lunes 26 de septiembre de 2022
CóRDOBA Gabriela Estévez

“Yo invité a dirigentes de la oposición a marchar en Córdoba y nadie fue”

Las diputadas del Frente de Todos y Juntos por el Cambio analizaron el impacto político tras el atentado a la vicepresidenta. Para Estévez, “hay un sector que viene instalando discurso de odio”. Rodríguez Machado replica: “El oficialismo se olvida que Hebe de Bonafini pidió probar las pistolas Taser con la hija de Macri”. En el programa ‘Con el diario del lunes’ fijaron posición frente a un tema que profundiza la grieta.

11-09-2022 00:52

-¿Qué opinión tiene sobre lo que sucedió con Cristina?
-Después del atentado a la vicepresidenta me había sentido satisfecha porque prácticamente todo el arco opositor salió a repudiar el hecho. En un principio fue una muy buena señal, pero pasaron 24/48 horas y eso comenzó a virar y me volvió la preocupación porque creía que a partir de lo que había sucedido se había marcado un límite muy claro, que tenía que ver con cierto consenso social que construimos en Argentina, relacionado al Nunca Más. Pero sectores de la oposición empezaron a poner en duda lo que había sucedido.

-¿No está ese consenso, más allá de algunos casos muy puntuales?
-Creo que en la sociedad sí, pero los que tienen la responsabilidad de detentar representación a veces se torna muy difuso y se puede volver anti democrático.

-¿Esto se puede profundizar? ¿Puede ir más allá de la grieta, de los dos extremos?
-No sé a qué te referís con los dos extremos…

-Si hay una grieta es porque hay dos extremos que la alimentan…
-No creo en eso: acá hay dos proyectos políticos. Ahora, si estamos hablando de los discursos de odio, no creo que haya dos lados. Hay un sector que viene preparando un escenario para que se generen situaciones de muchísima violencia. Lo digo no solo por lo que le ha pasado a la vicepresidenta, que es la situación más extrema, sino porque es algo sistemático y muy preocupante. Creo que en ningún caso hay que tratar de construir ‘la teoría de los dos odios’, sino tener en claro quiénes fomentan el odio.

-Para la marcha de Córdoba, ¿hubo convocatoria a la oposición?
-Sí, yo personalmente invité a dirigentes, no voy a decir a quiénes, pero lo hice. Y les dije que era la mejor señal que podíamos darle a la sociedad: marchar juntos, del brazo.

-¿Y qué pasó?
-Me dijeron que lo iban a conversar, pero nadie fue.

-¿No atrasan declaraciones como las de Mayans de frenar el juicio de Vialidad por este hecho de violencia contra la vicepresidenta?
-Creo que el senador lo dijo en el sentido de postergarlo para que CFK pueda recuperarse. Hay que atravesar la situación de saber que te gatillaron dos veces la cabeza, porque Cristina es una mujer, madre, abuela…

-¿Desde qué rol un senador le tiene que marcar los tiempos a la Justicia?
-No, creo que nadie tiene que marcarle los tiempos a la justicia…

-Pero Mayans lo hizo…
-No tengo explicaciones sobre lo que pueda haber dicho el senador en un contexto donde él está conmocionado.

-La lectura es clara: ‘para que haya paz social tiene que haber impunidad’.
-No, pero se leyó mal porque así se intentan leer las cosas. Él (por Mayans) comparte mucho tiempo con Cristina. A mí también me pasó, que he recibido amenazas de muerte y de violación, todos estamos muy conmocionados. El también atravesó la dictadura en este país y seguro influyó en lo que dijo.

En esta Nota