miércoles 25 de mayo de 2022
ECONOMIA Análisis
24-03-2022 10:20

Exportar en Argentina, una tarea titánica

El reciente aumento a las retenciones al aceite y la harina de soja pone en desventaja al agro local frente a sus pares de los países vecinos que producen y exportan los mismos productos, sin tener que tributar ningún impuesto por sus transacciones.

24-03-2022 10:20

De acuerdo a un ranking del Banco Mundial, la Argentina se encuentra entre los cinco países que más tributos generan a las exportaciones.

Producir y mantener las inversiones en el país es una tarea titánica de los empresarios que hacen malabares, a pesar de cobrar el cincuenta por ciento de las divisas que generan. El Gobierno, pareciera no hacerse eco de esta situación, disponiendo medidas arbitrarias para el sector.

Schiaretti volvió a rechazar las retenciones: “son un mal impuesto”

El reciente aumento a las retenciones al aceite y la harina de soja del 31 al 33 por ciento, incrementa el malestar de los productores argentinos ya que nuevamente se ven en desventaja con sus pares de los países vecinos que producen y exportan los mismos productos, sin tener que tributar ningún impuesto por sus transacciones.

El mayor problema, la pérdida de competitividad

Estamos cediendo terreno y competitividad con este tipo de resoluciones. Por ejemplo, en Brasil, no hay impuesto alguno para la exportación de aceite y granos, lo que fomenta las políticas de exportaciones.

En este sentido la Argentina siempre va a contramano ¿Quién va a venir a invertir a la Argentina, si para exportar cada vez te piden pagar más impuestos y lo que cobrás, lo cobrás por la mitad?

Por decreto, suben retenciones a la soja y se crea el Fondo de Estabilización del trigo

Debemos tener cuidado con incentivar a la desindustrialización. El Gobierno castiga las exportaciones e incrementa la incertidumbre cuando lo que necesitamos es agregar valor, generar empleos y lograr más inversiones.

Estamos en un momento de oportunidades para nuestro país, debido a la guerra entre Rusia y Ucrania. Los mercados de aceite de girasol y  trigo quedaron liberados, y la argentina podría cubrirlos rápidamente, pero no creo que podamos hacerlo con estos “incentivos”.

* Presidente Grupo Delia Flores; Especialista en Comercio Exterior y Logística Internacional