jueves 29 de julio de 2021
CóRDOBA INNOVACION
04-07-2021 00:53

Pyme cordobesa desarrolló equipo para detectar Covid-19 en dos minutos

La firma Bexsa, con sede en Bell Ville, desarrolló un dispositivo que analiza el aliento de las personas para determinar la presencia de la enfermedad. Ya hicieron prototipos de la “nariz electrónica” y van por la aprobación de Anmat.

04-07-2021 00:53

La incursión de la pandemia de Covid-19 sigue generando y acelerando avances científicos y técnicos para intentar contener su impacto, disminuir y atenuar sus efectos, prevenir su expansión o diagnosticar su presencia, evolución y propagación. El desafío global que supuso la pandemia está siendo respondido, en numerosas ocasiones, con procesos de investigación y desarrollo para hacer frente al virus, en forma constante y en numerosos puntos del planeta.

Uno de los últimos ejemplos de esto se acaba de presentar en el interior de Córdoba y con una pyme industrial como protagonista. Se trata de la firma Bexsa, que se dedica a la generación y comercialización de gases del aire y que tiene sede en el polo industrial de Bell Ville, en el sureste provincial.

Una de las unidades corporativas de Bexsa es Argentum Texne que desarrolla sistemas olfatométricos, sensores ELD para gases, válvulas de alta velocidad y sistemas de separación de gases, entre otros productos. Esa unidad acaba de crear y presentar ante las autoridades del municipio de Bell Ville un dispositivo que permite detectar la presencia de Covid-19, analizando el aliento de las personas, y en un brevísimo rango de tiempo, de entre dos a tres minutos.

El equipo bautizado comercialmente como AAH EYE-nose tiene una boquilla desde la que la persona sopla, lleva una bolsa y ese contenido es analizado para determinar la presencia de la enfermedad. “Este tipo de instrumentos son conocidos como ´nariz electrónica´. Se los llama nariz electrónica porque hacen uso del olfato artificial para detectar una determinada sustancia. En el caso particular de la nariz para la Covid es una nariz electrónica con un plus, trabaja en una determinación basada en el aliento del paciente. Lo que hace nuestro equipo es detectar y analizar los biomarcadores que largamos los humanos al exhalar y están vinculados al equilibrio o desequilibrio que tengamos”, señala Ricardo De Simone, presidente de Bexsa, en diálogo con PERFIL CORDOBA.

“Nosotros tenemos miles de biomarcadores que exhalamos y que se pueden detectar y definen algunas enfermedades. Lo que hicimos con este instrumento fue determinar los biomarcadores que detectan la presencia de la enfermedad Covid 19 en el aliento, lo que permite conocer quién está enfermo con Covid. Es decir, no detecta el virus del SARS Cov2, sino la enfermedad, el Covid-19. No hay que hisopar ni extraer sangre, simplemente la persona sopla en una bolsa esterilizada expulsando su aliento y esa bolsa se coloca en el equipo que verifica y analiza los bimarcadores contenidos en el aliento para determinar si la persona tiene o no Covid-19”, detalló De Simone.

Con el apoyo del municipio de Bell Ville la firma ya tuvo dos fases de pruebas y testeos. Se analizaron muestras en 140 personas con un nivel de efectividad superior al 90%. “La comunidad de Bell Ville y el municipio, nos ayudó porque puso a disposición, con un protocolo y un comité de ética la convocatoria para pacientes de forma voluntaria, con conformidad por escrito. Hicimos el examen del aliento de las personas y el municipio hizo los PCR rutinarios para contrastar los resultados. Logramos un muy buen nivel de efectividad y un porcentaje de falsos negativos o falsos positivos en torno al 5%. Luego hicimos otra fase de testeo con voluntarios del sistema de salud y con gente vacunada. Ese universo de testeo que se hizo en dos momentos diferentes es la base administrativa, de información y conceptual con la que estamos iniciando los trámites en el área de tecnología médica de la Anmat para lograr la aprobación del equipo”, señaló el empresario.

Entre los aspectos diferenciales y las ventajas del instrumento desarrollado en Bell Ville De Simone enumera varios: “por un lado el costo, que es muy inferir o lo que hoy implica hacer un PCR. Hoy tenemos desarrollados prototipos y todavía no tenemos los costos finales, pero en breve vamos a iniciar una primera producción en serie. Pero es un equipo que se amortiza rápido y con descartables económicos. Luego tenemos que es un proceso no invasivo, la persona sopla en una bolsa, no se la hisopa ni se le extrae sangre. Además, es rápido, en dos a tres minutos está el resultado. Y está concebido para el trabajo a campo, lo puedo tener en los ingresos de los colegios, de las empresas, de las oficinas etc. Y puedo hacer geolocalización de los casos, se les puede hacer un seguimiento a los pacientes, ver la evolución de las personas, se los puede testear todos los días para ver cómo siguen los casos”.

De miel a Covid. El desarrollo de la nariz electrónica que detecta Covid fue una evolución de un desarrollo previo, concebido para otros fines. En la presentación del equipo en el municipio de Bell Ville De Simone contó: “esto se fue ajustando, pero nosotros veníamos trabajando con un equipo similar para detectar la adulteración de la miel. Hay más demanda que oferta de miel y es muy común la miel se estire, se adultere. Nosotros teníamos un equipo que se usaba a los fines de detectar esa adulteración, pero desde marzo del año pasado nos pusimos a pensar en una reconversión para ajustarlo a las necesidades que tenemos hoy y hacer un aporte en un momento tan grave y tan crítico para todos”.

Patente en EEUU
Junto a los trámites para lograr la aprobación del equipo en Anmat, desde Bexsa ya lograron una aprobación de solicitud de patente del equipo en los Estados Unidos.

En esta Nota