lunes 17 de mayo de 2021
DEPORTES Escupir contra el viento
14-04-2021 14:48

Por qué el reclamo de Independiente por el partido con Racing quedará en la nada

El estéril reclamo de los Moyano por el polémico penal en el clásico de Avellaneda está destinado a morir sin que se logre ninguna modificación.

14-04-2021 14:48

Independiente solicitó formal y oficialmente a la AFA que anule el polémico clásico jugado la noche del sábado 10 de abril, en cancha del Racing Club, por la novena fecha de la actual Copa de la Liga Profesional. Tras noventa minutos parejos y mal jugados, merced a un penal inexistente, perdió –injustamente– sobre la hora. Pero...

Independiente sabe que el árbitro Mauro Vigliano, autor de tan equivocada sanción, no lo hizo desde la inmoralidad. Los antecedentes de Vigliano, en este sentido, son tan limpios como el archivo de pruebas en su contra demostrando que ‘se vendió’. Si hubiese ‘algo’ el club que maneja la familia Moyano lo habría anexado, ya lo sabríamos todos y se habría viralizado...

Independiente sabe que el propio Vigliano, casi inmediatamente que terminó el partido, reconoció el error, pidió disculpas, dijo que quería morir, que estaba mal y todo lo que en estos casos, por vía de la culpa asumida, el arrepentimiento confeso y el desconsuelo público, reivindica al humano que viste de árbitro y, como siempre, ilumina el viejo y famoso ‘Errare Humanum Est’ de San Agustín. Así, todas las dudas incendiarias que pudieren arder, más allá de la ‘apreciación errónea’ en un momento en el que ‘las ´pulsaciones están a mil’ y hay que ‘decidir en una fracción de segundo’, ya fueron sofocadas.

Independiente sabe que la queja futbolera existe desde que se cobró el primer gol y se decretó la primera derrota, hace un siglo y medio. Tiene claro que el error arbitral, la queja de los clubes y el ‘dar en nada’, conforman un ménage à trois tan sólido en la historia del fútbol, como la unión de tres cuerpos en el placer francés. Pero no pierde nada querellando, porque como cantaba Edmundo Rivero “¡Tirate un lance, la suerte es loca / como la boca de una mujer!”.

Independiente sabe que no tendrá éxito en su demanda, pero la hace porque el barullo mediático de su auto-victimización le conviene; predispone a los jueces a mirarlo con cariño en lo que resta del año y justifica en ‘otros’ –los referees– su bochornoso último lustro. El famoso ‘enemigo externo’ que camufla las oscuridades internas.

Independiente sabe que necesita ofrecer en los escritorios, aquello que en la cancha no consigue entregarles a sus socios. Y por eso protesta. Lo hace a partir de un único elemento –el error arbitral–, como si se tratase de un unicornio futbolístico y no del animal más común de la fauna pelotera: la ‘mancada’ de un árbitro.

La muerte del fútbol | El VAR es una puñalada por la espalda | (Novena entrega)

Independiente sabe que objetiva y técnicamente tiene razón, no hubo tal penal, pero legalmente no tiene respaldo alguno y mucho menos el Tribunal de Disciplina podría sentar un precedente vinculante o persuasivo de este tipo. Si le diese la razón establecería un insostenible ‘stare decisis’ (locución latina que interpretativamente se traduce como “mantenerse con lo ya decidido”): la AFA recibiría tres o cuatro pedidos de anulación de partidos por fecha y por divisional.

Independiente sabe que pedirle a Claudio ‘Chiqui’ Tapia que recuerde la carta que él mismo, como presidente de la AFA envió a CONMEBOL, reclamando luego del partido Brasil-Argentina en la Copa América de Brasil, es decirle ‘olvídese de esto, como se olvidaron los de la confederación sudamericana que ni la hora le dieron’. Por respeto y vecindad, aquí habrá elegante respuesta, pero nada más.

Independiente sabe que está escupiendo contra el viento, pues, en su misma queja dice: “El Reglamento de Transgresiones y penas de la AFA no contiene ningún artículo sobre la rectificación de errores gravitantes del árbitro...”. Y enseguida refuerza la propia desnaturalización de su pedido comentando: “Sabemos que casos como el presente son excepcionales e infrecuentes...”. ¿Entonces qué? ¿Pedimos leche en la farmacia y carne para milanesas en la perfumería?

Con polémica y sobre el final Racing se quedó con el clásico ante Independiente

Independiente sabe que solicitando “la anulación del penal y la repetición del partido desde el minuto 90 por los minutos restantes o en su caso se decrete el empate en el partido”, demuestra que ni ellos mismos tienen claro qué cosa pedir, como resarcirse y como AFA debe indemnizarlos.

Independiente sabe que el director nacional de arbitraje de AFA, el ex referee Federico Beligoy, se anticipó a todos y ya sancionó al infractor, Mauro Vigliano, parándolo ‘una fecha’, la próxima. Por un lado, con el castigo, cerró el expediente demostrando el actual ‘Zeitgeist’ arbitral (significa el espíritu de un tiempo); y por otro lado, minimizó el error al prohibirlo de dirigir un partido, que más o menos significa ‘muy poco’ si es que no representa ‘nada’. “A llorar a la iglesia” dirían en mi pueblo.

Independiente sabe que al comparar su frustración en el clásico con la anulación de una amonestación ‘mal dispuesta’, al jugador Martín Galmarini, de Tigre, como sucedió en 2011 y otras tarjetas posteriores, como la de Nicolás Domínguez de Vélez Sarsfield, no jerarquiza su dolor ni eleva la categorización de su perjuicio, sino todo lo contrario. Sin embargo, demanda justicia como si se tratase del caso Dreyfus.

La muerte del fútbol | Engañame que me gusta (segunda entrega)

Independiente sabe que al invocar a CONMEBOL por algún fallo en favor de un equipo brasileño, como fue el ‘caso Dede’, del club Cruzeiro de Belo Horizonte, cuya tarjeta roja en el primer partido ante Boca no le impidió jugar el segundo, no hace más que abrir el vademécum sudamericano de aquello que no puede aducirse jamás por temor a caer en las pantanosas aguas del rio de las sospechas. ¿Cómo cantaba Joan Manuel Serrat en ‘Esos locos bajitos’? “Que eso no se hace, que eso no se toca (...) deja ya de joder con la pelota...”. CONMEBOL nunca es buen ejemplo.

Independiente sabe que no se beneficia escribiendo en su petitorio reivindicativo que “han existido ya a nivel mundial antecedentes de partidos que se han repetido por un penal mal cobrado: El caso de Sudafrica y Senegal, en 2016, por las eliminatorias para el mundial y, antes, el de 2006 entre Uzbekistán y Bahrein. En ambos casos un penal mal cobrado y un penal mal anulado, la FIFA ordenó se vuelvan a disputar los partidos cuestionados”. Independiente no se beneficia con esas citas porque equivale a decir que la honestidad de su demanda está inspirada en la figura de Julio De Vido y los condenados del ‘Lava Jato’ brasileño. Esos partidos pre-mundialistas son las mayores vergüenzas de una FIFA que las cosecha como los rionegrinos a sus manzanas: en cajones y anualmente...

Independiente sabe que no es un ejemplo válido cuando quiere comparar su situación a la del encuentro de 25 años atrás, entre Huracán Corrientes y River Plate, cuando el Tribunal de Disciplina decidió anular un gol luego de agresión al arquero y reanudar el partido 1 a 1. Ese partido del 13 de noviembre de 1996 fue suspendido a los 26 minutos de juego, cuando restaban disputarse 64 más. No tiene ningún parentesco referencial con el 1 a 0 de Racing a Independiente que se jugó normalmente y completo. Pero usa el dato para fingir que llegará a una instancia similar, lo que obviamente no sucederá porque el propio reglamento impide que se reanude un juego donde solo restaba un par de minutos del ‘tiempo de descuento’.

La muerte del fútbol | Mala praxis (cuarta entrega)

Independiente sabe que los ‘memes’ de la hinchada de Racing, ‘cargándolo’ con el reconocimiento del error para disfrutar aún más la victoria –aunque sea triste es así–, lo condicionan emocionalmente y nada más que emocionalmente para avalar su derecho de reclamo y estar bien con su conciencia. Recordando que en algunos de esos ‘memes’ están anexadas las jugadas –injustas, por cierto– que lo favorecieron ante Racing en años anteriores y nunca hubo consecuencias posteriores... Así, solo un milagro bíblico anularía este cotejo. Pero, ya lo decía Enrique Santos Discépolo en el tango "Cambalache": “El que no llora no mama...”.

Independiente sabe que distrae el foco de aquello que realmente valdría la pena iluminar cuando en su pedido dicta sentencia (“debe anularse el penal sancionado y reanudarse el partido desde ese momento con falta a favor de Independiente”), cuando escribe su propio manual de procedimientos que debería adoptar el Tribunal afista (“deberá tomarse declaración al árbitro, a los posibles testigos involucrados en los hechos y recabarse toda la información que resulte pertinente a esos efectos”, además de “instruirse sumario y suspenderse el resultado hasta tanto...”) y cuando formula otras peticiones adicionales (investigar la conducta del rival Maggi y retirar la amonestación pos-partido de su jugador Insaurralde...).

La muerte del fútbol | El crimen casi perfecto (Octava entrega)

Independiente sabe que está ‘gastando pólvora en chimangos’, que se queja para ejercitar el argento hobby del reclamo, que abre el paraguas para su casi segura ausencia en el cuarteto de su Zona ‘B’ que clasificará para Cuartos de Final, que no será escuchado porque no tiene que ser escuchado, que no fue traicionado ni dañado intencionalmente, que el fútbol ‘es así’ y, por ello, no desconoce que está perdiendo el tiempo.

Lo que Independiente no sabe, o a lo mejor también lo sabe, es que peor que su grito hueco es hacerle perder el tiempo a un Tribunal que necesita dar curso a más de doscientos expedientes semanales... El presidente Hugo Moyano, el Secretario Héctor Maldonado y el resto de la comisión directiva, tanto como la afición ‘roja’ precisan resignarse, guardar sus balas para guerras ganables y además de entender que no fueron los primeros en ‘perder así’ ni serán los últimos, necesitan pensar como Cicerón: “Es mejor ser víctima de una injusticia, que cometerla a otro”. Y olvidarse de Racing, porque cruel no es esta derrota, que hasta tiene su costado digno; cruel fue el 7 a 0 que ellos le metieron a su vecino en 1940...

* Ex director asociado de ‘Diario Perfil’, creador de la icónica revista ‘Solo Fútbol’ y autor de la serie ‘La muerte del fútbol’ que se vehicula en este sitio.