ECONOMIA
Dia mundial del queso

Con precios por encima de $1500 el kilo, el queso ahora se consume "en pedacitos"

Las empresas tienen que adaptarse al nuevo consumo de la mesa de los argentinos. La variedad más vendida sigue siendo la de los quesos de pasta blanda, aunque crece el gusto por consumir productos de calidad.

Día Mundial del queso 20230327
Día Mundial del queso. | Gza de Luz Azul

Este 27 de marzo se conmemora el Día Mundial del Queso para homenajear uno de los alimentos más apreciados por los consumidores y que cuenta con más de 2.000 variedades en todo el mundo.

En la Argentina de hoy, los quesos de pasta blanda, considerablemente más baratos que los de pasta dura, son los más elegidos por la billetera de los consumidores, aunque también se compran en fracciones cada vez más limitadas. 

La inflación de febrero que publicó INDEC, mostró que el rubro de los alimentos fue el que más volvió a presionar el costo de vida. En el desagregado de una selección de alimentos, bebidas y otros artículos para el GBA, se ve que el kilo de queso cremoso aumentó un 9,9%, pasando de $1.454,26 a $1.598,01 respecto a enero. En la misma línea, los quesos pasta semidura pasaron de 2.743,77 a 2.897,27 (5,6%) y los pasta dura, de $2800 a 2.965,87 (5,9%)

El equipo económico llamará a empresarios para discutir Precios Justos y el rumbo de la inflación

Gabriela Benac, directora de Luz Azul, una pyme láctea bonaerense, aseguró que "los argentinos siguen consumiendo quesos pero ahora compran en tamaños más chicos, el famoso “pedacito", y aseguró que siguiendo esta lógica de consumo, en los locales de ventas de la compañía empezaron a cortar porciones más chicas para atender esta necesidad.

"Somos muy conscientes de que para el consumidor se han vuelto inalcanzables los precios de muchísimos alimentos", destacó.

Y en la misma línea agregó; "Hoy un queso está por encima de los $1.000 el kilo. Notamos que los más vendidos son los de pasta blanda, que coincidentemente son los más económicos”, dijo, al tiempo que indicó que por eso están haciendo grandes esfuerzos por mantener bajos los precios, pero sin resignar nada de calidad. “Lo hacemos a costa de un gran achique del margen como un modo de seguir produciendo y sosteniendo la producción pese a la caída de la rentabilidad”, aseguró.

Tabla de quesos
Tabla de quesos: un clásico de las picadas, pero con precios complicados para los bolsillos de los argentinos. 

 

Para Benac las ventas reflejan la elección de la mesa de los argentinos. "Entre la gran cantidad de variedades, el cremoso sigue siendo el más vendido por su precio y múltiples formas de usarlo", reconoció y agregó que "en 2022 se vendieron 1 millón de kilogramos de este tipo de queso y, en paralelo, hubo un incremento del 40% en las ventas del queso sardo estacionado y de un 50% del queso muzzarella".

Industria, exportaciones y datos curiosos sobre los quesos

Las cifras indican que en el país hay más de 1.000 queserías de diferentes tamaños que emplean directa o indirectamente alrededor de 70.000 personas. 

Las pymes industriales lácteas son muy importantes, en tanto logran diversificar la venta. “Las pymes lácteas ya tenemos un lugar en la mesa de los argentinos", aseguró Benac de Luz Azul. "Tanto las pequeñas como las medianas empresas nos esforzamos mucho. Podemos crecer gracias a la inversión, al esfuerzo y a la innovación. Nuestros productos y servicios igualan y, hasta, superan a las grandes compañías. Y el directo de fábrica es nuestro gran atributo para tener precio y calidad”, agregó la ejecutiva.

“Con-sumo” derecho del consumidor

En cuanto al nivel de producción, se elaboran unas 400 mil toneladas de más de 300 variedades de quesos por año, lo que convierte a nuestro país en el mayor productor de Latinoamérica (y séptimo a nivel mundial) y el principal consumidor de Sudamérica con unos 13 kg por habitante. 

Aunque este número dista bastante de los países que más consumen que casi triplican la cifra, porque tal como explicó Soledad García, gerente de Marketing de Tregar, "Grecia es el lugar del mundo en el que se come más queso, con unos 37 kilos al año por persona"

Frecuencia de compra de productos lácteos 20230327
Fuente: OCLA

 

En esa línea de países que son importantes en el mundo del queso, García ubicó a Norteamérica como el mayor jugador. "Estados Unidos es el mayor productor de quesos en el mundo con 4.300 millones de toneladas/año", dijo. 

En 2022, las exportaciones argentinas crecieron 5,7% frente al mismo período del 2021. Y del total exportado, el mayor volumen correspondió al tipo pasta blanda, representando 56,2%, seguido del tipo pasta semidura (33,6%) y luego por el tipo pasta dura (9,6%), como explica CREA en su último informe del sector.

Por otra parte, una variedad que viene creciendo en las ventas externas es el queso azul, que para la empresa santafesina San Ignacio representa 85% de su producción. 

"En 2021 pusimos en marcha un ambicioso plan de inversiones orientado a aumentar las capacidades de elaboración, así como también la continua revisión y mejora de nuestros procesos productivos", afirmó Alejandro Reca, CEO de San Ignacio. Y agregó que ese plan en curso incluye el desarrollo de nuevos destinos internacionales, la introducción de nuevas y aggiornadas presentaciones -como el desarrollo de porciones (cuñas)- y la expansión en capacidad productiva. 

Los 3 quesos más caros del mundo

Pero, si piensan que el queso está caro en la Argentina, no hay como dar un vistazo a este top 3 de los mejores productos en el mundo.

Hay países que se llevan la medalla de oro, porque venden queso que cotizan las 4 cifras en euros. Así lo detalló García, de Tregar, "Serbia elabora el queso más caro del mundo. Se trata del ‘pule’, hecho con la leche de una raza autóctona de burras de la que sólo quedan 100 ejemplares en el mundo. Su precio es de 1.000 euros el kilo", aseguró.

Por su parte, agregó que Reino Unido produce un queso de lujo: el White Stilton Gold, edición especial del stilton blanco (llamado Long Clawson’s Stilton Gold) que sólo se elabora en fechas especiales como Navidad. En su producción se incluyen virutas de oro amarillo comestibles. Su precio puede superar los 700 euros el kilo

Y finalmente sumó a Suecia, que cuenta con el Moose House hecho a base de la leche de tres grandes alces llamadas Gullan, Haelga y Juna, las que únicamente pueden ser ordeñadas entre mayo y septiembre. Su valor se ubica entre los 850 y los 1.000 euros el kilo