sábado 28 de enero de 2023
CóRDOBA JUICIO A LA CORTE

Parlamentarios cordobeses adelantan fuerte escenario de debate en Diputados

Se oficializó el llamado a sesiones extraordinarias. El kirchnerismo avanzará con el polémico proyecto de juicio político a los miembros de la Corte Suprema por “mal desempeño”. Los cambiemitas cargaron duro por “la agenda judicial de impunidad” que solo le preocupa al poder K. El schiarettismo habló en términos de “resistencia” a la avanzada K. También rechazó el prestarse a “un juego más de la grieta”.

15-01-2023 00:48

En medio del clima político convulsionado por la avanzada del Frente de Todos (FdT) contra la Corte Suprema de Justicia, que cobrará mayor centralidad en las próximas semanas en el Congreso nacional, espadas parlamentarias cordobesas adelantaron a Perfil Córdoba el escenario en torno a la polarización del debate en Diputados.

Tras la oficialización de la convocatoria a sesiones extraordinarias, entre el 23 de enero hasta el 28 de febrero, para abordar un temario de 27 proyectos, diputados oficialistas ingresaron a la Cámara el expediente de juicio político a los cuatro jueces del máximo tribunal: Horacio Rosatti –su presidente–, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, por “mal desempeño” de sus funciones, en base al documento impulsado días atrás por el presidente Alberto Fernández y un grupo de gobernadores aliados.

La legisladora camporista Gabriela Estévez (Frente de Todos) defendió la iniciativa y afirmó que: “Dicta fallos de carácter político” de intromisión a otro poder del Estado, en alusión a la resolución a favor de la Ciudad de Buenos Aires por la disputa de fondos coparticipables y a la integración del Consejo de la Magistratura.

En la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) adelantaron que darán el debate en comisión por el rechazo. El jefe del bloque UCR, Mario Negri, aseguró que “el kirchnerismo quiere llevarse puesta la Justicia y consagrar la impunidad”. En tanto, el titular de Evolución Radical, Rodrigo de Loredo, salió al cruce de la avanzada K. “Es un circo para enlodarnos, saben que no va a prosperar”, retrucó.

Por su parte, el schiarettista Carlos Gutiérrez expresó que resistirán la avanzada K que “se quiere llevar puesto los pilares de la democracia”. A su vez, rechazó el prestarse a “un juego más de la grieta”. 

Sobre la base del proyecto de 410 páginas que ya ingresó a Diputados, en el cual están planteadas cuatro causales de “mal desempeño”, Estévez afirmó que “la Corte es absolutamente parcial” y ha dictado fallos en donde –además– “hay conflicto de intereses”.

Sostuvo la necesidad de que, en principio, los miembros del máximo tribunal “den explicaciones” y, luego, demandó “un Poder Judicial que esté a la altura de las demandas de la sociedad”. Según la kirchnerista, la Corte está actuando “en resguardo de un sector económico y de un partido político”.

Desde la vereda opositora, Negri señaló que “la agenda de gobierno para extraordinarias, donde dispone el juicio político a la Corte y la ampliación de la misma de cinco a 15 miembros, pone en evidencia que el kirchnerismo quiere llevarse puesta la justicia y consagrar la impunidad”.

Al remarcar que el proyecto K “no va a prosperar” en el recinto porque no dan los votos, De Loredo arremetió contra el FdT. En su rechazo, afirmó que “nunca puede ser causal de mal desempeño el contenido de una sentencia”.

En su contragolpe, el diputado evolucionista renovó su pedido de apartamiento a Carolina Gaillard de la presidencia de la comisión –por donde pasará el debate del juicio político al máximo tribunal– por “adelantar opinión” en contra de los jueces de la Corte. Si bien es parte acusatoria, el radical cuestionó que de ese modo “no se garantiza la objetividad e imparcialidad del proceso”.

¿Agenda de la gente? En medio de la polémica por el juicio a la Corte y su prioridad en la agenda que le preocupa a la gente, la referente de La Cámpora local dijo que “la incidencia que tienen los fallos de la Corte Suprema en la toma de decisiones sobre nuestra vida cotidiana, es central”.

Así planteó que “inciden sobre nuestro patrimonio, sobre las tarifas que pagamos y los precios de las cosas”, además de acentuar su crítica en la decisión de “a qué causas darle celeridad y a cuáles planchar para garantizar impunidad”. Por eso, la legisladora del FdT demandó “una justicia imparcial” y “una democracia con independencia de poderes”.

Al salir al cruce de la embestida K, Negri cuestionó que “en medio de la crisis social y económica, donde festejan un 95% anual de inflación, sólo tienen como programa atropellar la república, garantizar la impunidad de Cristina Kirchner y naturalizar la anarquía por encima de la ley”.

“Estamos tranquilos porque no tienen los votos para aprobar ninguna de estas tropelías”, advirtió el referente opositor.

“Golpe blanco”. En el oficialismo ya se escucha la acusación de “golpe blanco” y de cometer un “acto de extorsión” de JxC al bloquear la casi treintena de proyectos que impulsan para tratar en extraordinarias, si no se retira el proyecto de juicio político.

Estévez acusó a la oposición de “paralizar” el Congreso ante un temario que incluye proyectos que “aportan respuestas a problemáticas concretas de la sociedad”. “Han decidido paralizarlo para generar una defensa de carácter corporativo”, fustigó.

En su réplica, De Loredo justificó el contragolpe ante la entidad que tiene este “ataque institucional” a la Corte y calificó al accionar del gobierno de “gravedad democrática”, a la vez que destacó el rol que viene cumpliendo JxC de “poner límites” al kirchnerismo.

“Juntos por el Cambio fue claro cuando expresó a través de su mesa nacional que no vamos a tratar ningún otro proyecto de ley mientras el kirchnerismo continúe con ese asedio a la justicia”, sentenció Negri.

Desde Córdoba Federal, Gutiérrez opinó que el kirchnerismo parte de “una base totalmente inadmisible” que implica “no acatar un fallo de la instancia superior del órgano de control por excelencia”.

El schiarettista paladar negro enfatizó que van a “resistir” este nuevo intento del gobierno kirchnerista que “se quiere llevar puesto los pilares de la democracia”. De cara al escenario que viene, aseguró: “No nos vamos a prestar a un juego más de la grieta” que constituye esta cuestión del juicio político a la Corte.

En esta Nota