miércoles 28 de septiembre de 2022
CULTURA En pleno show

“¡Argentina, Argentina!” | Le robaron los auriculares al cantante de Maneskin y el público reaccionó de manera insólita

La banda italiana tocó en el país por primera vez y fue víctima de un saqueo de sus propios fans cuando Damiano David se tiró entre la gente desde el escenario.

14-09-2022 17:57

El show, la banda, los fanáticos, todo estaba pleno de energía y euforia. La primera presentación de Maneskin en la Argentina era un concierto sin precedentes, con sus características canciones: “I Wanna Be Your Slave”, “Zitti E Buoni” y la famosísima “Beggin”. El público, compuesto mayormente por adolescentes y algún que otro padre o madre, no paraba de cantar, gritar y saltar al son del rock “sucio y desprolijo” que daba la banda, y parecía más una hinchada de fútbol que meros espectadores de un show musical. 

A la mitad del recital, mientras tocaban “Touch Me” de The Doors, Damiano David, el cantante, se animó a nadar en la multitud como todo un rockstar. Lo que no sabía era que resultaría en un asalto por parte de la gente y, además de tomarle las obvias fotos y videos, lo bajaron al piso y aprovecharon para robarle su equipo de retorno. El cantante se lo tomó con humor, y a carcajadas pidió que “Por favor lo devuelvan, porque es un equipo costoso”. En respuesta al robo, una parte del público se coreó: “¡Argentina! ¡Argentina!”, como avalando la acción, para terminar reclamando: “¡Que lo devuelvan! ¡Que lo devuelvan!”.

Tras el incidente, siguió cantando muy profesionalmente, a su manera y cada cuatro o cinco canciones paraba el show para avisar a seguridad por si algún herido necesitaba ayuda. Es que el pogo suele traer consecuencias inesperadas.

“Amamos que sean tan efusivos, pero hay gente que está lastimada. Esto se trata de divertirnos, no de lastimarnos los unos a los otros. Por favor, dejen que el personal de seguridad les asista y levanten una mano si están lastimados.”

Para cuando concluyó el concierto, dijo “Les fuckin’ amamos, chicos”, dando a entender que no sólo sus fans disfrutaron al máximo la hora y media de rock que se dio en el Hipódromo Argentino de Palermo esa noche de domingo 11.

En esta Nota