miércoles 10 de agosto de 2022
ECONOMIA Comercio bilateral

El comercio con Brasil cerró 2021 con superávit: apuntan a las trabas para importar

Un informe de la consultora Abeceb explica que el factor que mayor injerencia tuvo en el comercio bilateral con Brasil fue la caída de las importaciones como consecuencia de las trabas al comercio exterior.

05-01-2022 11:51

En 2021, las  exportaciones a Brasil alcanzaron los u$s 11.949 millones en 2021 superando por muy poco a unas importaciones que acumularon u$s 11.883 millones. Según Abeceb, gracias al valor positivo que arrojó el comercio con el país vecino en el último mes, el año pasado cerró con un superávit de u$s 66 millones (contra un déficit de USD 592 millones para 2020).

Sin embargo, la consultora resalta en su último informe que el superávit comercial no fue sólo fruto de un buen desempeño de las exportaciones argentinas, sino que, por el contrario, el factor que mayor injerencia tuvo en el comercio bilateral fue la caída de nuestras importaciones como consecuencia de las trabas al comercio exterior implementadas por las autoridades argentinas.

Ignacio De Mendiguren: "El FMI debería celebrar la recuperación en lugar de mirar el riesgo país"

En diciembre, el comercio bilateral se mantuvo en niveles elevados y a pesar de la reducción del superávit, permitió cerrar el año con un saldo levemente positivo. En números, el Intercambio Bilateral con Brasil alcanzó los u$s 2.373 millones consolidando una recuperación tras dos años de fuertes caídas. Por su parte, el saldo comercial alcanzó el cuarto mes consecutivo de superávit llegando a los u$s 96 millones, lo que permitió alcanzar un saldo anual positivo.

En cuanto a las importaciones, en diciembre totalizaron u$s 1.139 millones y fueron las más elevadas de todo 2021, mostrando una suba interanual del 42% y un aumento mensual del 8,7%. Se destacan las importaciones de “Productos semiacabados, lingotes y otras formas primarias de hierro o acero” que fueron equivalentes a u$s 66,6 millones ese mes y mostraron un incremento interanual de casi el 700% en el acumulado anual dada la fuerte recuperación de la industria siderúrgica argentina, traccionada por el sector automotriz, la construcción y los electrodomésticos.

Por el lado de las exportaciones, las mismas totalizaron los u$s 1.235 millones con una desaceleración en su variación interanual y una caída en términos mensuales del 8,8%. En su composición, se destacan las exportaciones de energía eléctrica, que alcanzaron los u$s 133,7 millones en diciembre y los u$s 1.061,8 millones en todo 2021 debido a la dificultad que está teniendo Brasil para generar energía como consecuencia de la fuerte sequía que viene transitando hace varios meses. También, cabe mencionar los fuertes incrementos en las exportaciones de Vehículos para Pasajeros, de Trigo y Centeno sin moler.

Estados Unidos anota su segundo mayor déficit comercial

Qué se puede esperar para 2022

Desde Abeceb publicaron que las expectativas para este año del comercio internacional no son tan alentadoras como en 2021, algo que sin dudas afectará también el bilateral. La desaceleración en el crecimiento mundial, la suba de tasas de la FED junto con la normalización de la política monetaria de la mayoría de los países y el riesgo incipiente de un resurgimiento de la pandemia con nuevas variantes (como Ómicron) acompañado de sus respectivas complicaciones en la producción (cuellos de botella en la oferta, falta de insumos) son algunos de los factores que podrían reducir los flujos comerciales internacionales.

En particular, estos factores podrían verse profundizados para el comercio bilateral dada la desaceleración en el crecimiento de ambas economías (incluso una posible recesión en Brasil), la elevada incertidumbre política (año electoral en Brasil y acuerdo con el FMI en Argentina) y otros aspectos que también deben ser tenidos en cuenta. En esta línea, debido a las escasas reservas con las que cuenta el BCRA parece poco factible que se levanten las restricciones a las importaciones del sector automotriz, lo que sin dudas reducirá las importaciones provenientes de Brasil. A su vez, se estima que la sequía en Brasil continuaría al menos durante el primer trimestre, lo que mantendría en niveles elevados las exportaciones de energía eléctrica hacia nuestro país vecino.

El informe concluye señalando que si bien 2021 fue un año que mostró buenos desempeños en los flujos comerciales bilaterales y le permitió a Argentina alcanzar un superávit, la historia no sería la misma para 2022, un año en que los obstáculos internos y externos llevarían a una moderación en los flujos comerciales.
 

RM / LR