lunes 08 de agosto de 2022
CóRDOBA HACEMOS POR CÓRDOBA

Schiaretti evita que los subsidios lo conviertan en ‘anti-Amba’ y compliquen su objetivo 2023

“No hay que sacarle fondos a una jurisdicción en particular para darle a otra”, dicen en el schiarettismo. La jugada de Nación para enfrentarlo con Larreta e incomodarlo con el distrito más poblado del país.

13-02-2022 00:59

“Schiaretti es el tipo que mejor lee la realidad política en el país. Se anticipa en todas y tiene mejor información que ninguno”. La frase corresponde a un sindicalista que esta semana estará negociando paritarias en El Panal y que jamás reconocería públicamente lo que le confió en off hace unos días a PERFIL CORDOBA

Pero sirve, lo dicho por el gremialista, para entender la sucesión de hechos que se produjeron en los últimos días y cómo sobre el final del viernes el schiarettismo salió a defender su postura en torno al reclamo de equidad en el reparto de subsidios. Aunque, aclarando en un tweet, cualquier tipo de malentendido que lo pueda dejar como un gobernador que avala la decisión de Nación de quitar 13 mil millones de pesos en el sistema porteño, abriendo una nueva tensión entre Casa Rosada y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. 

“Reiteramos la necesidad de que exista una ley nacional que garantice el reparto equitativo para las provincias, tal como lo señaló el gobernador Juan Schiaretti en su discurso de apertura del período legislativo”, publicó la cuenta oficial del Gobierno provincial sobre el final del viernes.

Y aclararon, una vez más, la concentración de alrededor del 85% de los subsidios al transporte público que salen desde Nación. “Por eso el boleto urbano cuesta $18 (en Amba) generando una desigualdad con el resto de las provincias”. 

Sin embargo, en el sexto tweet de un hilo de siete publicaciones, aclararon: “no se trata de aplicar un criterio para el Amba y otro para el resto del país como sucede en la actualidad; ni de sacarle subsidios a una jurisdicción particular para dárselos a otra, sino trabajar sobre el total de los fondos asignados de manera equitativa y federal”. 

Este mensaje fue el que se hizo viral entre la noche del viernes y la jornada de ayer, cruzado entre funcionarios provinciales y llegando incluso a los smartphones del entorno de Rodríguez Larreta. Cerca de Schiaretti no quieren que esto se convierta en el recorte de Nación a otro gobernante de distrito, y menos dejarle servida la maniobra al FdT para alimentar la tensión con el porteño. 

Para que lo amarillo destiña. No es nuevo que, para Nación, el cordobés es un dirigente de la oposición. Lo supieron siempre y no es que lo terminaron de confirmar ahora. En junio del año pasado, tras el último intento por la unidad en las Legislativas que anticipó PERFIL CORDOBA, ya sabían que arrancaba la carrera 2023 para Schiaretti. 

Y que eso lo obligaba a ser parte de la oposición. 

Sin embargo, tomaron nota de los gestos entre el accionista mayoritario del cordobesismo para con el PRO, partido en el que tiene relación personal con el expresidente Mauricio Macri, pero reconoce la capacidad política de Rodríguez Larreta, y ahí metió la cuchara Nación. 

Advirtieron el reclamo por subsidios y encontraron en el recorte a una treintena de líneas que circulan únicamente en territorio porteño, el motivo ideal para generar una tensión entre el cordobés y el porteño. Apostando a una fricción con miras a un posible acuerdo entre ambos el año próximo y que obligó a una serie de mensajes esta semana entre despachos de Caba y el Centro Cívico. 

No complicar el objetivo central: Schiaretti 2023. Sin embargo, además del enfrentamiento político, hay otra cuestión de la que tomaron nota en El Panal y es hacer peligrar la imagen de Schiaretti en el distrito más poblado del país con miras al objetivo de máxima del PJ cordobés: el 2023. Y el temor a pecar en el siempre difícil intento de desembarco de los cordobeses en el conurbano. 

La nacionalización de Schiaretti tiene un GPS que se puede bloquear en el Amba si avanzan los recortes y le quitan, además de fondos a Rodríguez Larreta, también al gobernador K, Axel Kicillof. 

“Nadie niega que es un reclamo del federalismo, pero tampoco podemos quedar como que avalamos un recorte a uno y no al otro. Porque si no se repite lo mismo que con el traspaso de fondos de la Policía del 2020”, recordó a este medio una persona que habla a diario con el gobernador. 

Y la fuente también suma otra preocupación del Centro Cívico: el mutismo del resto de los gobernadores. “Los debería beneficiar a todos. ¿Pataleamos nosotros y el resto no dice nada?”, dicen que se quejó Schiaretti en los últimos días. 

El as en la manga está en el Congreso. A pesar de ese silencio, en El Panal confían en la discusión legislativa como instancia clave. En primer lugar, para estrenar jugadores en ambas cámaras en el Congreso; pero segundo, y más importante, por ver cómo se mueven los legisladores de Juntos del interior. 

El peronismo de Córdoba sabe que el jueves, en la reunión de JxC, Larreta quiso buscar respaldo radical y un dirigente importante del interior lo paró en seco. Por lo que ve que es una buena oportunidad para que la UCR se posicione internamente en un conflicto no instalado por ellos. 

Además, si se tensa, en algunos despachos del Panal guardan la adhesión con la que se apuraron los legisladores cordobeses del PRO hace diez días y antes de que avanzara el recorte contra Larreta. “¿Qué van a hacer ahora si le quitan fondos a uno de sus jefes? ¿Van a sostener el apoyo de la semana pasada a nosotros?”, desafió un legislador peronista.  

 

PARITARIAS CORDOBA


La semana de las paritarias
La otra discusión de los próximos días será la paritaria con los estatales, con varias reuniones en agenda que marcan expectativa pero no preocupación. El lunes está convocado el SEP y el martes es el turno de Uepc; y ambos gremios ya fijaron el reclamo en un aumento del 60% para este 2021. 

Del otro lado, la ministra coordinadora provincial, Silvina Rivero aguarda con la cifra que puso en la discusión el ministro de Trabajo de Nación, Claudio Moroni, que habló en el orden del 40%. 

De todas maneras, tanto fuentes gremiales como en la Provincia no avizoran discusión larga. Es más, ni siquiera creen que la tensión con Nación pueda complicar financieramente la gestión de Schiaretti. 

“Es el único gobernador que puede sumar un impuesto y no le toca la imagen”, dijo un dirigente del PJ que además agregó: “no sé si los gremios están con ganas de ganar la calle. A lo mejor se cierra un buen número para la primera mitad del año y se guarda un resto para el final más cerca de las elecciones”. 

“Fue el único que no dio bono el año pasado y ninguno de nosotros salió a quejarse”, agregó un sindicalista. 
Además del vínculo con los estatales, el schiarettismo se rodeó de varios del sector privado que serán importantes en la interna de marzo, como las 62 Organizaciones que se sumó al operativo clamor “Schiaretti 2023” en los últimos días y tendrán un rol clave. 
 

En esta Nota