martes 27 de septiembre de 2022
CóRDOBA A UN MES DE LAS ELECCIONES

Schiaretti juega a fondo en Marcos Juárez y Juntos apuesta fuerte a sus figuras nacionales

En base a los números iniciales, el mandatario puso su ficha a ganador al binomio Crescente y Foresi, en su alianza con el vecinalismo local. La fórmula de “Unidos por Marcos Juárez” aventaja al oficialismo por 10 puntos según un promedio de todas las encuestas conocidas. El dellarossismo hace su apuesta en enarbolar la bandera del “kilómetro cero del cambio” y mostrar propuestas para renovar la gestión.

14-08-2022 00:49

“Schiaretti quiere ganar la elección en Marcos Juárez”, afirmó una de sus espadas políticas que tiene a su cargo el despliegue de la estrategia en territorio para lograr levantarle los brazos en alto a Verónica Crescente el domingo 11 de septiembre.

El armado schiarettista, en alianza con el vecinalismo local y con el objetivo de “municipalizar” la contienda electoral, a contramano de darle un carácter provincial y hasta nacional como planteaba inicialmente la estrategia oficialista de Juntos por el Cambio (JxC), viene dando sus frutos.

A cuatro semanas de las elecciones en la ciudad cabecera del departamento del sudeste provincial, el gobernador y sus espadas políticas en territorio avanzan a paso firme en la campaña local con un horizonte alentador de tener un pie en la intendencia.

El binomio Verónica Crescente – Eduardo Foresi (PJ + Vecinalismo) aventaja por 10 puntos según el promedio de todas las mediciones que examinan en los dos principales bunkers de campaña. Es la foto del momento, a un mes de los comicios, que registran la intención del voto local que para nada implica un panorama triunfalista de antemano.

De esta manera, razonan los “generales” de Schiaretti en territorio al analizar los números de los sondeos que ubican a Crescente en un escenario más que expectante de llegar a la intendencia y poner fin a la continuidad de la gestión oficialista de Pedro Dellarossa, quien recibió el apoyo de algunos referentes provinciales de Juntos por el Cambio Córdoba.

Elección local. El “Gringo” Schiaretti, con varias batallas electorales sobre el lomo y fiel analista de los sondeos de opinión pública, diseñó junto a su equipo y la dirigencia PJ-Vecinalismo, una estrategia a contramano de lo que planteó el oficialismo marcosjuarence de “provincializar” e incluso “nacionalizar” la contienda electoral, algo que viene perdiendo fuerza desde su génesis.

El factor “los de afuera son de palo”, expresión pronunciada por Schiaretti cuando visitó hace casi un mes la ciudad para brindar su respaldo a la ex funcionaria de Dellarossa, quien tras romper con el intendente macrista volvió a las filas del vecinalismo, marcó a fuego la táctica del peronismo para los comicios locales.

“Pretender transpolar una elección, que es local, en algo provincial o nacional es faltarle el respeto a los marcosjuarenses”, lanzó en esa oportunidad el mandatario y líder del PJ cordobés, quien se mostró junto al binomio opositor y los referentes peronistas del departamento, el ministro Carlos Massei y la legisladora Julieta Rinaldi.

“Acá no se elige gobernador, se elige intendente; propuestas y capacidad de gestión”, aseveró Schiaretti y advirtió: “Los que pretenden llevarse agua para su molino se pueden llevar una sorpresa”.

Las expresiones del máximo referente del peronismo cordobés, que a un mes de ser pronunciadas siguen vigentes, fue un tiro por elevación a los referentes de Juntos por el Cambio que dieron su apoyo explícito a Sara Majorel (la candidata oficialista) y Pedro Dellarossa, con el objetivo de proyectar en un escenario provincial la contienda local.

“Los de afuera son de palo”, la máxima de Schiaretti que repiten hoy sus “generales” en territorio, representó una estocada al corazón del poder municipal que aún sigue buscando el respaldo de figuras nacionales del PRO para dar batalla en su aspiración de que Majorel sea la continuidad del gobierno que se referencia en la coalición opositora en la provincia.

Incluso a riesgo de que sea un factor que se le vuelva en contra, el dellarossismo insiste en su estrategia de nacionalizar la disputa electoral con el leitmotiv del “kilómetro cero del cambio” y buscará exhibir fotos junto a referentes nacionales del PRO que todavía está por verse si bajan a territorio días antes de elección del 11 de septiembre. Hay respaldo y “fierros” para buscar contrarrestar una campaña empinada sobre la base de que se trata de un bastión aliancista que tiene un fuerte valor simbólico para JxC.

Por separado, Macri y Horacio Rodríguez Larreta tienen comprometida sus visitas a Córdoba que se esperan se concreten a fin de mes y primeros días de septiembre, pero aún no se sabe si irán a Marcos Juárez.

Listas. A medida que avanza el cronograma fijado por la Junta Electoral Municipal, el viernes pasado se presentaron cuatro listas de candidatos para disputar la elección a intendente, concejales y demás cargos municipales.

Las distintas fuerzas políticas se enfrascaron en una intensa jornada de rosca política, sumado al cumplimiento de los pasos legales para anotarse en la contienda electoral. Así el vencimiento del plazo de presentación de listas marcó el derrotero hacia el 11 de septiembre.

De esta manera, se confirmó la alianza “Unidos por Marcos Juárez”, encabezada por Verónica Crescente y Eduardo Foresi, junto a integrantes de una “lista ciudadana”, bautizada así por el entorno schiarettista que trabaja en territorio.

Por su parte, Sara Majorel y el actual intendente Pedro Dellarossa, conforman el binomio oficialista que llevan la marca de Juntos por el Cambio. Desde su génesis se buscó reflejar el peso específico del sello aliancista para darle fortaleza al alineamiento local en su intento de retener el poder del municipio.

El partido Encuentro Vecinal Córdoba, referenciado a nivel provincial en el ex legislador Aurelio García Elorrio, lleva como candidato a intendente a Guillermo Massa, secundado por Pedro Novello.

Por último, el Partido Laborista presentó a Nicolás Barrera y Estelista Luna como los principales candidatos de una lista de “perfil justicialista” que busca restarle votos al peronismo en su alianza con el vecinalismo.

A un mes de los comicios, el dellarossismo hace su apuesta en torno a una serie de propuestas diseñadas junto a estrategas del larretismo para oxigenar el gobierno. Mientras el schiarettismo sigue al pie de la letra la “municipalización” de la campaña con sus iniciativas de gestión. Sus candidatos marchan arriba apuntalados por una alta imagen positiva en la ciudad del gobernador Schiaretti (del 82%) y sostienen que Crescente tiene para crecer dentro del “voto independiente” y en los indecisos.

En esta Nota