martes 30 de noviembre de 2021
ECONOMIA Déficit fiscal
04-01-2021 13:15
04-01-2021 13:15

La pelea de fondo en el Gobierno: cumplir con el FMI o evitar el ajuste de tarifas

Desde el ala dura de la coalición buscan evitar el ajuste de las tarifas con miras a las elecciones, mientras que para Hacienda está el desafío de los compromisos que se asuman con el FMI.

04-01-2021 13:15

El inicio de 2021 comienza a mostrar un panorama de mayor tensión en cuanto al manejo de la situación fiscal, ya que desde el Ministerio de Economía buscan cumplir con el objetivo de generar condiciones de una reducción importante del déficit fiscal para este año, que incluso podría mejorar la pauta del 4,5 por ciento establecida en el Presupuesto, planteo que estaría en contra de la idea que tiene el ala dura del Gobierno.

Precisamente, Perfil consultó con fuentes gubernamentales, quienes aseguraron que el objetivo de tener una reducción del déficit fiscal en este año "vendrá de la mano de un fuerte crecimiento en la recaudación tributaria y no de ajustes en el gasto público". "Ya sabemos lo que ha pasado con los ajustes en el gasto en la Argentina. El recuerdo más cercano es lo que ocurrió en el gobierno anterior", sostuvo una fuente de Gobierno.

Sin embargo, se admite que desde Hacienda hay una visión "algo distinta", porque se considera que si bien habrá mejora en la recaudación impositiva de este año, advierten que el esquema de subsidios está empezando a tener una mayor presión sobre el Presupuesto.

De hecho, en los últimos días hubo aumento de subsidios para atender la situación de empresas de transporte de pasajeros y también de prestadores de salud. A la vez, se resolvió postergar el incremento de las tarifas de los servicios públicos hasta, por lo menos, el mes de abril, al tiempo que se atenuó la suba de los precios en la medicina prepaga.

Estas últimas medidas implican, en concreto, un aumento del gasto público en el mismo inicio de 2021, en momento donde la pandemia y la evolución de la actividad económica y la recaudación impositiva tienen un panorama incierto.

Jorge Cherro: la medidas de protesta de las clínicas privadas fue por el "congelamiento de los aranceles"

Precisamente, ante esta situación, algunos consultores económicos advierten que el problema para el ministro de Economía, Martín Guzmán, será tratar de reducir el déficit fiscal, acordar una meta con el FMI y a la vez resistir los embates del "ala dura" del Gobierno para "gastar más y evitar el incremento de los precios regulados en un año electoral".

Sobre este punto en particular, Christian Buteler resaltó que "el Gobierno está preocupado por la inflación, sobre todo en este año que es electoral, y por eso se posterga el ajuste tarifario, con lo cual hay que destinar mayor gasto público". "Esto significa un aumento de subsidios y eso impacta directo sobre el déficit. Es siempre la sábana corta, porque el mayor déficit habrá que financiarlo con emisión monetaria o con deuda y por consiguiente, eso también es inflacionario", recalcó.

Para el especialista, otro de los aspectos significativos que habrá que tener en cuenta con respecto al gasto y el balance fiscal es la presión que ya mismo enero empieza a tener la nueva deuda. "La nueva deuda es un tema a tener en cuenta. Por ejemplo, este mes vencen unos 200.000 millones de pesos y por lo tanto, lo cual implica un desafío muy grande, porque si a los vencimientos de deuda se le agrega incremento del gasto y del déficit eso podría tener impacto luego sobre la brecha cambiaria", recalcó.

Por orden de Alberto Fernández, Ginés González García anuló el aumento del 7% a prepagas

 

Por su parte, Jorge Neyro, de la consultora ACM, puntualizó que "el Gobierno deberá hacer un equilibrio muy fino, con muy poco margen, si se quiere reducir el déficit fiscal, generar condiciones para evitar mayor inflación y cumplir con los objetivos que acuerden con el FMI y encima manejar las presiones políticas sobre el gasto en un año electoral".

"Estimo que hay un cierto margen para mejorar el balance de las cuentas públicas que vendrá de la mano de una actividad económica un poco más sostenida y un crecimiento en la recaudación impositiva. Entonces, podríamos ver una mejora de la actividad y una reducción del gasto por el lado de la finalización de los programas de IFE y ATP, pero habrá que ver también como sigue la pandemia", recalcó Neyro.

Para el economista, el Gobierno podría conseguir este año una mejora en la recaudación de retenciones y la recomposición paulatina de la actividad económica", a la vez que admitió que "se deberá trabajar en forma muy equilibrada en cuanto al gasto público, sobre todo en materia de subsidios".

Es indudable que desde el sector más duro de la coalición de Gobierno ven con preocupación el incremento inflacionario que se está produciendo desde hace ya cuatro meses.

Consultores prevén más aumento de la inflación para los próximos meses

 

De hecho, algunos consultores estiman que la previsión de inflación para este año del 29 por ciento "está totalmente desactualizada", ya que consideran que la inflación piso se situará en torno al 40 por ciento, un tema que tendría un singular costo político con miras a las elecciones de octubre.

Pero el ministro de Economía, Martín Guzmán y sus principales asesores coinciden en que hay que dar algunas señales concretas para los mercados y el FMI en cuanto a la administración fiscal.

El tema del balance de las cuentas públicas y la proyección de una reducción en el déficit presupuestario será el gran tema que se seguirá conversando con el FMI hacia fines de este mes con miras a un nuevo acuerdo con el organismo multilateral.

LR