F. 

En ellos dos, sumados al contacto entre Alejandra Vigo y Fernando ‘el Chino’ Navarro, están los lazos que quiere tejer Schiaretti más allá de la línea directa. 

Dentro del terreno de lo sindical, el gobernador también apuesta a una renovación. Fuentes del Gobierno provincial creen que la apuesta por la sucesión de José Pihen como uno de los interlocutores con los gremios se divide en dos: las 62 Organizaciones que teje lazos con Massei y Vigo; o Néstor Chavarría de la Uocra, muy cercano en esta gestión a Schiaretti. 

La estrategia de la boleta corta. Uno de los consultores de mayor confianza con El Panal entregó un trabajo en los últimos días que rápidamente se viralizó entre la dirigencia. 

En el mismo se divide lo conseguido -en Provincia y Capital- por la boleta corta y cuánto tienen por crecer. Pero, además, define la estrategia comunicacional para lo que viene en tres puntos: una primera etapa, que consta de instalar el discurso del voto útil; repetir la campaña del corte de boleta, en la segunda fase; y cerrar con la presencia fuerte de Schiaretti en los últimos diez días de campaña

“La polarización dificulta todo, pero hay que saber diferenciarse. Está difícil”, reconoció un dirigente del entorno de los candidatos de Hacemos por Córdoba. 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4790

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.