viernes 23 de julio de 2021
ECONOMIA Evitar dolores de cabeza
22-06-2021 13:32

5 consejos sencillos para lograr el uso "perfecto" de la tarjeta de crédito

Aprovechar al máximo esta herramienta financiera requiere provechar utilizarla con responsabilidad y evitar generar deudas que se conviertan en una carga excesiva en el presupuesto mensual.

22-06-2021 13:32

La tarjeta de crédito es una herramienta indispensable para gestionar las finanzas personales, pero su uso incorrecto puede hacer perder mucho dinero al titular del plástico.

Esta herramienta financiera puede ser un auténtico crédito de bolsillo para:

  • afrontar gastos inesperados
  • financiar consumos por encima de los ingresos
  • dividir pagos en cuotas
  • aprovechar descuentos y beneficios
  • e incluso obtener adelantos de efectivo a través de cajeros automáticos

Sin embargo, si no se la utilizar con cautela, y siguiendo algunas premisas, puede convertirse en un gran dolor de cabeza. Desde el Banco de la Provincia de Buenos Aires acercan cinco consejos sencillos para considerar y asegurar un buen uso de los plásticos. 

1) Evitar el pago mínimo

Cuando se abona sólo el “pago mínimo”, el saldo impago se traslada al próximo mes con una tasa de interés. Actualmente, la tasa máxima está determinada por el BCRA y es de 43% anual. 

Finanzas personales: Tips a tener en cuenta para ahorrar más eficientemente

Sin embargo, al igual que con el resto de los créditos hay costos adicionales a la tasa de interés, como por ejemplo impuestos, gastos administrativos y seguros. Todos estos ítems, que varían según el banco y el tipo de operaciones y consumos realizados, hacen que la deuda sea mayor. Es lo que se conoce como Costo Financiero Total (CFT).
 

2) Los adelantos de efectivo

Las tarjetas de crédito ofrecen la posibilidad de extraer dinero a través de un cajero automático. Esta operación se llama adelanto de efectivo y el dinero no proviene de la cuenta de la persona usuaria, sino que es un préstamo que brinda la tarjeta. Al igual que ocurre con el pago mínimo, la tasa está actualmente regulada por el BCRA, que la fijó temporalmente en 43% anual.  Sin embargo, financiarse de esta manera suele ser más costoso que obtener un adelanto de haberes o un crédito personal, operaciones que también se pueden realizar desde el cajero automático o a través del home banking.

3) No excederse en los consumos sólo para aprovechar un descuento

Al pagar con tarjeta de crédito se pueden aprovechar diversos beneficios: descuentos, cuotas sin interés, puntos que se pueden canjear por productos o millas, en el caso de estar adherido al programa Aerolíneas Plus. Pero cuando los consumos son mucho más elevados que los ingresos resulta inevitable financiar una parte del resumen y ese costo adicional puede llegar a ser mayor al beneficio obtenido al realizar la compra.

4) No acumular tarjetas

Muchos especialistas en finanzas personales recomiendan no llevar más de una tarjeta de crédito en la billetera para que, cuando la tentación sea inevitable, la acción de gastar de más no encuentre respaldo.  Pero además, utilizar más de una tarjeta genera más gastos de mantenimiento, renovación y comisiones, dependiendo de las características del producto y el paquete que la persona haya contratado con el banco emisor.  

Millennials sostenibles

Y otro detalle no menor: al tener los consumos repartidos en dos plásticos es más difícil llevar un control de los gastos acumulados.

5) Planificar los consumos con la tarjeta dentro de un presupuesto global

Incluir a la tarjeta de crédito en un presupuesto que estime ingresos y gastos es fundamental para organizar las finanzas personales.  La mayoría de la gente efectúa este cálculo mentalmente y de forma estimativa, pero lo ideal es llevar un registro a través de una planilla o una simple libreta.  La capacidad de ahorro mensual es un buen parámetro para evaluar hasta dónde gastar con la tarjeta, porque si los consumos superan ese límite habrá que ajustar en otros rubros o refinanciar una parte del resumen. 

LR CP