sábado 17 de abril del 2021
CORONAVIRUS Pandemia
16-04-2020 11:44

Las 6 recomendaciones clave de la OMS a los países para levantar la cuarentena

En su última Actualización de Estrategia, el organismo enumeró los requisitos para evitar la transmisión. El análisis del epidemiólogo Roberto Chuit.

16-04-2020 11:44

Esta semana la Argentina cumple un mes de aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus, que, por el momento, se extenderá hasta el próximo 26 de abril. Algunos sectores reclaman que se flexibilice la cuarentena para activar la economía, una de las grandes castigadas ante la emergencia sanitaria. Sin embargo, los expertos en salud recomiendan tomar precauciones para no echar por tierra todo lo logrado hasta el momento.

La declaración temprana de la cuarentena logró poner un freno a los contagios y evitar que los mismos crecieran de forma exponencial. De hecho, según los informes del Instituto de Investigación Epidemiológica (IIE) que elabora en el marco del programa de comunicación conjunta con Editorial Perfil el número de casos se encuentra por debajo de lo estimado.

Incluso se afirma que de mantenerse las medidas establecidas hasta ahora podríamos evitar el clásico “pico de casos” y tendríamos ante nosotros una meseta de acumulación de contagios. Ahora bien, Argentina como algunos de los países más afectados por el COVID-19 ya se plantean la opción de levantar el confinamiento e iniciar una transición hacia la reanudación de “normalidad” pre coronavirus.

En su última Actualización de Estrategia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una guía para garantizar un desconfinamiento seguro. En el documento se establecen seis requisitos que deberían cumplir los países que se planteen levantar la cuarentena (página 12).

El director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también los enumeró en una comparecencia telemática el pasado martes 14 de abril: 

  1. Que la transmisión esté controlada.
  2. Que el sistema de salud tenga la capacidad de detectar, testear, aislar y tratar cada caso y rastrear contacto.
  3. Que los riesgos de brote se hayan minimizado en ubicaciones especiales, como centros de salud y residencias de mayores.
  4. Que haya medidas preventivas en los lugares de trabajo, las escuelas u otros lugares esenciales a los que la población tenga que ir.
  5. Que los riesgos de casos de importados se puedan manejar.
  6. Que las comunidades estén formadas, comprometidas y capacitadas con las nuevas medidas.

 

¿Cuales de ellos cumple la Argentina? Consultado por esta cuestión el epidemiólogo Roberto Chuit, director ejecutivo del IIE indicó que el país, al tratarse de un territorio extenso con diferentes escenarios cumple en algunas zonas los requisitos y en otras no.

El propio presidente de la OMS sostuvo que el control efectivo será solamente posible cuando exista una vacuna, que según los cálculos de los científicos tardará por lo menos año y medio. No obstante, se puede considerar por el momento que eso se consigue cuando hay áreas en las que no circuló o que ya no está presente el virus

“Hay dos formas de comprobar que hay un control: o bien que en los últimos 14 a 20 días no se detecten casos o hacer estudios comunitarios serológicos, pero estos últimos son insumos realmente críticos”, consideró Chuit. Algunas partes de la Argentina cumplen con ello: como Jujuy que lleva 13 días sin registrar contagios o Catamarca y Formosa que no tuvieron ningún enfermo. No obstante, en otras áreas hay transmisión comunitaria y decesos diarios. “Por eso en ese punto se puede decir que nuestro país lo cumple de forma parcial”, consignó Chuit.

 

Con respecto al segundo punto, sobre la capacidad del sistema de salud, el epidemiólogo afirmó: “Argentina tiene una amplia red de profesionales y de equipos de salud que vienen trabajando hace mucho tiempo en la detección de las enfermedades virales tipo influenza. Está esa red tiene laboratorios, el Malbrán ha descentralizado ya los diagnósticos y hay un manejo con criterios clínicos de los pacientes uno puede decir que el país tiene una estructura sanitaria que le permitiría trabajar”.

Un requisito que por el momento no se cumple es el tercero, de que no haya riesgos de brote en ubicaciones especiales, como centros de salud y residencias de mayores. Por ejemplo, en Córdoba hubo 27 contagiados en un geriátrico donde un médico dio positivo de COVID-19 o clausuraron un geriátrico en Moreno.

“La experiencia de Argentina en espacios de alta vulnerabilidad por los casos que ocurren en distintos lugares como Córdoba o Moreno muestra que esa parte no estaría garantizada”, analizó el experto. En ese sentido, Chuit recomendó: “Tal vez los profesionales que atienden en esos espacios tendrían que tener exclusividad de atención en los mismos”.

 

En cuanto a la implementación de medidas preventivas en los lugares de trabajo o escuelas, la Argentina cumple de forma parcial. “Hay empresas que están haciendo estas tareas y lo estamos viendo a nivel comercio, donde hay pantallas en los supermercados, el uso de barbijo, etc. Está pero debería ser profundizado para que no existan estos riesgos de transmisión”, señaló el epidemiólogo.

Abrirse al mundo implica un riesgo de reintroducción y resurgimiento de la enfermedad, un escenario que por el momento Argentina no afronta pero que deberá hacerlo. “Si las fronteras se mantienen cerradas o hay controles estrictos de viajeros los riesgos de casos de importados se puedan manejar. Pero hay que analizar también lo que sucede dentro en cuanto a la circulación interna”, advirtió Chuit. 

Ya son 9.472 los detenidos o demorados por romper el aislamiento en CABA

Finalmente, en cuanto al compromiso de la población para acatar las medidas impulsadas por el Gobierno también hay un logro parcial. Hay zonas que se respeta el distanciamiento físico y la cuarentena pero en otras todavía hay retenidos y detenidos que violan el aislamiento

En resumen, el país de forma integral no podría salir de la cuarentena si nos atendemos a los requisitos de la OMS. Pero si se toman espacios específicos hay algunos que sí los cumplen en su totalidad y otros en parte. Así que va a depender de qué unidad de medida se toma para los procesos de liberación de este aislamiento”, concluyó Chuit.

 

Gráficos: Claudio Pignataro

En esta Nota