25th de February de 2021
CóRDOBA TURISMO EN PANDEMIA
17-01-2021 00:44

Nación y Provincia monitorean las cifras para sostener la temporada

El ministro Matías Lammens y el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés, se muestran optimistas, pero alertas por los números de contagios. Los dos 'coeficientes' que obligarían a restricciones.

JUAN ERRAMOUSPE
17-01-2021 00:44

La mirada sobre el futuro de la temporada turística, tanto en el país como en Córdoba, no varía mucho entre las autoridades del sector en la Nación y en la Provincia: hay un “cauto” optimismo de llegar con actividad hasta fines de marzo, pero alertas con los números que deja día a día la pandemia.

El pasado miércoles el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, visitó la provincia junto al secretario de Obras Públicas nacional, Martín Gill, y la subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad de esa cartera, Inés Albergucci. Los recibieron el presidente y vicepresidente de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés y Federico Alesandri, respectivamente, y el titular de la Agencia Córdoba Deportes, Héctor Campana.

Avilés le dijo a PERFIL CÓRDOBA que “si bien en un proceso pandémico en el mundo, en Córdoba y en el país, las temporadas son especiales, estamos contentos porque superamos las expectativas. Éramos conscientes de la situación en la que estamos trabajando, viendo las fotos del mundo sabíamos cuáles eran los marcos en los que podíamos hablar de temporada, pero según los números que tenemos, después de la decisión del gobernador Juan Schiaretti de no restringir la movilidad, la temporada se va consolidando día a día, tanto en reservas como consultas”.

Al respecto, aseguró que “los cordobeses están liderando lo que hace a los certificados ‘Verano’ (la aplicación) en los últimos días y Villa Carlos Paz está primera a nivel nacional”.

En cuanto a las cifras que están manejando, indicó: “Tuvimos picos los fines de semana que superaron el 65% y llegaron hasta 90% en algunos destinos, pero hay un promedio que podríamos situar entre finales de diciembre y la primera quincena de enero, de entre el 45 al 50%. Ha subido bastante el nivel de consultas y se está viendo que para la segunda quincena de enero hay reservas importantes”.

–¿El promedio de pernoctaciones es de tres noches y muy pocas de hasta siete noches?

–Depende de la zona, pero podríamos generalizarlos en esos números. Algunos corredores tienen un poco más de pernoctes, pero en una mirada general el promedio sería de 2,5 a tres noches. Hay que tener en cuenta que hay un segmento importante que antes vacacionaba en el exterior, en Brasil o Uruguay, y en esta temporada se quedaron acá.

–¿Ha variado el mercado receptivo de Córdoba, ya no son porteños y santafesinos los que aportan el mayor flujo de visitantes?

–Sí, así es. Desde hace unos cinco o seis años, el cordobés, más allá de conocer Córdoba, aprendió a disfrutarla. Los argentinos tenemos esa idiosincrasia de que los destinos, mientras más lejos son más lindo o mejores, pero cuando empezamos a descubrir lo cercano, la jerarquía de los servicios y los productos cordobeses y comparamos con lo que antes teníamos como opciones de vacaciones, descubrimos lo mucho que tiene la provincia para ofrecer.

–Fue noticia nacional la foto de los desbordes de jóvenes en Santa Rosa de Calamuchita.

–Sabemos que en esto de la responsabilidad sanitaria en pandemia, la franja etárea más compleja es la juventud, pero en esto, en base a la experiencia, tenemos que trabajar previamente y ahí entran a jugar las responsabilidades individuales y familiares.

Los jóvenes tienen esa mirada mucho más relajada en su conducta. Yo creo que los adultos, los padres, somos los responsables de decirles “vos disfrutá, pasala bien, pero tené en cuenta que, si te contagiás, nos vas a contagiar a nosotros, tus abuelos, tus tíos”. Habría que cambiar la forma de comunicarnos con los jóvenes para que dimensionen lo que es esta pandemia y que pueden relajarse para disfrutar, pero con los cuidados necesarios. Lo de Santa Rosa de Calamuchita y lo que se vio en la costa argentina, creo que es la excepcionalidad, pero hay trabajar en los territorios y ordenarlos antes de que ocurran estos hechos, para que no sucedan.

En general hay una conducta cuidadosa en las familias, se ve cómo se ubican en los ríos, cómo caminan por las calles de cada localidad o en los restaurantes, pero hay grupos minoritarios con poca responsabilidad. Por eso tenemos que seguir trabajando para que podamos llegar al final de la temporada, el 4 de abril.

Sobre la posibilidad de aplicar restricciones si la situación lo amerita, afirmó: “Estamos en un proceso pandémico con flexibilizaciones y a esa realidad hay que cuidarla todos los días, es una situación incierta en la diaria, por eso hay que hacer las cosas bien y cuidarnos. Seguimos atentos a la situación sanitaria y a las decisiones que se tomen a nivel nacional y provincial, pero por ahora seguimos pensando en el 4 de abril como final de la temporada”.

 

Coeficientes condicionantes

Por su parte, Matías Lammens, consultado sobre la misma hipótesis, respondió a este diario: “El decreto presidencial contempla dos coeficientes que, si se superan, obliga a las autoridades locales a tomar medidas restrictivas”.

Esos dos parámetros son: ‘razón’, cuando el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y en los 14 días previos, sea superior a 1,20 (es decir, que los casos aumenten un 20% de una quincena a la otra); y la ‘incidencia’, cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes, sea superior a 150.

“Lo que esperamos es que haya un amesetamiento y una baja de los casos en los próximos días, no queremos tomar medidas restrictivas, pero si la situación sanitaria se desborda, vamos a hacerlo”, advirtió Lammens.

Sobre los desbordes ocurridos en algunos puntos turísticos, como Córdoba y la Costa Atlántica, descarto “una bajada de línea” desde Nación para que eso no vuelva a ocurrir.

“No hay bajada de línea, es un trabajo conjunto. Estoy seguro que Esteban (Avilés) y el intendente de Santa Rosa de Calamuchita (Claudio Chavero) están tan interesados como nosotros en que esos desbordes no vuelvan a ocurrir y creo que lo vamos a lograr”, estimó.

“Es una de las charlas que vamos a tener con los intendentes. Lo que necesitamos es mucho control en el territorio, la Nación llega a muchos lados, está muy presente, pero necesitamos que nos acompañen las autoridades provinciales y locales”, cerró.

 

En esta Nota