viernes 17 de septiembre de 2021
CORONAVIRUS Entrevista
05-08-2021 15:29

Leda Guzzi: "Todas las vacunas mantienen actividad robusta para prevenir formas graves y hospitalizaciones"

Leda Guzzi, médica infectóloga de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), confirma que la combinación de vacunas ofrece una excelente alternativa para completar los esquemas.

05-08-2021 15:29

Las demoras en la entrega del segundo componente de Sputnik V plantearon la necesidad de redefinir el cronograma de vacunación y las estrategias de aplicación.

En este escenario se desarrollaron los "estudios de plataformas heterólogas de vacunas para completar esquemas incompletos con Sputnik V componente 1", reveló la Dra. Guzzi en un diálogo exclusivo con PERFIL.

La investigadora de SADI anunció que dichos exámenes se enfocaron en la evaluación de 2 aspectos:

  • la seguridad: es decir, que no se produzcan efectos adversos serios;
  • y la inmunogenicidad, entendida como la capacidad de generar anticuerpos totales y neutralizantes.

Dra. Guzzi: "Se comprobó que la estrategia heteróloga no es inferior a la estrategia homóloga, por lo que se convierte en una excelente alternativa para completar esquemas, ya sea con AstraZeneca o Moderna"

Los resultados de la investigación indican que determinadas combinaciones mejoran la performance frente a las variantes existentes. Por ejemplo, la combinación de AstraZeneca con Pfizer-BioNTech "es segura y eficaz, incluso mejor que la aplicación de 2 vacunas homólogas", comentó Leda Guzzi. 

Con respecto a la variante Delta, la experta en infectología sostuvo que todas las vacunas "mantienen actividad robusta para prevenir formas graves y hospitalizaciones". Por lo tanto, se espera que "de volverse dominante la variante Delta, la curva de casos esté claramente disociada de la curva de hospitalizaciones y fallecimientos".

Gracias a la inmunidad otorgada por las vacunas, es muy probable que a pesar del incremento sostenido de los contagios, "las hospitalizaciones y la mortalidad se mantengan bajas", afirmó la Dra. Guzzi.

Todavía no hay evidencias, advirtió la médica, de la necesidad de una tercera dosis. Sin embargo, hay un subgrupo integrado por "pacientes inmunocomprometidos y ancianos" que se pueden beneficiar con el refuerzo de una tercera dosis en el mediano plazo. Se trata de casos específicos que "van perdiendo la inmunidad más rápidamente que los sujetos inmunocompetentes", declara la infectóloga. Estos estudios se encuentran en etapa de evaluación porque las vacunas llevan poco tiempo de aplicadas. Para definir la aplicación de terceras dosis, es necesario determinar previamente "que los anticuerpos han caído", concluye la doctora.