lunes 05 de diciembre de 2022
CULTURA Misterio centenario

La historia post mortem de Joseph Haydn, el compositor al que le robaron la cabeza

Tras su muerte, el músico austríaco fue decapitado y su calavera tardó 145 años en volver a ser enterrada junto a su cuerpo.

09-10-2022 15:50

Franz Joseph Haydn murió el 31 de mayo de 1809 a los 77 años. Pero aunque era el compositor más reconocido de su época, el músico no pudo tener un funeral apropiado porque Austria, su país natal, estaba en guerra contra Napoleón. Por ese motivo, su cuerpo fue enterrado rápidamente en un cementerio de las afueras de Viena, la capital austríaca... pero su cabeza tuvo otro destino.

Considerado como el “padre de la sinfonía”, Haydn compuso trece óperas y 104 sinfonías. Sumado a esto, era amigo cercano de Mozart y mentor de Beethoven. También creó una melodía que se convertiría en el Deutschland über Alles, el himno de Alemania desde 1922 hasta su derrota en la Segunda Guerra Mundial.

Joseph Haydn
Considerado como el “padre de la sinfonía”, Haydn compuso trece óperas y 104 sinfonías. Foto: theguardian

Una "Cortina de Hierro" que dividió al mundo: cómo era el Muro de Berlín

Al momento de su muerte, Haydn fue enterrado en Hundsturm, un cementerio común ubicado en la periferia de Viena. A los cuatro días del sepelio, Joseph Carl Rosenbaum, un buen amigo del compositor, y su colega, Johann Nepomuk Peter, se dirigieron durante la noche a la tumba del músico. Una vez allí, le pagaron al sepulturero para que decapitase su cuerpo y les entregara su cabeza. Si bien ya había comenzado el proceso de descomposición por los días calurosos, lograron cumplir su cometido.

Rosenbaum y Peter eran expertos en frenología, una rama de la ciencia que sostenía que el intelecto y las habilidades mentales eran definidas por el tamaño, forma y proporciones del cráneo. Los hombres querían detectar el origen del “genio musical” del vienés, algo que, según ellos, lograron encontrar en su pabellón auditivo.

El cráneo de Haydn lo conservó Peter como parte de su colección y lo exhibía con orgullo en la repisa de su chimenea. Sin embargo, diez años después se lo donó a Rosenbaum, quien se dice que lo exponía en un mausoleo que había construido en su patio para que los visitantes pudieran verlo.

Joseph Haydn
Franz Joseph Haydn murió el 31 de mayo de 1809 a los 77 años. Foto: britannica.com

El día que el rey Luis XIV puso de moda las cirugías anales en toda Francia

El esfuerzo del príncipe Esterházy por recuperar la cabeza

Durante la mayor parte de su carrera, Haydn fue músico de la corte de los Esterházy, una de las familias aristocráticas más poderosas del Reino de Hungría. Cuando murió, el príncipe Nikolaus Esterházy II prometió que le daría una sepultura acorde a su posición, algo que no había sido posible debido a las invasiones napoleónicas a las que se enfrentaban.

Al año de la muerte, Nikolaus pidió autorización para exhumar el cuerpo y trasladarlo a Eisenstadt, la capital de los dominios de los Esterházy y donde Haydn había tocado numerosas veces. Si bien recibió el permiso, no continuó con su objetivo.

Diez años después, en 1820, el príncipe ordenó el traslado inmediato de los restos del compositor de Viena a la iglesia Bergkirche de Eisenstadt. Al momento de exhumar el cuerpo, se descubrió que la cabeza de Haydn había sido robada, lo que enfureció a Esterházy II. Debido a las numerosas exposiciones que habían hecho de la calavera, no tardaron en descubrir quiénes habían estado detrás del robo.

Joseph Haydn
Durante la mayor parte de su carrera, Haydn fue músico de la corte de los Esterházy, una de las familias aristocráticas más poderosas del Reino de Hungría. Foto: hafabramusic.com

Arturo Toscanini, el músico que se obsesionó con las partituras y sus amantes

Los funcionarios del príncipe le reclamaron a Peter el cráneo, pero éste dijo que se lo había dado a Rosenbaum. Cuando se presentaron en la casa de Rosenbaum, quien era empleado de la familia Esterházy, el hombre escondió la calavera debajo de su cama e hizo que su esposa fingiese dolores menstruales. Para no importunar a la mujer, los guardias registraron todo el lugar a excepción del colchón donde se encontraba, por lo cual no recuperaron la cabeza.

Ante la búsqueda fallida, Nikolaus decidió comprar la pieza a Rosenbaum. Cuando el ladrón se la entregó, el príncipe la hizo enterrar en la tumba junto a los restos del músico. Sin embargo, Rosenbaum lo había engañado ya que le había devuelto una calavera falsa. En 1829, poco antes de morir, confesó su ardid y le devolvió el cráneo original a Peter, quien lo conservó hasta que su viuda lo donó a la medicina en 1839.

Las dos cabezas de Haydn

Joseph Haydn 20221006
Haydn fue uno de los máximos representantes del período Clásico y el tercer gran clasicista vienés junto a Mozart y Beethoven.

Antes de ser devuelta a su dueño original, la cabeza estuvo en manos del doctor Karl Haller, que se la dio al patólogo Rokitansky, quien la archivó en el Instituto de Patología Anatómica de la Universidad de Viena. En 1895, los hijos de Rokitansky entregaron la calavera a la Sociedad de Amigos de la Música de Viena, tal como lo había pedido Rosenbaum en su lecho de muerte.

En 1923, el príncipe Paul Esterházy decidió construir una tumba de mármol para el compositor. En ese entontes, era sabido por la gran mayoría que la cabeza que descansaba junto al cuerpo de Haydn no le pertenecía. Para solucionar esto, el gobernante comenzó a negociar con la Sociedad de Amigos de la Música de Viena para recuperar la calavera.

Finalmente, en 1954 (145 años después de que el músico muriera), el cráneo volvió con su dueño original. El príncipe Paul no logró asistir a la ceremonia debido a que se encontraba condenado a un confinamiento de quince años en el bloque comunista de Hungría. Como no supieron que hacer con la calavera falsa y desconocían a quién le pertenecía, decidieron dejarla en la tumba junto a la auténtica. Por este motivo, en la actualidad Haydn descansa con dos cabezas.

mb / ds