domingo 05 de abril de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / Crisis y devaluación
lunes 25 noviembre, 2019

La caída del peso borra US$860m de algunos bonos extranjeros

Dos gigantes corporativos argentinos están a punto de recoger grandes ahorros cuando los bonos que vendieron hace años comiencen a vencer en los próximos meses, gracias a una depreciación catastrófica de la moneda.

Ezra Fieser y Pablo Gonzalez

Donald Trump junto a Mauricio Macri. Foto: NA
lunes 25 noviembre, 2019

Dos gigantes corporativos argentinos están a punto de recoger grandes ahorros cuando los bonos que vendieron hace años comiencen a vencer en los próximos meses, gracias a una depreciación catastrófica de la moneda.

La estatal petrolera YPF SA, la firma financiera Banco de Galicia y su filial de tarjeta de crédito Tarjeta Naranja SA adeudan aproximadamente US$292 millones de los US$1.150 millones que pidieron prestados entre 2016 y 2017. Esto se debe a que el capital es un monto fijo en pesos, a pesar de que son bonos globales emitidos en dólares. El peso, que cotizaba en aproximadamente 15 por dólar cuando YPF y Galicia vendieron los bonos, se depreció a cerca de 60 por dólar.

Para el director ejecutivo de YPF, Daniel González, los ahorros servirán de munición mientras lucha por mantener su cargo después de que el presidente electo, Alberto Fernández, asuma el cargo el 10 de diciembre. González, exbanquero, ayudó a estructurar el bono que vence, lo que le ahorrará a la compañía más de US$560 millones cuando se pague el capital en julio.

El acuerdo fue un rompehielos para ventas similares de otras compañías, incluido el Banco de Galicia. Ahora, González utiliza la venta de deuda como prueba de su perspicacia financiera, según personas con conocimiento directo del asunto.

Juicio a la economía de Macri (Parte I)

González, quien comenzó como director financiero de YPF en 2012 después de que la administración de Cristina Fernández de Kirchner se apoderó de la compañía en manos de Repsol SA, es bien conocido por los miembros del gobierno que asumirá el poder el próximo 10 de diciembre, a quienes les dijo que está listo para continuar cumpliendo con sus deberes como director ejecutivo, siguiendo la orientación política de la nueva administración, comentaron las personas, que pidieron no ser identificadas ya que las conversaciones son privadas.

González no respondió a correos electrónicos o llamadas en busca de comentarios. Un representante de Banco de Galicia confirmó las cifras de los bonos vinculados al peso de la empresa, rechazando hacer más comentarios, mientras que un representante de YPF declinó hacer comentarios.

Inversores han vendido estos bonos de Argentina por depreciación del peso

Los inversores aumentaron la deuda cuando se vendieron los bonos, ya que le apostaron a que el programa de reforma del presidente Mauricio Macri proporcionaría un viento a favor. En ese momento, se consideraba que las notas serían otra oportunidad para obtener beneficios del resurgimiento económico del país después de años de gobierno populista y proteccionista.

Macri, quien asumió el cargo a fines de 2015, se había comprometido a revivir la economía y controlar la inflación. Eso fue suficiente para ganarse a los inversores, que también invirtieron dinero en un bono gubernamental a 100 años emitido por la nación con una conocida tendencia al incumplimiento.

Los bonos vinculados al peso fueron atractivos, con pagos de tasas de interés superiores a 20%. El cupón flotante es igual a la tasa interbancaria del país, conocida como Badlar, más un margen. Los saludables desembolsos atrajeron a inversores extranjeros, entre ellos BlackRock Inc. y Schroders Plc, según datos compilados por Bloomberg.

Juicio a la economía de Macri (Parte II)

Representantes de Schroders y BlackRock declinaron hacer comentarios.

Los valores comenzaron a perder su atractivo el año pasado cuando el peso se disparó en medio de una economía en desaceleración, una inflación obstinada y un creciente déficit presupuestario. El Gobierno buscó una línea de crédito récord del Fondo Monetario Internacional y el banco central aumentó las tasas de interés, que actualmente se sitúan en 60%.

Macri perdió en su intento de reelección ante Fernández, quien hizo campaña sobre políticas de izquierda, incluidos los precios regulados de la energía y la priorización de los pagos de pensiones. Según datos recopilados por Bloomberg, los inversores valorarán una probabilidad de incumplimiento de 96% en los próximos cinco años.

Los precios de los bonos de YPF y Galicia se desplomaron a medida que la caída del peso redujo los rendimientos. Se negocian en aproximadamente 20 centavos por dólar, según datos compilados por Bloomberg, ya que los inversores esperan obtener cinco veces menos en dólares que la cantidad emitida.

Las notas de Banco Galicia vencen en febrero, mientras que Tarjeta Naranja en abril pagará 33% del capital adeudado en virtud de un cronograma de amortización que finaliza en 2022.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4956

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.